Pregunta del mes: ¿Son necesarias las subastas para alcanzar los objetivos renovables previstos en el PNIEC?

Share

Sí, las subastas son absolutamente necesarias. Dado el ingente volumen de MWs que se requiere instalar para cumplir con los objetivos a 2030, un posible mecanismo para las mismas, sería el que está reclamando el sector – ,y que ha sido de aplicación en diversos países a nivel internacional -, esto es, que los concursantes pujen por un precio fijo para la energía generada durante un plazo temporal. Lo que se conoce como PPAs Públicos.

Sobre este tipo de subastas, apunto tres ideas fundamentales:

1) Permitiría la financiación de los proyectos con un alto grado de apalancamiento, largos plazos ajustados a la vida útil de las instalaciones y a unos costes financieros competitivos, por la participación en la financiación de fondos de deuda e inversores institucionales con apetito de este tipo de mecanismo de subasta, lo que acabaría repercutiendo a los consumidores por la eficiencia de este tipo de financiación.

2) Igualmente, por lo anterior, se garantizaría la disponibilidad de fondos privados en el mercado para financiar la totalidad del PNIEC, actualmente limitada dicha financiación a la capacidad de recursos de una lista no muy amplia de bancos comerciales y al BEI.

3) Sería conveniente regular de manera adecuada la temeridad en las ofertas, por ejemplo, eliminando aquellas que se desvíen en determinado exceso de la media, para evitar ofertas anormalmente bajas o no ajustadas al LCOE real de los proyectos.

Igualmente, son necesarias para garantizar una programación que permita a las empresas, fabricantes, proveedores, EPCistas, inversores, …, disponer de un calendario plurianual lo más aquilatado posible hasta el 2030 sobre el que planificar su actividades en España, y no estar sujeto a los picos que derivan de un volumen importante de subastas en 2016 y 2017, y nula actividad en este sentido en los años 2018 y 2019.

Igualmente no es positivo, que existan retrasos, y en unos años concretos se adjudiquen subastas por encima de lo que puede asumir el sector, como ya pasó con las subastas de 2016 y 2017, en las que se adjudicaron 8000 MW de golpe, para lograr el objetivo del 20% de renovables en energía final en 2020, y que a la postre se ha confirmado fue una adjudicación de MWs excesiva, en la medida que parece confirmado que como mínimo entre 1.000 y 1.500 MW no llegarán a tiempo para cumplir con el deadline de 31 de diciembre de 2019.

En todo caso, el PNIEC aspira a instalar unos 50 GW renovables hasta 2030 y el Miteco quiere otorgar un mínimo de 3.000 MW anuales mediante las subastas, por lo que seguirá habiendo espacio para proyectos alternativos promovidos mediante PPAs privados, merchant o autoconsumo.

Íñigo Prior, Director de BDO Financial Advisory España | Head de Infraestructuras y Proyectos.

Ver respuestas anteriores:

Joost Samsom, socio fundador de Voltiq

Kim Keats, Director de EKON Strategy Consulting

UNEF

Eduardo de San Nicolás, CSO de Soltec

Martin Schachinger y Gema Garay, analistas de pvXchange

Pedro Fresco, Especialista en los mercados eléctrico y gasista españoles

Antonio Delgado Rigal, CEO de Aleasoft Energy Forecasting

Javier Revuelta, Principal en Pöyry Management Consulting

Daniel Barman, Head of Energy Management de Grenergy

Tomás García, Managing Director, Solar & Wind Projects, Spain & Portugal en Baywa re

Joan Groizard, director general de IDAE

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.