Uno a uno, todos los proyectos de fabricación confirmados de la cadena de valor fotovoltaica en Europa

Share

 

Europa sigue siendo uno de los mayores mercados de instalaciones solares del mundo; sin embargo, su otrora próspera base de fabricación se detuvo hace una década, ya que los competidores asiáticos superaron en precio y suministro a sus pares europeos a una velocidad asombrosa.

Con perspectivas de que se produzca un despliegue de energía solar cada vez mayor y con los problemas de sostenibilidad cada vez más presentes, los llamamientos para que se recupere una capacidad de fabricación nacional significativa se han hecho más fuertes en los últimos años. Puede que en 2022 se les dé respuesta.

El pasado mes de abril, el Consejo Europeo de Fabricantes de Energía Solar (ESMC) afirmó que, al menos, el 75% de la demanda fotovoltaica en Europa debería estar cubierta por la producción nacional. Sin embargo, como señala pv magazine en su próximo número de marzo, en 2020, Europa tenía 22,1 GW de capacidad de producción de polisilicio en funcionamiento, pero solo 1,25 GW de capacidad de producción de obleas solares, 650 MW de capacidad de células solares y 6,75 GW de capacidad de producción de módulos solares, según las cifras publicadas por el Instituto Fraunhofer de Sistemas de Energía Solar (ISE) en su informe Photovoltaics Report, de 2021. Por lo tanto, la industria tiene un camino que recorrer si quiere alcanzar capacidades significativas.

En la siguiente entrevista, Johan Lindahl, secretario general de la ESMC, habla con pv magazine sobre la situación actual, los retos y oportunidades a los que se enfrentan los fabricantes europeos de energía solar y los planes que se han identificado para alcanzar capacidades a escala de GW.

 

Johan Lindahl, secretario general de la ESMC
Foto: Pernilla Sjöholm

 

pv magazine: ¿A qué retos se enfrentan los fabricantes europeos? ¿Dónde están las oportunidades?

Johan Lindahl: Hemos identificado varios retos para la competitividad de la industria fotovoltaica europea:

  • Subvenciones, préstamos, créditos y ayudas fiscales invisibles, pero amplias, en China.
  • Subvenciones visibles y amplias en Estados Unidos y la India.
  • Despliegue limitado de las innovaciones fotovoltaicas de la UE en el mercado local y falta de protección de la propiedad intelectual y las patentes en los mercados exteriores.
  • Estrictas normas europeas de fabricación y mano de obra que no se reflejan en las normas respectivas fuera de la UE.
  • Posible aumento de los precios de los componentes fotovoltaicos y problemas en la cadena de suministro como problema estructural.

 

En cuanto a las oportunidades, hemos identificado varias, entre ellas:

 

  • La producción industrial fotovoltaica en Europa está empezando a ser competitiva en cuanto a costes. Recientemente, las diferencias de precio entre los productos europeos y asiáticos han disminuido debido a los costes actuales de producción y transporte y al aumento significativo de los plazos de entrega de los productos asiáticos. La fabricación fotovoltaica europea podría ser competitiva en cuanto a precios si se dan dos condiciones: Capacidades de fabricación fotovoltaica a escala de GW y cadenas de valor de fabricación completas en Europa. La UE necesita mantener cadenas de valor completas para al menos una parte de nuestras necesidades sin necesidad de importaciones, a pesar de que las importaciones seguirán siendo, por supuesto, un factor importante.
  • Europa sigue ocupando una posición de liderazgo en la innovación de la tecnología fotovoltaica, pero esto solo puede seguir siendo así si existe una base de fabricación industrial. La tradicional tecnología de superficie posterior de aluminio de las células solares (Al-BSF), con una eficiencia de conversión energética del 18-22%, está siendo sustituida actualmente por la tecnología de emisor pasivado y contacto posterior (PERC) y sus variantes, que permite a la energía solar alcanzar eficiencias más altas, del 20-24%, con solo un coste moderado en la actualización de las líneas de producción. El siguiente paso hacia las células fotovoltaicas de alta eficiencia de tercera generación permitirá alcanzar eficiencias aún mayores, del 23 al 26%, basadas en tecnologías de heterounión (HJT) o TOPCon. Estas células pueden producirse hoy en día a un coste similar al de las células PERC, en el rango de precios de 20-30 euros ct/Wp, lo que da lugar a unos LCOE de la electricidad solar competitivos o incluso inferiores debido a las mayores eficiencias de los módulos premium más costosos. Hay más mejoras tecnológicas posibles en el futuro, desde las células en tándem de Perovskita-Si con una eficiencia superior al 30%. Estos avances tecnológicos siguen siendo la punta de lanza en Europa, preparando el camino para el despliegue mundial de la energía fotovoltaica a escala de teravatios.
  • Se han creado marcos políticos europeos para el desarrollo a largo plazo de las energías renovables. El «Green Deal» europeo y la ola de renovación han generado la confianza de inversores y promotores.
  • Han surgido principios de sostenibilidad, neutralidad de carbono y diseño ecológico, junto con criterios concretos que se están estudiando, incluidas las medidas anunciadas recientemente para abordar las distorsiones de las subvenciones extranjeras en el mercado de la UE. Estos principios se convirtieron en el motor de la transformación de la UE hacia sistemas energéticos y economías verdes e innovadoras. La creciente preocupación de todos los clientes por la huella de CO2 tendrá consecuencias estructurales para la industria de fabricación fotovoltaica. Los módulos fotovoltaicos producidos en Europa utilizando energía y recursos con un balance de CO2 favorable y evitando el transporte de larga distancia pueden mostrar parámetros de diseño ecológico mucho mejores que los actuales productos asiáticos, y este aspecto aumentará su importancia en los próximos años.
  • Ha surgido una posible ventaja competitiva para la fabricación europea de energía fotovoltaica debido a las nuevas formas de desplegarla en sistemas integrados. Se están desarrollando diversas soluciones innovadoras que están creciendo rápidamente en varios sectores, como la fotovoltaica integrada en edificios (BIPV), la fotovoltaica integrada en vehículos (VIPV), la fotovoltaica flotante y la agrovoltaica. Las empresas europeas de fabricación fotovoltaica podrían beneficiarse de los requisitos específicos europeos y locales, ya que los sistemas integrados son más exigentes en cuanto a soluciones personalizadas.

 

¿Qué parte de la cadena de valor de la fabricación solar está representada actualmente en Europa, desglosada por segmentos y capacidades? ¿Qué áreas deben reforzarse?

No tenemos cifras para cada parte de la cadena de valor, pero estas son las cifras generales en 2020:

  • 11% de la producción mundial de silicio fotovoltaico: 22,1 GW de capacidad de producción (Elkem y Wacker)
  • 1% de la producción mundial de obleas solares de silicio fotovoltaico: 1,25 GW de capacidad de producción (Norsun, Norwegian Crystals y EDF Photowatt)
  • 4% de la producción mundial de células de silicio fotovoltaico: 0,65 GW de capacidad de producción (Solitek/Valoe, Enel, Ecosolifer)
  • 3% de la producción mundial de módulos: 6,75GW de capacidad de producción (en 29 empresas diferentes)
  • 25% de la producción de inversores

Y esto en un contexto en el que Europa instalará el 15% de toda la capacidad fotovoltaica del mundo en 2020. Así que tenemos que reforzar la producción de obleas, células y módulos si queremos ser más autosuficientes.

Actualmente, Europa tiene un déficit comercial negativo bastante grave en lo que respecta a las células y módulos fotovoltaicos. La siguiente tabla muestra el valor total comercializado en Europa como región de la categoría de aduanas internacionales; Dispositivos semiconductores fotosensibles, incluidas las células fotovoltaicas, ya sean ensambladas en módulos o formadas en paneles; y diodos emisores de luz.

 

 2016 [millones de dólares]2017 [millones de dólares]2018 [millones de dólares]2019 [millones de dólares]2020 [millones de dólares]
Importaciones europeas6 3316 4848 10710 47210 414
Exportaciones europeas1 7011 6451 7211 5651 767
Déficit comercial-4 629-4 838-6 386-8 907-8 647

 

¿Qué planes de fabricación europeos se ejecutarán en 2022/2023?

A continuación, se presentan algunos ejemplos de planes de ampliación de la capacidad que se han comunicado oficialmente. Estamos al tanto de algunos grandes proyectos adicionales, pero aún no han sido comunicados oficialmente:

 

EmpresaPlanes de fabricación
Meyer BurgerInició 400 MW de capacidad de células y módulos solares en 2021. Para 2022, esto debería ampliarse a 1,4 GW para las células solares y 1 GW para los módulos. A largo plazo, se apunta a volúmenes de producción de 5 GW por año.
Greenland Giga FactoryUna fábrica de módulos PERC de 5 GW integrada verticalmente en Sevilla. El inicio de las actividades de producción está previsto para diciembre de 2023.
Enel Green PowerLa fábrica de módulos solares de heterounión del sur de Italia pasará de 200 MW a 3 GW a mediados de 2024.
MCPVLa empresa portuguesa planea una línea de producción totalmente integrada de 300 MW para mediados de 2022, y en total 15 GW para el futuro.
Unigreen EnergyPlanea 1,3 GW para obleas de tipo n, 1 GW para células solares y unos 500 MW para módulos fotovoltaicos en Kaliningrado. La finalización está prevista para marzo de 2023.
RECFábrica de módulos 4 GW HJT en Francia. Está previsto que la planta entre en funcionamiento en 2022, con una producción de 2 GW al año, antes de alcanzar su capacidad final en 2025.
Saule Technologies Inauguró una fábrica de células en línea piloto de perovskita en Wrocław, Polonia, en 2021, y ha iniciado los trabajos para construir una línea industrial eficiente con una capacidad de 100 MW.
Solarge B.V.Está desarrollando una fábrica de módulos 300 MW en 2022 en Eindhoven, Países Bajos.
Kioto Energy
Actualmente tiene 150 MW de producción de módulos enAustria, pero esta capacidad aumentará a 450 MW a finales de año. A partir de entonces, el objetivo es añadir unos 300 MW de capacidad extra cada dos años.
Karpat Solar Ha comprado equipos a MondragónAssembly y tiene previsto poner en marcha una fábrica de módulos de 100 MW a finales de 2021 en Rumanía.

 

La industria de fabricación de baterías de la UE está dando sus primeros pasos (hoy mismo se ha conocido de manera extraoficial que Volkswagen abrirá su planta de baterías en Sagunto) y uno de los objetivos es establecer un panorama de fabricación sostenible. ¿Cómo se aborda el tema de la creación de una base de fabricación solar sostenible?

La ESMC ha trabajado en dos frentes. En primer lugar, hemos convencido a la Comisión Europea de la necesidad de una nueva estrategia solar que aborde la situación de la fabricación fotovoltaica. En este sentido, el reconocimiento de la necesidad de autonomía estratégica y soberanía tecnológica se completó en mayo de 2021 en la actualización de la Nueva Estrategia Industrial de la UE y los documentos que la acompañan, al reconocer que la construcción de una industria de fabricación fotovoltaica de tamaño considerable en la UE también reduciría las interrupciones de suministro y los riesgos de calidad.

En segundo lugar, en el verano de 2021, el ESMC inició el marco de la IPCEI para la fabricación fotovoltaica en cooperación con las organizaciones asociadas de la Iniciativa Solar Europea. La iniciativa PVIPCE está abierta a todos los socios industriales e institutos de investigación europeos de fabricación fotovoltaica que dedican sus esfuerzos a garantizar la competitividad sostenible de la fabricación fotovoltaica europea a lo largo de toda la cadena de valor.

Cincuenta miembros, entre los que se encuentran empresas de fabricación fotovoltaica e institutos de investigación, de 14 países europeos ya se han unido a la iniciativa y se está trabajando en cinco grupos de proyecto de la IPCEI.

El marco PV-IPCEI se dedica a crear la demanda de incentivos de apoyo asegurando al menos 20 GW de capacidades de fabricación fotovoltaica sosteniblemente competitiva a lo largo de toda la cadena de valor para 2025 en la UE, con vistas a escalar a 100 GW para 2030, representando así al menos el 15% de la futura cuota de mercado global.

El marco PV-IPCEI y los proyectos a escala de gigavatios tienen como objetivo impulsar las capacidades de fabricación de energía fotovoltaica en la UE, abordando cuestiones de dependencia estratégica y permitiendo innovaciones de investigación y proyectos de infraestructura a través del marco industrial integrado. La circularidad de la producción fotovoltaica y las soluciones fotovoltaicas integradas son componentes esenciales del marco para garantizar la sostenibilidad y la ventaja competitiva del sector fotovoltaico europeo. La producción fotovoltaica local en Europa podría beneficiar a la transformación ecológica y a toda la economía, ya que tiene menos emisiones de CO2 y reducirá la dependencia de las importaciones de Asia.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.