En dos años entrará en operación una fábrica de módulos PERC verticalmente integrada de 5 GW en España

Share

 

El que podría denominarse principal centro de investigación en energía solar de Europa, el Instituto Fraunhofer ISE con sede en Alemania, ha compartido con pv magazine que la startup española Greenland se propone establecer en España una fábrica de producción fotovoltaica “altamente automatizada del orden de 5 GW al año e integrada verticalmente, es decir, a lo largo de toda la cadena de valor, desde el material hasta la oblea y la célula solar, pasando por el módulo solar”.

Fraunhofer ISE apoya este proyecto en calidad de asesor, y supervisará desde la planificación de la fábrica hasta el desarrollo conjunto de tecnologías avanzadas de células, pasando por el apoyo técnico.

“Para garantizar la competitividad internacional necesaria en este entorno de mercado altamente competitivo, se utilizará una tecnología de producción de última generación, totalmente conectada, en el espíritu de la Industria 4.0”, explica el Instituto.

 

Antecedentes

La empresa de ingeniería también con sede en Alemania Bosch Rexroth, subsidiaria de la más conocida Robert Bosch, se encarga de la planificación y el diseño de la fábrica.

En 2019, Fraunhofer ISE recibió el encargo de la VDMA (Asociación de la Industria de Ingeniería Mecánica, con sede también en Alemania) de realizar un estudio sobre la competitividad de la industria fotovoltaica europea. Uno de los criterios clave identificados fue que los bajos costes de fabricación para la producción local/regional en Europa solo pueden lograrse si se pone en marcha una fábrica con un tamaño mínimo adecuado. Otra conclusión significativa del estudio es que, teniendo en cuenta que los costes de fabricación actuales son inferiores a 0,20 €/Wp, la parte de los costes de transporte de los módulos, así como de los subcomponentes, está aumentando y se acerca al 10%. “Por tanto, la producción local cerca del mercado de destino y el establecimiento de una cadena de valor local son esenciales para la rentabilidad de la producción fotovoltaica europea y la independencia de las importaciones”, explica Fraunhofer, y añade que “con una tarificación justa de las emisiones de CO2, Europa puede hacer valer sus ventajas gracias a una huella de CO2 de los módulos significativamente menor gracias a la combinación de electricidad europea en comparación con las importaciones asiáticas”.

 

Dos años de cuenta atrás

Sevilla ha sido la ciudad elegida para establecer la fábrica, que se ubicará dentro de una zona franca en el puerto de Sevilla. Para ello, se ha creado una nueva empresa, Greenland, que pretende poner en marcha la construcción de dicha fábrica con una capacidad de producción de 5 GW anuales en los próximos dos años. «Estamos muy satisfechos de que Greenland nos haya elegido como socio para la selección de la tecnología de puesta en marcha», afirma Jochen Rentsch, jefe de departamento en el área de tecnologías de producción fotovoltaica del Fraunhofer ISE, y añade: «También acompañaremos a Greenland durante la puesta en marcha y el desarrollo tecnológico posterior de la empresa.»

Fraunhofer afirma que la compañía ha elegido “tecnología de vanguardia, ya que es la única manera de gestionar un rápido aumento de la producción hasta alcanzar los 5 GW de capacidad”, necesarios para que el proyecto sea competitivo.

Se fabricarán obleas de silicio monocristalino en formato M10 para las células solares PERC, que se instalan en módulos de media o triple célula multibuscar de, al menos 540 W, de potencia.

Los módulos solares fabricados no solo serán de última generación, sino que su producción también será pionera: «Junto con Greenland y el Fraunhofer ISE, estamos creando en Sevilla una fábrica del futuro altamente innovadora, totalmente flexible y completamente conectada a la red, para el prometedor mercado de las células solares en Europa», explica Thomas Fechner, jefe de la División de Productos de Nuevos Negocios de Bosch Rexroth.

El director del Instituto Fraunhofer ISE, el profesor Andreas Bett, considera que este proyecto es una señal más de que las empresas e inversores europeos han reconocido que ha llegado el momento de devolver a Europa no solo la soberanía tecnológica sino también la industrial en el campo de la energía solar. «Los centros de investigación europeos están desarrollando actualmente algunas de las tecnologías más avanzadas del mundo, por ejemplo, las células solares en tándem que alcanzan las mayores eficiencias, lo que conlleva una reducción del espacio y un ahorro de material, pero también tecnologías de producción sostenibles que tienen en cuenta la economía circular y el reciclaje. Promover la inversión en estas tecnologías clave a nivel de la UE reforzará el liderazgo europeo en tecnologías estratégicas clave».

Actualmente, en España se está construyendo también una fábrica para la fabricación de silicio UMG de grado fotovoltaico: la española Aurinka PV Group ha creado una joint-venture con FerroGlobe, llamada FerroSolar R&D y propietaria de la tecnología que se utilizará en la planta de Ferrosolar OpCo que se está construyendo en Puertollano  y que pronto entrará en operación.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.