Francia también define los estándares de la agrovoltaica, ¿para cuándo España?

Share

 

La Agencia Francesa de Medio Ambiente y Gestión de la Energía (Ademe) ha definido nuevas normas para la agrovoltaica en una nueva serie de publicaciones dadas a conocer en su página web. Los documentos proporcionan una definición de «agrivoltaïsme», junto con una guía para los criterios de clasificación.

«Una simple clasificación de proyectos por tipo de sistema fotovoltaico y/o por cultivo no es posible en el estado actual de los conocimientos», afirma la agencia. «Nuestro trabajo ha permitido crear un árbol de decisiones, que es una verdadera herramienta para analizar e identificar los proyectos más virtuosos. El análisis caso por caso de los proyectos es esencial para evaluarlos y posicionarlos en el gradiente de clasificación propuesto.»

La Ademe define la agrovoltaica de la siguiente manera: «Una instalación agrovoltaica es un sistema fotovoltaico cuyos módulos se ubican en la misma superficie de una producción agrícola, a la que aportan los siguientes servicios, sin causar una degradación cualitativa y cuantitativa significativa del rendimiento agrícola, ni tampoco una reducción de los ingresos generados por la actividad agrícola. Servicio de adaptación a los cambios climáticos, servicio de protección a eventos climáticos extremos, servicio de mejora del bienestar animal, servicio agronómico para cultivos específicos».

Los proyectos agrovoltaicos deben implicar siempre la presencia de un agricultor. Estas instalaciones también deben ser reversibles y adaptarse a las condiciones locales, sin dañar el medio ambiente. Las instalaciones agrovoltaicas también deben ser adaptables a las nuevas condiciones.

«Se ha propuesto una definición más precisa de la agrovoltaica y se basa en la noción de sinergia entre la producción agrícola y la producción fotovoltaica en la misma superficie de la parcela», explica Ademe. «La instalación fotovoltaica debe prestar un servicio en respuesta a un problema agrícola. Por ejemplo, un sistema agrovoltaico puede consistir en módulos fotovoltaicos situados por encima de la producción vegetal para protegerla del exceso de luz solar, para limitar el estrés hídrico mediante un efecto de sombreado, o para reducir los riesgos asociados a condiciones climáticas como el granizo o las heladas. Así, a la vez que producen energía, este tipo de dispositivos pueden, en determinadas configuraciones, prestar un servicio beneficioso a la producción agrícola del lugar».

En junio de 2021, las empresas solares francesas Sun’Agri, REM Tec, Kilowattsol y Altergie Développement et Râcines anunciaron la creación de France Agrivoltaisme, el primer organismo comercial del mundo para el sector agrovoltaico.

Este mismo año, el presidente de Francia, Emmanuel Macron dio a la agrovoltaica «reconocimiento presidencial» al afirmar que se convertirá en uno de los principales pilares del sistema energético francés.

 

Otros países sí; España, no

El sector solar italiano definió este año las normas para la agrovoltaica: tres asociaciones italianas de energías renovables identificaron con extrema precisión la superficie a utilizar para la generación de energía en las dos configuraciones agrovoltaicas más comunes. Antes, el Gobierno anunció que destinará 1.100 millones de euros a agrovoltaica, con los que espera desplegar 2 GW de esta modalidad fotovoltaica.

Alemania ya lo hizo con la creación de una norma DIN en abril del pasado año: representantes de 15 empresas agrícolas y solares, entidades de investigación y organismos de certificación de Alemania elaboraron la norma DIN SPEC 91434, un nuevo conjunto de normas propuestas para la agrovoltaica, que se publicó en mayo y que establece que, para que un proyecto pueda denominarse agrovoltaico, el rendimiento obtenido por la agricultura debe ser superior al obtenido por generación de electricidad. Este año, Fraunhofer ISE ha calculado el sobrecoste de la agrovoltaica en Alemania.

Portugal lanzó el pasado año una convocatoria agrovoltaica dotada con 10 millonesSe trata de una convocatoria para la instalación de paneles fotovoltaicos en explotaciones agrícolas existentes con una dotación de 10 millones de euros y una ayuda que puede alcanzar el 70% de la instalación.

En España, según APPA, se estaría trabajando en un documento similar a corto plazo. Mientras tanto, algunas empresas siguen anunciando como agrovoltaicos proyectos en los que no desbrozan la maleza bajo las placas o aquellos en los que se usan ovejas para este fin.

La industria y la ciencia, en cambio, sí parecen haber reconocido la importancia del sector: la valenciana Axial ha creado un seguidor diseñado especialmente para agrovoltaica. El AgriTracker de se adapta a cada tipo de plantación, es apto para diferentes pendientes, admite diferentes tipos de cultivo en una misma planta solar y optimiza los periodos de luz y sombra cada momento del día y estación.

También científicos de la Universidad de Córdoba han determinado el espacio geométrico necesario para rentabilizar el cultivo entre filas de paneles solares.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.