Italia destina 1.100 millones de euros a agrovoltaica y 2.000 a comunidades energéticas y almacenamiento

Share

El Gobierno italiano ha anunciado que invertirá 1.100 millones de euros en el apoyo a la agrovoltaica como parte de su plan de recuperación post-Covid de 220.000 millones de euros.

El plan prevé el despliegue de sistemas agrovoltaicos con una capacidad total de 2 GW, lo que bastaría, según las estimaciones del Gobierno dirigido por Mario Draghi, para generar unos 2.500 GWh al año.

La inversión tendrá como objetivo «la implantación de sistemas híbridos de producción agrícola-energética que no comprometan el uso de las tierras dedicadas a la agricultura, sino que contribuyan a la sostenibilidad medioambiental y económica de las explotaciones». El plan incluye apoyo financiero para las actividades de seguimiento, según el borrador del documento del plan.

La inversión pretende hacer más competitivo el sector agrícola reduciendo los costes de suministro de energía «que actualmente se estiman en más del 20% de los costes variables».

El Parlamento italiano aprobó el plan ayer martes. El Gobierno lo enviará ahora a las autoridades de Bruselas para su aprobación. La Comisión Europea exige a los Estados miembros de la UE que destinen al menos el 37% de las subvenciones y préstamos del fondo de recuperación Next Generation EU del bloque a proyectos que apoyen sus objetivos climáticos.

El fondo de recuperación italiano también incluye 2.200 millones de euros para las comunidades energéticas. «Esta inversión tiene como objetivo asegurar los recursos necesarios para instalar aproximadamente 2.000 MW de nueva capacidad de generación eléctrica», reza el proyecto de plan, según el cual estos fondos también podrían cubrir los sistemas de almacenamiento de energía.

El Gobierno quiere alcanzar el «liderazgo industrial y de conocimiento internacional» en los sectores de transición de más rápido crecimiento, invirtiendo en cadenas de suministro con sede en Italia y reduciendo la dependencia de tecnologías importadas, como la fotovoltaica, los electrolizadores de hidrógeno y las baterías. El país mediterráneo tiene previsto dedicar 680 millones de euros a tecnologías innovadoras de energías renovables, incluidos los sistemas offshore.

Para completar las inversiones en energías renovables, se reservarán otros 1.920 millones de euros para el biometano.

En total, Italia ha decidido dedicar 23.780 millones de euros de sus fondos de recuperación de la UE a las energías renovables, el hidrógeno, las redes inteligentes y la movilidad. Según el proyecto de plan de recuperación de Covid, la mayor parte de esa cifra se destinará al transporte local sostenible (8.580 millones de euros), seguido de las inversiones en energías renovables (5.900 millones), infraestructuras energéticas (4.110 millones) e hidrógeno (3.190 millones).

Como parte de la inversión total de 59.330 millones de euros en la transición energética -y aparte de los 23.780 millones de euros mencionados- el Gobierno italiano incluyó 15.220 millones de euros para la eficiencia energética, 15.060 millones de euros para medidas de protección del medio ambiente y 5.270 millones de euros para la economía circular y la agricultura sostenible.

Italia es el principal beneficiario del plan comunitario Next Generation EU, dotado con 750.000 millones de euros. Está previsto que reciba 191.500 millones de euros en préstamos y subvenciones entre 2021 y 2026.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.