España instaló 3.408 MW en 2020, su segundo mejor año histórico

Share

 

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) ha presentado hoy su informe anual 2021 en el que recoge los indicadores más destacados del sector a lo largo del pasado año.

En nuestro país, aunque por distintas razones a 2019, el año 2020 fue también un año histórico para el sector fotovoltaico. Con 2.812 MW de nueva potencia instalada en plantas en suelo, la capacidad instalada alcanzó los 3,4 GWp, cifra inferior a 2019 pero con el hito que supone que se desplegaran esas cifras sin ningún tipo de ayuda pública o esquema regulatorio. En autoconsumo, la potencia aumentó en 596 MW, un crecimiento del 30% respecto al año anterior: en 2019, el mejor año en la historia fotovoltaica de España hasta el momento, se instalaron 4.201 MW en suelo, y 459 MW en autoconsumo.

En potencia instalada anual, los 3.408 MW de nueva potencia convirtieron a 2020 en el segundo mejor año de la historia de nuestro país, que ocupó el segundo lugar en el ranking europeo, solo por detrás de Alemania.

 

Imagen: UNEF

España, además, fue el mayor mercado de PPA en Europa en 2020 y lo será en 2021, según la empresa suiza Pexapark.

 

Imagen: UNEF

Jorge Zafrilla, profesor en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Albacete, ha presentado el informe macroeconómico basado en la información financiera de más de 400 empresas españolas del sector fotovoltaico.

En 2020, año marcado por la pandemia de la Covid-19, la contribución directa del sector fotovoltaico al PIB nacional fue de 3.717 millones de euros, el 0,33%.

Desde el punto de vista del empleo, la huella total en España ascendió a 58.892 trabajadores nacionales ligados directa, indirecta e inducidamente al sector fotovoltaico en 2020, de los que 17.568 fueron directos, 22.800 indirectos y 18.523 inducidos, respectivamente.

Imagen: UNEF

 

 

Regulación, regulación, regulación

2020 ha sido probablemente uno de los de mayor actividad regulatoria que se recuerda. En junio de 2020 se aprobó el RD-ley 23/2020 que introdujo hitos administrativos a los titulares de permisos de acceso y modificó la Ley 24/2013 del sector eléctrico para permitir el desarrollo de un nuevo marco retributivo para las renovables y la hibridación de instalaciones, entre otras.

También durante 2020 se aprobó el Real Decreto 960/2020 que realiza el desarrollo regulatorio del Régimen Económico de Energías Renovables (REER) basado la asignación, vía subastas, de un precio fijo por la energía generada.

Tras el RD, la Orden TED 1161/2021 detalló el procedimiento de celebración de las primeras subastas renovables bajo este nuevo mecanismo que se celebraron el 26 de enero de 2021. Respecto a los resultados de la subasta, la fotovoltaica se adjudicó 2.034 MW, y copó la totalidad de la capacidad que se adjudicaba en neutralidad tecnológica. Resultaron adjudicatarias 26 empresas diferentes. El precio medio fotovoltaico fue 24,5 €/MWh (el eólico 25,3 €/MWh) con una distribución muy centrada en los valores medios, con la inmensa mayoría (88%) de ofertas adjudicadas entre los 22 €/MWh y los 29 €/MWh.

El pasado año se realizó una reforma completa del marco regulatorio de acceso y conexión con la aprobación del RD 1183/2020, la Circular 1/2021 y las Especificaciones de Detalle de la CNMC. El nuevo procedimiento de acceso a la red es de aplicación desde el 1 de julio de 2021 y contará como gran novedad con la celebración de los concursos de capacidad.

También ha sido un año de intensa actividad en cuanto a ejercicios de planificación y de tipo estratégico. El MITECO ha aprobado la Estrategia de Descarbonización a largo plazo, la Hoja de ruta del H2 renovable y la Estrategia Nacional de Almacenamiento Energético.

Respecto al autoconsumo, el pasado año estuvo marcado por el proceso de revisión tarifaria que finalizó el 1 de junio de 2021 con la entrada en vigor de la nueva tarifa resultante de la Circular 3/2020 y el RD 148/2021 de metodología de peajes y cargos respectivamente. La nueva tarifa implica una mayor variabilización de la factura eléctrica, como había sido reclamado por UNEF para incentivar la eficiencia energética, el autoconsumo y el almacenamiento.

Al margen de la regulación, 2020 estuvo marcado por la elaboración del plan nacional de recuperación post Covid. El Gobierno, ya en 2021, aprobó y envió a la Comisión Europea la versión definitiva del plan por el que España contará con 69 mil millones en ayudas de los que más del 40% irán destinados a transición ecológica. Una de las primeras medidas anunciadas por el Gobierno ha sido un programa territorializado de fomento del autoconsumo con un presupuesto inicial de 450 millones ampliables a 900 para impulsar instalaciones en todas las actividades económicas, el sector residencial, las administraciones públicas y el tercer sector.

 

Previsiones

Para 2021, las expectativas son de continuidad, con una amplia cartera de proyectos en desarrollo en plantas en suelo. A fecha 31 de diciembre de 2020 y solo para fotovoltaica, había 97 GW que habían obtenido el permiso de acceso y conexión y estaban pendientes de la puesta en servicio y 20 GW que estaban en trámites para obtenerlo.

En estos primeros meses de 2021 se han instalado 1.314 MW, y las estimaciones de nueva capacidad que maneja UNEF se sitúan en el orden de los 2-3 GW para plantas en suelo. En autoconsumo se espera una evolución también positiva, superando los 600 MW de nueva capacidad del año pasado. Los programas de ayuda anunciados por el Gobierno como parte del plan nacional de recuperación permitirán a este sector alcanzar otra dimensión, acorde con el potencial que tiene en nuestro país.

De cara a 2030, «siendo positivos, se prevé alcanzar unos 13 GW de plantas en suelo y 10 GW de autoconsumo», ha finalizado José Donoso, Director General de UNEF.

 

Mejoras en política energética

Las propuestas de UNEF en política energética se dividen en cuatro ejes fundamentales:

  • Acceso y conexión: proponen homogeneizar los criterios de publicación de capacidad entre los gestores de RdD.
  • Concursos de capacidad: reservar un 20% de la capacidad de los concursos en RdT para que se otorguen informes de aceptabilidad aguas abajo para generación distribuida y autoconsumo; y definir criterios claros y flexibles para los principios sociales que eviten un riesgo al promotor.
  • Sobre las subastas: reservar un 20% de la capacidad para la generación distribuida; convocar la subasta de 2021 cuanto antes y realizar una subasta específica para almacenamiento.
  • Finalmente, de cara al autoconsumo, proponen reducir el peso del término fijo en la factura eléctrica, reformar la ley de propiedad horizontal para facilitar el autoconsumo colectivo, introducir coeficientes dinámicos y desarrollar las comunicadas energéticas y ampliar el límite de 500 m en entornos rurales.

 

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.