«Es voluntad del Gobierno Vasco ofrecer energía renovable a productores de Euskadi mediante contratos tipo PPA»

Share

Arantxa Tapia es una ingeniera industrial vinculada con la política desde 2005 y que en la actualidad dirige la Consejería de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco. Ha hablado con pv magazine sobre los planes del ejecutivo  en un momento de transformación del modelo energético y en una situación de subida generalizada de precios.

 

pv magazine: ¿Cómo prevén que pueda afectar el precio de la luz al crecimiento de la economía de Euskadi?

Respuesta: En Euskadi, estamos empezando a sufrir las consecuencias del impacto de la importante subida de los costes energéticos en todos los sectores consumidores, problema que tiene una dimensión internacional. Sabemos que los altos precios de los productos petrolíferos, el gas natural, la electricidad o el propio CO2, ya están teniendo repercusiones en la competitividad de nuestras industrias, en la factura energética en los hogares o en el incremento de los costes del transporte nacional e internacional, con el consiguiente deterioro y afección de la economía. De mantenerse o agravarse esta situación en el próximo período invernal, podría impactar de manera más severa tanto al ámbito doméstico como al económico e industrial, en particular, derivando reorganizaciones o ceses temporales de la actividad.

 

¿Qué medidas contempla el gobierno para ofrecer energía renovable? ¿Pueden dar detalles?

En el paquete de medidas de choque en relación con los costes energéticos que soportan los consumidores, hemos incluido una medida con la que el Gobierno Vasco se ha comprometido a impulsar la instalación de plantas de generación eléctrica renovable de tamaño medio, junto con diferentes promotores y con diferentes recursos (fotovoltaica, eólica y biomasa) a fin de contar con una generación eléctrica sin emisiones, cercana al consumo y con una generación eléctrica a precio estable y conocido. Este impulso se realizará a través del Ente Vasco de la Energía mediante su participación en las empresas promotoras de dichas instalaciones.

Es voluntad del Gobierno Vasco ofrecer estas producciones de energía a los sectores productores de Euskadi mediante contratos tipo PPA, a fin de que con ello logren una mayor estabilidad en el coste de la energía eléctrica que soportan.

 

¿Qué otras propuestas se pueden plantear hoy?

Siendo conscientes del impacto de la escalada de los precios energéticos de los últimos meses en los diferentes sectores consumidores, a mediados del pasado mes de octubre, el Gobierno Vasco trasladó al Ministerio de Transición Ecológica una propuesta con una serie de medidas a corto y medio plazo para hacer frente a estos fuertes incrementos. En el informe elaborado se presentaron iniciativas tanto en el ámbito de Euskadi, como a nivel estatal y de la UE, en base a sus respectivas competencias. El tipo de medidas en Euskadi tiene que ver con el incremento de las ayudas en eficiencia energética, el apoyo al desarrollo de instalaciones renovables (para autoconsumo o en comunidades energéticas), o el compromiso de inversiones públicas en plantas de generación eléctrica renovable para suministrar a los sectores consumidores con estabilidad de precios. En el ámbito estatal, la mayor parte de las medidas que se proponen son regulatorias y están dirigidas a laminar o reducir los costes de tarifas (consumidor doméstico) y actividades reguladas, o amortiguar la factura energética en la industria. Algunas de estas medidas estatales ya están siendo adoptadas por el Gobierno. Y las propuestas dirigidas a Europa se refieren a actuaciones de la UE en relación con los precios energéticos y la seguridad de suministro.

 

¿Cómo va la idea del gobierno vasco sobre su posible entrada en la fábrica de electrolizadores? ¿Cuál sería la inversión?

El Gobierno vasco considera el hidrogeno como un claro ámbito de oportunidad para avanzar en la descarbonización de la economía donde además Euskadi puede tener un protagonismo dadas sus capacidades científico-tecnológicas e industriales. En este sentido, como hemos señalado en ocasiones anteriores, nos gustaría acompañar a los promotores de la fábrica de electrolizadores que se pueda desarrollar en Euskadi.

 

¿Hay otros proyectos de hidrógeno interesantes para el Gobierno Vasco?

En los últimos meses se han anunciado varios proyectos de hidrógeno que, en la medida que suponen inversiones y desarrollo industrial y tecnológico en Euskadi, además en un ámbito de oportunidad como el hidrogeno, son interesantes para el Gobierno Vasco. Entre ellos podemos mencionar el Corredor Vasco del Hidrógeno, en el que se enmarcan en torno a 40 iniciativas relacionadas con el hidrógeno, entre las que se encuentra, por ejemplo, la fábrica de electrolizadores que se menciona en la pregunta anterior y otros proyectos estratégicos como una planta de producción de combustibles sintéticos en el puerto de Bilbao a partir del hidrogeno verde y el CO2 capturado o diferentes proyectos de desarrollo de vehículos consumidores de hidrógeno liderados por empresas vascas fabricantes de autobuses y trenes. Proyecto donde participan más de 80 empresas, centros tecnológicos y agentes.

Y, por otro lado, también podemos comentar el proyecto de Y vasca del hidrogeno verde que, entre otros, pone su foco en la descarbonización del transporte (vehículos industriales, autobuses, etc.) contempla la construcción de hidrogeneras en los tres territorios o el proyecto asociado a la utilización de hidrogeno en la generación eléctrica a través de un ciclo combinado.

 

¿Y con respecto a otras renovables?

El Gobierno Vasco, a través de EVE (Ente Vasco de Energía) participa en la mayoría de las iniciativas de proyectos de renovables que se están llevando a cabo en Euskadi.

En fotovoltaica a través de su participación en EKIENEA, así como en pequeños proyectos de comunidades energéticas, por medio de la iniciativa Ekiola. En el caso de la eólica, a través de Aixendar, que prevé en los próximos años casi duplicar la potencia eólica actual instalada, alcanzando una potencia próxima a 300 MW.

Además del hidrogeno, en el ámbito del gas renovable, concretamente del biometano (denominado, gas verde) se están analizando varias iniciativas para su producción a partir de la digestión anaeróbica de residuos sólidos urbanos, y de residuos de industrias agroalimentarios y procedentes de explotaciones ganaderas, fundamentalmente de origen vacuno. También se está analizando la construcción de una planta de biomasa forestal para producción de energía eléctrica (20 MW) con aprovechamiento de calor mediante soluciones que incorporen tecnologías innovadoras como la captura del CO2 entre otras.

 

La entrada de fondos de inversión, que se multiplican en el sector fotovoltaico, como el la vizcaína Solarpack, pueden alejar los beneficios del desarrollo industrial del territorio. ¿Qué se podría hacer para evitarlo?

Nuestro reto como País es el de ser competitivos y generar un ecosistema adecuado y atractivo para que esas empresas mantengan sus centros de decisión y de I+D en Euskadi, lo que redundará en el desarrollo científico-tecnológico e industrial de nuestro tejido empresarial en las diferentes cadenas de valor, y de nuestros centros de I+D que ya cuentan con un alto nivel de especialización inteligente en materia de energía.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.