Pregunta del mes/7: ¿Hay una burbuja en el mercado español de renovables?

Share

Desde un punto de vista técnico, sería equivocado considerar la situación actual del sector renovable como una burbuja. Por la propia naturaleza del negocio solar, en la inmensa mayoría de los países la implantación de renovables a gran escala se ha producido de manera bastante expansiva, catalizadas por mudanzas regulatorio-económicas o restricciones en la conexión, seguidas de periodos más aletargados.

En el caso de nuestro país, cabe destacar el liderazgo mundial en el sector renovable desde inicios de la década pasada y hasta la derogación del RD 661/2007 y RD 1578/2008 en 2013, en el que la actividad se frenó drásticamente. Este momento coincidió con la apuesta de otros países en las energías renovables, principalmente en América Latina, donde muchos grupos empresariales, incluido Prodiel, vieron oportunidades de crecimiento y dirigieron sus intereses. Los avances tecnológicos y la competitividad de un sector solar cada vez más profesionalizado continuaron su curso, aunque no fueran implementados en España.

Todo ha cambiado en los últimos años, pudiendo quizás considerar la subasta de 2017 (en el caso de la energía solar fotovoltaica) como punto de inflexión. Las circunstancias macroeconómicas (políticas monetarias favoreciendo liquidez global), regulatorias (Acuerdo de París y Objetivos 2030 de Energías Renovables), y unos precios del mercado eléctrico todavía elevados han incrementado el apetito de inversores locales y extranjeros.

Donde es evidente que se han producido ineficiencias es en el reparto de MW solares, en el que una gran variedad de agentes pueden solicitar (y bloquear) puntos de conexión y acceso, pudiéndose generar así especulación y necesidad de intermediarios entre inversores cualificados finalistas y titulares de derechos. En los últimos meses ya se están tomando medidas en forma de mayores exigencias o rechazo de nuevas solicitudes por motivos técnicos, y parece haber consenso en que la situación deberá regularse o racionalizarse  a corto y medio plazo. En cualquier caso, todo indica que en años sucesivos continuará el buen ritmo en cuanto a desarrollo, ejecución y puesta en marcha de grandes plantas fotovoltaicas.

Es conveniente resaltar que este aumento de demanda ya está teniendo impacto en los costes de ejecución y mano de obra cualificada para atenderla. Si a esto se le suma la sempiterna variabilidad del precio de paneles, cada vez tiene más importancia para el inversor la figura de un EPCista solvente que pueda ofrecer CAPEX y garantías necesarias de la planta.

Ismael Martín, Director de Desarrollo de Negocio de Prodiel en España

 

Ver respuestas anteriores:

José Donoso, Director General de UNEF

Javier Arellano, responsable de desarrollo corporativo y relación con inversores de Solarpack

Carlos Lezana, responsable de Marketing y Comeunicaicón en Ingeteam

Javier Revuelta, Principal en AFRY Management Consulting (antes Pöyry Management Consulting)

Kim Keats-Martínez, Director de EKON Strategy Consulting

Pedro Fresco, especialista en los mercados eléctrico y gasista españoles

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.