“Pase lo que pase, la apuesta por las renovables se va a multiplicar», afirma APPA

Share

 

“En energía todo influye, cualquier medida que se tome nos afecta. Va a influir en las subastas, en los PPAs, en los mercados, en las coberturas”. Así comienza nuestra charla con Jose María González Moya, director general de la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA).

El Director General de APPA considera razonable la propuesta europea de reducir la dependencia económica de los combustibles fósiles, en particular del petróleo y gas rusos. “Es una muy buena noticia para el sector. Aunque se crucen guerras, aunque se crucen conflictos o situaciones geopolíticas adversas, la Comisión sigue firme en su apuesta por las renovables e incluso la multiplica. Habla de un desarrollo masivo de la energía solar fotovoltaica en los tejados, de autoconsumo”. Según la propia APPA, el autoconsumo se duplicó en España en 2021 con 1.151 MW, y la Hoja de Ruta del Autoconsumo de MITECO  marca el objetivo de alcanzar los 9 GW en 2030, cifra ampliable a 14 GW en el escenario más optimista.

En la carrera para desvincular a Europa del gas ruso y proteger a la ciudadanía y a la industria de los precios de la energía, la Comisión Europea lanzaba este martes una comunicación llamada RePower EU, cuyos objetivos ascienden a 565 GW, lo que requerirá 80 GW adicionales de solar y eólica para 2030. SolarPower Europe va más allá y puja por un escenario acelerado para lograr más de 1 TW de energía solar en la UE para la misma fecha.

“Yo comparto con SolarPower Europe que podemos, y el mercado y el interés de los ciudadanos y de las empresas puede hacer que lo consigamos. Pero en todo caso, más allá del número, la buena noticia es la señal que se manda al mercado, vamos a apostar por nuestro sector, vamos a hacerlo, vamos a eliminar barreras e incluso la Comisión llega a decir que si hay que ayudar de forma activa, se hará”.

A la espera de que se materialicen las propuestas de la Comisión Europea, “las medidas concretas que salgan deben ser razonables, compartidas entre todos, que no sea solo ‘meterle mano’ al sector renovable, sino que se preserve la seguridad jurídica y que sea previsible”.

Advierte González Moya que “tampoco es bueno que añadamos presión a los mercados. Todo esto es una transformación que demos hacer bien y, para eso, hay que generar empleo, riqueza, industria. No hay que hacerlo de forma abrupta sino planificando y desarrollando con cabeza”.

“Hacen falta poner en marcha muchas medidas como el permiting renovable. La propia Comisión dice que va a sacar unas guidelines, unas pautas, para ver cómo se debe acelerar los permisos y puesta en marcha de las renovables porque son muy conscientes de que en Europa esto está retrasando. Y más en España”.

 

«Hemos hecho poco por reducir la dependencia»

González Moya hace un llamamiento urgente para que se tomen medidas de contención del precio de la electricidad, “esto es insostenible, hay sectores a los que les está haciendo mucho daño”.

“El papel de la Comisión ha sido muy claro, dice que este problema hay que atajarlo, hay trabajar en medidas fiscales para atajar esos beneficios (caídos del cielo), incluso hablar de fijar los precios del mercado», explica.

“Hemos hecho muy poco en los últimos por reducir nuestra dependencia y ahora llega una laza de precios tan importante como esta y las familias y las empresas sufren”, incide González Moya. Aun reconociendo el estrecho margen de maniobra de los gobiernos en un mundo globalizado, “habría que ir más allá de la electricidad y extenderse en los precios que afectan a los consumidores y las empresas. Tenemos el mismo problema pagar el gas, la gasolina y el gasóleo”.

La Comisión estos días se hace eco de la propuesta española de unos meses atrás de desvincular los precios del gas del precio de la electricidad, algo tabú en Europa hasta el momento. “Hay que esperar a un dictamen de agencia reguladora europea, pero entiendo que modificar el algoritmo único europeo, Euphemia, que establece el precio de la luz, debe tener unos procedimientos bastante complejos. No obstante, hacerlo puede ser una solución». Y añade: «No obstante, aunque se saque el gas de la ecuación, aún está por verse qué van a hacer otras tecnologías, si se volverá a trabajar con el coste de productividad, o no”.

Interconexiones para exportar energía española

Ayer mismo el presidente del Gobierno español, de visita a las instalaciones de la OTAN en Estonia, habló de reforzar la interconexión de España con Europa para garantizar los suministros a Europa. Habló de un refuerzo en forma de una doble conexión con Francia, una para gas y otra para hidrógeno verde, con cargo al presupuesto europeo.

“Las interconexiones, tanto en electricidad como en gas son limitadas. Pero contamos con una infraestructura gasista líder en el mundo y debemos hacer un uso eficiente de lo que tenemos, actuando cerca del consumo. No solo hay que hacer nuevos gaseoductos e infraestructuras para el hidrógeno verde y para los gases renovables, tenemos que tratar de exportar energía española, no energía de Argelia, por ejemplo. Es razonable la apuesta de la Comisión por un mercado más interconectado, pero debe hacerse de forma óptima para los intereses de nuestro país, acercar el consumo a la generación y que una mejora de la interconexión sea posible sea beneficiosa para las empresas y el tejido industria nacional”, concluye.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.