Solidaridad renovable: Krannich y Eraeco instalan autoconsumo en un hogar para familias inmigrantes

Share

Las aplicaciones de las renovables, y en concreto la energía solar, como motor de desarrollo y reducción de la pobreza son abundantes. Junto a los numerosos sistemas «off-grid» de electrificación rural que proliferan por buena parte de los países en desarrollo, también en países mas avanzados se pueden encontrar sinergias positivas.

 

El caso más reciente es el de la distribuidora Krannich y la instaladora Eraeco. Concretamente Krannich ha impulsado la instalación de 7 KW de autoconsumo conectado a la red conjuntamente con la instalador Eraeco en la fundación Amigó. Según nota de Krannich, la instalación ahorrará 1.000 euros anuales en facturas energéticas a la fundación y permitirá evitar la emisión de 10 toneladas de CO2 al año, lo que equivaldría a talar 460 árboles. 

En este caso el beneficiario, a fundación Amigó cuenta con hogar para familias inaugurado en Torrent en marzo de 2020 que se divide en ocho pequeños apartamentos que dan cobijo a ocho familias inmigrantes que han llegado a nuestro país por temas económicos o solicitando asilo. Si bien la Fundación Amigó tiene por objetivo principal la ayuda a menores en situación de riesgo social o con problemas con la justicia, en este recurso se atiende a la familia en su conjunto, y se trabaja para ayudarles a regularizar su situación y dotarles de una autonomía que les permita insertarse en la sociedad lo antes posible.

Según declaraciones de Rafael Yagüe, director territorial de la Fundación Amigó «Para nosotros, además de la ayuda económica que esta instalación supone, también significa un paso adelante si hablamos de criterios de eficiencia y de respeto al medio ambiente, que son valores insertos en el plan estratégico de la Fundación Amigó».

 

11,8 MWh anuales con compensación de excedentes

Respecto a los datos técnicos de la instalación, cabe destacar que se trata de una instalación fotovoltaica coplanar sobre tejado de teja con doble orientación. Para colocar los módulos Axipremium Black 320 de la marca Axitec se han utilizado los sistemas de fijación de K2 Systems, modelo Solid Rail. El inversor fotovoltaico elegido ha sido el Fronius Symo 7 kW, que cuenta con un Smart Meter para monitorizar el consumo a tiempo real. Con todo, se prevé una producción de energía verde de unos 11.800 kWh al año, con compensación de excedentes.

La iniciativa de Krannich se enmarca en una linea por la cual las empresas del sector solar demuestran su responsabilidad social y corporativa mediante proyectos que benefician a la comunidad. Un ejemplo reciente lo publicamos recientemente en pv magazine con referencia a la fundación Eki.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.