¿Volverá Europa a liderar la producción de componentes fotovoltaicos?

Share

A principios de mayo, en un programa de radio alemán, Gunter Erfurt, el director general de Meyer Burger, dijo que tenía previsto establecer una nueva fábrica de células y paneles de alto rendimiento en Alemania. El proyecto podría ubicarse en la mina de carbón a cielo abierto de Hambach en Renania del Norte-Westfalia, donde también podría construirse una central fotovoltaica flotante.

La central eléctrica estaría compuesta por paneles de fabricación local, explicó Gunter Erfurt, y podría tener una capacidad de 10 GW, equivalente a la capacidad de producción de las cuatro centrales eléctricas de carbón que funcionan actualmente en la región, una región que, de hecho, seguiría siendo una importante región energética de Alemania incluso después de la eliminación gradual del carbón, continuó el director gerente de Meyer Burger.

El fabricante suizo de equipos solares, que ha sufrido bajos márgenes en sus productos en el Lejano Oriente, formó el año pasado asociaciones estratégicas con el fabricante noruego de módulos solares REC Group y Oxford PV, una empresa surgida de la Universidad de Oxford. El objetivo de estas colaboraciones era llevar al mercado la tecnología solar basada en la heterounión de Meyer Burger.

Y, específicamente, REC está investigando actualmente la posibilidad de crear una nueva planta que también utilice la tecnología de heterounión.

“Tras el exitoso lanzamiento del revolucionario panel solar REC Alpha en Intersolar Europe en mayo de 2019, el grupo REC anunció ya en agosto de 2019 que tiene la intención de aumentar su capacidad de producción de 600 MW en tecnología heterounión para Alpha a varios GW en cooperación con un potencial socio estratégico”, dijo REC a pv magazine.

El fabricante noruego dice que está buscando activamente socios potenciales y sitios en todo el mundo para esta expansión. En Europa en particular, ya que “Europa es tradicionalmente un mercado importante para el REC”. Entre las opciones que se están considerando, el grupo está estudiando la posibilidad de establecer una planta de 2 GW en Sarreguemines, en la parte oriental de Francia.

¿Una reindustrialización europea en vigor?

A medida que la industria fotovoltaica madura, cada vez hay menos razones para la producción en Asia. “Cuando el precio cae y la eficiencia aumenta, en algún momento, el transporte se convierte en una parte incompresible del precio. Además, con los procesos altamente automatizados, los costos de la mano de obra ya no son suficientes para justificar la fabricación exclusivamente asiática”, dice a pv magazine Xavier Daval, presidente de la Comisión Solar de la Unión de Energías Renovables.

Sin embargo, ¿es la necesidad en Europa lo suficientemente fuerte como para acomodar dos nuevas plantas que utilicen la misma tecnología? La cuestión se refiere sobre todo a su capacidad para encontrar financiación suficiente. Existe el riesgo de que la primera planta se vea favorecida financieramente, y que la segunda planta tenga dificultades para completar su ronda de inversores. P”ara que tenga éxito, tendrá que demostrar que el mercado responde favorablemente a esta oferta, pero esto no será inmediato”, explica Xavier Daval.

Si nos limitáramos a una sola planta, ¿dónde tendría que ser construida? Por un lado, está Alemania, el mayor mercado europeo; y por el otro, Francia, un país que “tarda en adoptar la energía solar”, explica Xavier Daval. Lento, pero con un enorme potencial por delante, otorgado por la última ley de programas de energía (PPE), añade.

“Me gustaría que los dos proyectos de fábrica se hicieran realidad, pero demos pequeños pasos para construir uno antes de entrar en el campo europeo”, explica Xavier Daval. “Y ahora considero que la mejor opción para la industria europea es establecer una planta francesa. Por razones políticas, tal decisión definitivamente haría que el apoyo del gobierno a nuestra industria solar fuera sostenible, desde la fabricación de las fases iniciales hasta los proyectos de las fases finales. Y si Francia deja su posición de socio latente para convertirse en un participante activo en el mundo solar, entonces Alemania tendrá un aliado fuerte para discutir la reconstrucción de una industria solar europea”, concluye.

Por otro lado, en pv magazine España pronto hablaremos de la posibilidad de fabricar lingotes en nuestro país.