Aurinka proyecta instalar una fábrica de módulos de hasta 600 Wp en España

Share

 

La española Aurinka PV Group opta, junto con una importante empresa del sector, al concurso presentado por el Instituto de Transición Justa, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) para adjudicar los MW que dejó libre la Central Térmica de Andorra y al que se han presentado 11 iniciativas, entre ellas, una promovida por Ignis y Arcoiris que ya detalló pv magazine.

La propuesta de Aurinka opta a instalar 600 MW de los 1.202 MW totales del concurso con un importante proyecto industrial: una fábrica de paneles fotovoltaicos, y un centro de formación para profesionales del sector, aunque no está decidida la localización definitiva dentro de Aragón.

Ambas inversiones se ubicarán en la región del nudo de mudéjar. “Hay tres factores que han impulsado esta decisión”, dice a pv magazine Benjamín Llaneza, CEO de Aurinka: “Por un lado, la demanda ha vuelto a España; por otro, el coste elevado de los fletes, que, aunque es coyuntural, repercute notablemente en el precio; y, finalmente, la convulsa situación geopolítica, nos ha parecido un buen escenario para el retorno de la fabricación a España”. El proyecto inicial contempla una fábrica de 300 MW anuales en el caso de resultar adjudicatario del concurso.

Por ahora, se centrará en la manufactura de módulos de hasta 600 Wp, posiblemente de tecnología bifacial. “La fábrica nace con la intención de dar servicio a unos 600 MW que se instalarán en modalidad de EPC, pero la idea es suministrar productos también a otros puntos de España. Si los números funcionan, sería razonable ampliar la capacidad en esta u otra ubicación”, añade el CEO de Aurinka.

 

Reciclaje con tecnología novedosa pendiente de patente

“Otra pata del proyecto industrial de Aurinka, que no se ha incluido en el concurso de Mudéjar, consiste en una planta de reparación para una segunda vida y reciclaje de módulos no reparables: cuya ubicación está por definir, pero la logística juega un papel clave”, cuenta Benjamín Llaneza. La idea no es nueva: Aurinka invierte en desarrollo desde hace más de dos años. “Buscamos una solución viable económica y técnicamente, respetuosa con el medio ambiente, siguiendo los criterios propios de la economía circular. No queremos optar por una solución destructiva del modulo fotovoltaico, con una baja tasa de recuperación de los materiales; ni con un proceso agresivo con el medio ambiente, por lo que estamos desarrollando una tecnología propia, que permitirá la recuperación de casi el 100% de los materiales del módulo.”

Finalmente, de resultar adjudicatario, se desarrollarían, en paralelo al proyecto industrial, cinco parques solares en Híjar (2), Albalate (1), Samper (1) y Calanda (1). En todos ellos ya se han firmado los contratos con los propietarios de los terrenos y también han presentado sus propuestas a los Ayuntamientos.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

“Para evitar incendios como el de la planta fotovoltaica Talaván en Cáceres, hay que endurecer las pruebas durante la fabricación de equipos”
23 julio 2024 Se cree que el incendio de la planta propiedad de Ellomay se originó en el fallo de un conductor eléctrico. Asier Ukar, director de la consultora Kiwa...