Grandes plantas y almacenamiento: situación actual y perspectivas en España en el marco de la transición energética

Share

Desde las subastas de renovables de 2017, parece el que sol brillase con más fuerza en España: el negocio forma parte del mercado libre, sin incentivos y en línea con los objetivos de sostenibilidad acordados en Europa. Los números que el mercado español espera alcanzar de aquí a 2030 son destacables: 4-5 GW de renovables instalados por año, con una progresión sin precedentes en Europa. Para lograr estos objetivos, es necesario un cambio de la industria y del tipo de negocio, pero también Red Eléctrica debe trabajar para permitir la conexión a gran escala de esas capacidades.

En este escenario, durante el V Foro Solar que UNEF celebró en Madrid los pasados 6 y 7 de noviembre, se planteó el debate “El almacenamiento como instrumento para la transición energética. ¿Es interesante invertir en instalaciones de almacenamiento para grandes plantas?“ en el que participaron Aurélie Beauvies, directora de Política Energética de Solar Power Europe; Santiago Marín, Director de Desarrollo de Sistema de Red Eléctrica de España; Juan Fraga, Director de Negocio de Energytion (Grupo Renovagy); y Michele Lauritano, Consultor Sénior Eléctrico y de Red de Everoze Partners, consultora que opera en Reino Unido y estará presente pronto en el mercado español.

Michele Lauritano ha reunido los puntos clave de su participación en el debate, donde compartió su experiencia en el mercado británico.

Puntos pendientes en la legislación Europea sobre almacenamiento a gran escala y barreras

El almacenamiento es un aspecto prioritario en la agenda de debate de la Comisión Europea: en particular, en el paquete “Clean Energy for ALL Europeans” introducido en noviembre de 2016, que es la ruta que la Comisión Europea ha trazado para que cumplir con sus compromisos del Acuerdo de París, hay varias medidas que hacen referencia directa por primera vez al almacenamiento como una herramienta para apoyar y acelerar la transición energética. Una de esas medidas es la nueva versión de la “Renewable Energy Directive” (RED II), justo aprobada este mes de noviembre. Otras medidas se discutirán pronto en la refundición de la directiva y reglamento relativos al mercado interior de la electricidad.

El debate en el V Foro Solar ha puesto de relieve que muchos aspectos recogidos por la normativa europea aún son un mero borrador. Para que el almacenamiento pueda de verdad impulsar la transición energética y desarrollarse como tecnología en el mercado libre es necesario superar las siguientes barreras:

  • Barreras regulatorias: no existe una definición de “almacenamiento” en un reglamento o directiva. Esto no es solo una cuestión gramatical: una definición clara sería la base para futuros reglamentos sobre su práctica y para garantizar que el almacenamiento tenga su propio papel legal, técnico y comercial. Además, Everoze piensa que una definición ayudaría a considerar el almacenamiento como una nueva categoría que se sumaría a las tres ya existentes: el cuarto pilar junto con la generación, el consumo y red de distribución / transmisión.
  • Barreras legales: aún no esta claro si la “desagregación” o unbundling se debe aplicar también a las unidades de almacenamiento y si, por lo tanto, los operadores de sistemas no pueden ser propietarios y operar este tipo de plantas. Everoze cree que no existe incompatibilidad, y en cualquier caso, aclarar y definir a qué categoría pertenece el almacenamiento podría ayudar a su desarrollo.
  • Barreras técnicas: la primera versión de los códigos de red de conexión a nivel Europeo, en línea con el Third Energy Package (2009) de la UE que se está implementado ahora en toda Europa (en España por el P.O. 12.1 y 12.2 de Red Eléctrica, respectivamente para demanda y generación), todavía no incluye el almacenamiento, excepto el caso específico de centrales hidráulicas de bombeo. Es importante recalcar la necesidad de una actualización en este aspecto en línea con Clean Energy for ALL.
  • Barreras fiscales: no existe una armonización en la UE relacionada con los cargos de la red, los impuestos y las tarifas aplicadas al almacenamiento de energía. La doble carga / imposición de impuestos para la energía importada y exportada de un sistema de almacenamiento representa la principal barrera en algunos países para la implementación del almacenamiento. Este punto esta en revisión dentro de la Directiva Para Reglas Comunes En El Mercado Interno de Electricidad.
  • Barreras de mercado y de inversión: la razón principal de que el almacenamiento a gran escala se haya desarrollado más en algunos países es la apertura del mercado eléctrico de ajuste y la solicitud específica de servicios auxiliares para el suministro externo. Por ejemplo, en Reino Unido, el mercado de ajuste y las subastas para Fast Frequency Reserve están abiertas a la participación de todas la tecnologías y, por lo tanto tienen como actores no solamente las plantas tradicionales a gas y carbón, sino también el almacenamiento con baterías y Demand Side Response (DSR). El acceso a estos mercados esta facilitado por los agregadores de la demanda: empresas que gestionan paquetes de plantas con diferentes características y optimizan su uso en varios mercados de servicios auxiliares. En España, aún no se aplican este tipo de servicios, pero se esperan pronto novedades, porque la liberalización del mercado de ajustes se contempla en la guía para Electricity Balancing (2017/2195) de la Comisión Europea.

A lado de estas discusiones y propuestas positivas que están teniendo lugar en la Unión Europea para superar las barreras actuales, la Comisión Europea tiene también un plan estratégico de soporte para la industria del continente: la recientemente constituida “European Battery Alliance” reúne a la industria Europea del almacenamiento y se propone abarcar todos los aspectos del almacenamiento: desde la provisión de materias primas pasando por la fabricación y el desarrollo de tecnologías hasta el reciclaje integrado. Este hecho revela que la Comisión Europea ve en el almacenamiento no solamente una tecnología útil para desarrollar la red, sino también una forma de impulsar la economía Europea y acelerar el avance tecnológico frente a otros países.

Papel del almacenamiento en las grandes plantas solares fotovoltaicas

Posteriormente, el debate se enfocó en el papel que tendrá el almacenamiento en relación con las grandes plantas, y se llegó a las siguientes conclusiones:

  1. Optimización de producción y precio de la planta fotovoltaica: por ejemplo, en una visión de una red donde la capacidad viene asignada dinámicamente de manera optimizada a las necesidades (active network management), el almacenamiento podría modular los picos de generación en función de la capacidad instantánea puesta a disposición de la red y, por tanto, retrasar la exportación de energía cuando la capacidad disponible es mayor o no está restringida. Además, una planta fotovoltaica con almacenamiento podría efectuar un “arbitraje” del precio de energía; en otras palabras: almacenar la energía del mediodía para venderla en la hora del día cuando el precio es mayor (por ejemplo, en el pico de la tarde). La optimización del precio de venta de energía también ayuda al sistema a equilibrar / exportar la electricidad cuando la demanda es mayor.
  2. Provisión de servicios de red que serán requisitos obligatorios de conexión de las grandes plantas:los requisitos de los códigos de red se están volviendo más exigentes bajo el sistema y el diseño. Y la tendencia continuará en esta dirección en el futuro: a medida que se agreguen más renovables al sistema y disminuyan las plantas tradicionales que históricamente regulaban la red, más servicios para soportar la red van a ser solicitados por las plantas renovables. Esta tendencia es claramente visible en el código Europeo “Requisitos de conexión de generadores a la red” 2016/631 que entra en vigor en España con el Procedimiento de Operación 12.2 para la conexión a la red de distribución y transporte. En relación con los requisitos europeos, para la conexión de una instalación a gran escala (más de 5 MW o, según la normativa, tipo C o Tipo D) la planta necesitará, por ejemplo, proporcionar potencia reactiva hasta ciertos niveles y suministrar inercia emulada o sintética si lo solicita la empresa de transporte o distribuidora. La planta fotovoltaica van a necesitar del almacenamiento para cumplir con estos requisitos de manera eficaz y económica.
  3. Almacenamiento como valor añadido:el almacenamiento combinado con una planta solar podría proporcionar además de los servicios obligatorios, también servicios remunerados cuando el mercado de ajustes lo permita.

Los tres elementos anteriores son ejemplos de distintas formas de optimización de los ingresos que suponen los sistemas de almacenamiento en grandes plantas fotovoltaicas, y pueden convertir en rentables la inversiones en estos sistemas si existen también las condiciones de mercado.

El debate evidenció que, aunque algunos elementos de mercado no están disponibles en el presente, el panorama energético está cambiando y se están perfilando nuevos mercados de flexibilidad en toda Europa con el apoyo de las instituciones europea para su armonización. Estos nuevos mercados son el futuro próximo también en España. La inversión en plantas solares tiene que estar preparada para el cambio que está a punto de producirse y para convertir las novedades en oportunidades de negocio.

Michele Lauritano, Consultor Sénior Eléctrico y de Red de Everoze Partners