Baleares, de utopía a realidad: su ambiciosa apuesta por el autoconsumo

Share

Juan Pedro Yllanes, de origen sevillano, es juez en execedencia, político de Podemos y, desde 2019, vicepresidente y consejero de Transición Energética y Sectores Productivos del Gobierno balear. Esta es la entrevista que ofrece a pv magazine para hablarnos del éxito entre la población de las ayudas a la transición energética y contarnos los ambiciosos planes de su gobierno para las islas apoyándose en el autoconsumo y en plantas pequeñas.

pv magazine: Baleares es una de las comunidades líderes en Transición Energética. Empecemos con un balance de la situación actual de instalaciones fotovoltaicas en Baleares. 

Primero de todo, me gustaría destacar el gran incremento de instalaciones y la apuesta que hacen tanto el Govern como los ciudadanos y ciudadanas de Baleares en el autoconsumo. La concienciación que tiene la ciudadanía es asombrosa. Con la demanda de las ayudas y la instalación, vemos como en Baleares existe una conciencia social para mitigar y hacer frente a los efectos del cambio climático. Hablando con los datos en la mano, actualmente hay 155MW de potencia renovables instalados en las islas, de los que la práctica totalidad son de fotovoltaica (95%). Sin embargo, tenemos en trámite más de 500MW que podrían entrar en funcionamiento a lo largo de los próximos años, lo que nos podría permitir llegar al 25% de producción de renovables en 2023.

Por otra parte, y respecto al autoconsumo, hemos cerrado el 2021 con más de 46MW instalados en las islas, lo que supone un crecimiento del 315% respecto al año 2018. Balears está siendo líder en el autoconsumo, tal como demuestra el éxito de todas las convocatorias de subvenciones que llevamos años impulsando. Ya hay más de 4.800 instalaciones frente a las 500 de 2018. En los últimos años se ha dado un gran impulso entre los particulares, que ya están cerca de igualar en potencia a las empresas.

 

¿Hay resistencia social y del Govern al desarrollo de grandes plantas y de ahí la enorme apuesta por autoconsumo?

La apuesta por el autoconsumo por parte de la ciudadanía y PIMEs se debe fundamentalmente a los beneficios económicos que tiene y la conciencia ciudadana existente para involucrarse en la lucha contra el cambio climático. El autoconsumo representa actualmente la mejor manera de ahorrar en la factura de la luz, lo que ha provocado que los plazos de amortización se acorten aún más. Y además de altamente rentable económicamente, también lo es para nuestro planeta.  Pero aunque cubriéramos de placas todos los espacios urbanos y cubiertas, no nos bastaría para alcanzar la soberanía energética que es uno de los objetivos de nuestra ley. Por esta razón necesitamos los parques fotovoltaicos, es lo que nos permite poder cerrar centrales que siguen funcionando con carbón. Ahora bien, nuestra apuesta es por parques pequeños, integrados en el territorio con la posibilidad de combinar usos agrícolas y participación local. Ya están en marcha los primeros proyectos de socialización de parques de más de 5MW para asegurar que una parte de los beneficios se queden en los municipios donde se construyen y hemos declarado proyectos estratégicos aquellos que presentan una combinación de usos del suelo como la agrovoltaica.

Somos conscientes de lo que nos marca la Ley, igual que somos conscientes de que somos un territorio frágil. Por eso, nuestra apuesta es simple: queremos ser ambiciosos con los objetivos que nos marca la ley y ahora también la UE y eso pasa por potenciar el autoconsumo y cubrir los espacios urbanos y cubiertas.

¿Cuánto se ha invertido en ayudas e inversiones directas desde el Govern para alcanzar esta situación?

El Govern lleva sacando subvenciones para impulsar el autoconsumo desde hace años, a las que ahora se suman las provenientes de los fondos europeos. Este hecho ha ayudado a que seamos líderes del Estado en autoconsumo. Ya se han pagado 10 millones de euros, cada año hemos ampliado el crédito de las convocatorias autonómicas. Y ahora, con las ayudas NextGen, recibimos una cuantía inicial de 12,9M€ para 3 líneas y debido al éxito de las solicitudes ya hemos pedido ampliación de crédito, siendo de las primeras comunidades que lo solicitamos cuando otras aún no había abierto su convocatoria.

En breve solicitaremos una ampliación de los Fondos NextGen en la línea de autoconsumo, ya que hemos superado ya la demanda para los 5,6 millones de euros iniciales de los que disponíamos. Este fondo está teniendo muy buena acogida aquí en las islas.

 

Instituto Balear de la Energía (IBE) quiere alcanzar 30 en instalaciones de autoconsumo compartido que abastecerá a la administración, empresas y familias vulnerables en 2022. ¿cómo va ese proyecto?

El Instituto Balear de la Energía ha ampliado de 6 a más de 30 los proyectos de autoconsumo compartidos para el próximo 2022, llegando así a cada vez más pueblos y barrios. Los primeros proyectos ya están empezando a ser una realidad y muy pronto los vecinos verán repercutidas en sus facturas el ahorro gracias al consumo de energía solar proveniente de las placas de la escuela que tienen cerca. Y para el próximo año la intención es consolidar esta red de autoconsumos, ya están escogidos estos espacios y ya se está trabajando para dar forma a estos proyectos y que empiecen a ejecutarse lo antes posible. Antes de que acabe el año estarán en marcha y se plantearán más proyectos de cara al siguiente. 

Quiero destacar que el autoconsumo compartido es una herramienta eficaz que tiene además un carácter social, ya que, con este tipo de proyectos, priorizamos a aquellas familias vulnerables que puedan tener dificultades y por ello se les da prioridad de acceso a una energía limpia y barata. El IBE hace las veces de comercializador de energía a precio de coste, lo que efectivamente, todas las personas que están dentro del radio de un autoconsumo compartido del IBE pueden verse beneficiados en un ahorro de la factura de la luz.

 

La idea es vender los kW renovables a precio de coste, ¿es una utopía la aspiración de que el poder público abastezca a la ciudadanía con una energía limpia y al menor coste posible? ¿Tendría una buena aceptación por parte de las energéticas? 

No tendría que ser una utopía sino más bien una responsabilidad de las administraciones y en Baleares tenemos claro que así es. En Baleares esa utopía ha pasado a ser una realidad.Aquí ya tenemos en funcionamiento la primera instalación de autoconsumo compartido y estamos a punto de vender los primeros kW renovables a precio de coste a todos los beneficiados que entraron en la convocatoria situados a 500m.

Las energéticas tienen que entender que el sistema centralizado donde una única central quemaba carbón para producir toda la electricidad ya ha acabado. La transición energética no es solo cambiar de combustible sino también cambiar de modelo hacia uno más descentralizado, participativo y democrático en el que los ciudadanos puedan generar su propia energía o en el que cualquier cubierta pueda acoger una instalación de autoconsumo.

Insisto, no es una utopía, ya está empezando a ser una realidad y de hecho la propia hoja de ruta de autoconsumo del Ministerio incluye este modelo de abastecer de energía a los ciudadanos que desde las Illes Balears ya estamos implementando. Somos pioneros y queremos ser la punta de lanza con este sistema. De hecho, ya hemos tenido peticiones de otras Comunidades Autónomas que se han fijado en nuestro modelo y estamos en contacto estrecho con otras instituciones que quieren aprobar herramientas similares como la de IBE.

 

¿Cómo se explica a la ciudadanía que mientras batimos records de instalación de energía tan barata los precios de la electricidad sean estratosféricos?

Todos sabemos que los precios de la energía se establecen mediante un modelo de subasta. Si bien es cierto que las energías más baratas son la eólica, la fotovoltaica, la nuclear y la hidroeléctrica, también es cierto que España no puede abastecerse solamente con esas 4 energías, por lo que se necesita gas, un combustible que se tiene que importar del exterior.

Como se trata de una subasta, se debe llegar a un punto de cruce a la hora de establecer un precio y como el gas es carísimo, al final se acaba pagando toda la energía a ese precio. No obstante, este sistema reafirma aún más el modelo que estamos siguiendo desde Baleares. El autoconsumo, sea en su versión que sea, ya sea compartido o de uso propio, evita este tipo de trampa y además es beneficioso con el medio ambiente.

¿Cuáles son las aspiraciones del Gobierno a medio y largo plazo y con qué instrumentos quiere alcanzar estas metas?

Queremos acelerar el cumplimiento de los objetivos que nos propusimos en la ley de cambio climático. Nos hemos marcado que 2023 un 25% de la electricidad provenga de fuentes renovables, acelerando por 10 el porcentaje desde principios de legislatura. Aspiramos a que el autoconsumo, individual o compartido y las comunidades energéticas se repliquen en todos los pueblos y barrios de las islas, democratizando así la generación de la energía. Además, van a llegar 230M€ de fondos europeos previstos para las islas Baleares del programa islas 100% sostenibles que harán posible estos cambios y servirán para acompañar a la ciudadanía y los sectores económicos en esta transición.

También queremos ser líderes en electromovilidad, Balears ya es líder en la red puntos de recarga. La insularidad y limitación del territorio hacen que la movilidad eléctrica sea perfectamente implementable, sin embargo; es verdad que tenemos el reto de reducir la altísima tasa de movilidad privada que existe en las islas y sustituirla con el transporte público y colectivo.

  

¿Y a nivel municipal, qué se está haciendo, hay diálogo?

Colaboramos estrechamente con los Ayuntamientos en muchos frentes a través del Pacto de Alcaldías por el Clima, como foro de coordinación. En materia de adaptación hemos abierto las primeras convocatorias para actuaciones de adaptación a nivel municipal. En materia de mitigación, hemos puesto en marcha sendos proyectos piloto con algunos ayuntamientos e instituciones para estudiar y establecer medidas de adaptación a los efectos del cambio climático. Además, sabemos que los ayuntamientos son administraciones esenciales para el impulso de los autoconsumos compartidos y estamos muy satisfechos con esta colaboración ya que la mayoría de espacios están cedidos por ellos.

También estamos impulsando las comunidades energéticas locales. En este caso ya hemos anunciado las 3 primeras en los municipios de Marratxí, Calvià y Sant Lluís, y seguimos colaborando con los municipios para impulsar nuevas comunidades.  Además, seguimos avanzando con convocatorias dirigidas a que los municipios hagan actuaciones en materia de transición energética como la instalación de puntos de carga con pérgolas fotovoltaicas, el impulso al autoconsumo o la rehabilitación energética.

 

¿Se siente la influencia del palmesano Joan Groizard, hoy director del IDAE, al que se considera como padre de la Ley de Cambio Climático?

El hecho de contar un anterior Director General de Energía y Cambio Climático balear en la dirección del IDAE es positivo dado que asegura una visión no peninsular de la situación y de los problemas a los que nos enfrentamos los archipiélagos. La Ley de Cambio Climático estatal sigue los pasos de la ley balear, aprobada en 2019, y en ella están reflejadas muchas de las medidas y propuestas que venimos haciendo desde las Illes Balears. Además, el Ministerio ha sido especialmente sensible a acompañar la transición energética en las islas con programas especiales específicos tanto para Canarias como para Balears, tal como demuestran los 700M€ contemplados para impulsar esta transición en los archipiélagos.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

“Para evitar incendios como el de la planta fotovoltaica Talaván en Cáceres, hay que endurecer las pruebas durante la fabricación de equipos”
23 julio 2024 Se cree que el incendio de la planta propiedad de Ellomay se originó en el fallo de un conductor eléctrico. Asier Ukar, director de la consultora Kiwa...