La UE invierte más de 1.000 millones de euros en infraestructuras energéticas para apoyar el Green Deal

Share

 

Los países de la UE han acordado una propuesta de la Comisión para invertir 1.037 millones de euros en 5 proyectos de infraestructuras transfronterizas en el marco del Mecanismo «Conectar Europa» (MCE) para las redes energéticas transeuropeas. El Connecting Europe Facility (CEF) proporcionará apoyo financiero a 4 proyectos para su construcción y a un estudio. La mayor cantidad de financiación se destinará al proyecto de interconexión EuroAsia (657 millones de euros) para apoyar la primera interconexión eléctrica entre Chipre y la red europea.

“Los últimos meses nos han recordado una vez más lo crucial que es un mercado energético de la UE bien integrado para garantizar una energía asequible y la seguridad del suministro, así como la transición hacia una energía limpia”, dice Kadri Simson, Comisaria de Energía.

En el comunicado oficial de la Comisión Europea, se afirma que unas redes de infraestructuras energéticas bien integradas son necesarias para la transición energética, ya que facilitan la integración de las energías renovables, mejoran la seguridad del suministro y ayudan a mantener los precios de la energía bajo control. “Por lo tanto, la asignación de los fondos del MCE apoya la aplicación del Acuerdo Verde Europeo”.

Los proyectos que recibirán ayuda financiera son el Interconector EuroAsia, Fase II del proyecto de sincronización del Báltico, la Línea Aurora, y la Ampliación de Chiren, para almacenamiento de gas.

El Interconector EuroAsia recibirá 657 millones de euros, y conectará las redes de transmisión de Chipre y Grecia, permitiendo la transmisión de electricidad en ambas direcciones y poniendo fin al aislamiento energético de Chipre. Los 898 km de cables submarinos y la profundidad máxima del mar de 3.000 metros establecerán nuevos récords mundiales para un proyecto de este tipo. La subvención del CEF se suma a la subvención de 100 millones de euros concedida en el instrumento del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

La fase II del proyecto de sincronización del Báltico recibirá 170 millones de euros, e incluye la financiación del refuerzo de la red en Polonia y la mejora de la infraestructura de transmisión en Lituania, Letonia y Estonia.

Por su parte, la línea Aurora obtendrá 127 millones de euros para contribuir al desarrollo de una tercera línea de transmisión entre Suecia y Finlandia para aumentar la capacidad de transmisión de electricidad entre ambos países y apoyar la integración de la electricidad renovable en tierra y en el mar.

El último proyecto, la ampliación de Chiren, recibirá 78 millones de euros para aumentar la capacidad de una instalación de almacenamiento de gas en Bulgaria, necesaria para la seguridad del suministro regional en el sureste de Europa, así como para reducir los costes de suministro de gas. “También apoya la eliminación progresiva del carbón en la región, facilitando la transición a la energía limpia”, afirma la CE, que considera energías “verdes” el gas y la nuclear, algo que España recahaza.

 

 

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.