Resultados de la subasta de renovables: ¿Problema u oportunidad?

Share

 

Con los resultados oficiales de la subasta sobre la mesa (aquí está el listado con todos los adjudicatarios de proyectos fotovoltaicos), toca hacer balance.

Por primera vez en la historia, la fotovoltaica no cubre la capacidad ofertada. Solo se han adjudicado 5,75 MW de la reserva de 300 MW para pequeños productores; y de la reserva de 600 MW para instalaciones en avanzado estado de tramitación se han repartido 21,9 MW.

Algunas de las grandes eléctricas que no han acudido a la subasta, como Iberdrola y Enel (propietaria de Endesa), están dando a conocer su despliegue inversor en otros países. Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, ha compartido hasta en tres noticias consecutivas sus planes mil millonarios de inversión en Reino Unido acompañados de fotos de la Reina y Boris Johnson. Hace tres días se conoció que la empresa había despedido a su director de comunicación.

De Enel circula que, “según fuentes al tanto de los planes a día de hoy de la compañía”, esta ha decidido “limitar su ambición inversora en su filial española” y “redirigir a EE UU una parte de la inversión prevista para España”, publica El Confidencial.

En el momento de publicación de esta nota, la patronal fotovoltaica, Unef, no había hecho una valoración pública sobre la subasta. Otras voces relevantes del sector han compartido su visión con pv magazine.

APPA: “El precio de reserva es la clave”

El director general de la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA), José M.ª González Moya, afirma que, “en términos generales, la valoración es positiva porque se ha cubierto casi toda la capacidad ofertada a precios más que competitivos. Pero no se ha llegado a cubrir del todo el cupo a pesar de que la presión competitiva parecía razonable. Desconocemos los motivos”.

En la Asociación se muestran sorprendidos por “la alta adjudicación en la eólica y tan baja para la fotovoltaica. Pero como no se publican todos los datos, no sabemos si no había suficientes proyectos maduros. Probablemente se deba a que la fotovoltaica tiene mas incertidumbre a más largo plazo sobre desarrollos futuros debido al precio de las materias primas al alza, lo que también puede ser parte de la justificación”.

Añade que “dos empresas se han llevado un volumen muy alto de la subasta y, en otros casos, hay mucha más dispersión en número de adjudicatarios, esto también debería hacernos reflexionar”.

Coincide con las demás voces que han compartido su análisis en que habría que replantearse el diseño del cupo de disponibilidad acelerada “casi desierto”, y el de “generación distribuida de carácter social, que ha sido un fracaso aún mayor”. Aunque “hay muchas lecturas” –dice–, “quizás los requisitos para acudir a ese cupo no eran los adecuados, o tal vez haya habido muy poco plazo”.

Explica que “otra de las lecturas es por qué no han ido algunas grandes empresas que sí habían participado en rondas anteriores. Algunos habrán renunciado por problemas de seguridad jurídica, no sabemos si tenían proyectos preparados”.

Dice González Moya que “el éxito de esta subasta lo sabremos cuando estos proyectos estén funcionando, no a día de hoy. Podemos decir que todo está bien, han sido adjudicados a precios muy competitivos, pero ahora hay que poner todo eso en marcha”.

Respecto a los precios, afirma que “son sorprendentemente bajos, ya nos pasó en enero. En el renovable, y en el fotovoltaico en particular, la economía de escala importa, el tamaño importa. No sabemos si el cupo de carácter social o distribuido no se ha cubierto porque no se ha presentado suficiente oferta o se han quedado fuera por precio. Hay una clave fundamental: el precio de reserva no es público. Podría suceder que proyectos se hayan quedado fuera porque no hayan llegado al precio de reserva. Esta es la clave”.

 

Fundación Renovables: “Se presentan proyectos para para ganar posición de mercado”

Para la Fundación Renovables, los resultados están, “en líneas generales, bastante en sintonía con lo esperado. Si que es cierto que es sorprendente que no se hay cubierto el volumen máximo licitado de 3498 MW”, explica su director de comunicación, Ismael Morales, a pv magazine.

Los resultados más destacables, en su opinión, son “la baja participación de generación fotovoltaica, además de que los precios han sido bajos para las eléctricas integradas que han participado y que la concentración de asignaciones ha recaído en solo dos promotores prioritarios. Por mucho que se den 3 años de ejecución, las cosas no se van a mover mucho”.

Añade que “es claro que el cupo de generación distribuida y los acelerados no han encontrado una demanda suficiente. Esto deja en claro que muchos promotores piden línea especial o no tienen capacidad de evacuación real, o quizás que el precio no llegara a casar. Sin embargo, el cupo de acelerada es un reflejo de que aquí no se presentan proyectos reales con la suficiente madurez para cumplimentar el plazo de instalación, sino para ganar posición de mercado. Este tema debe ser analizado porque tiene significados que marcan la diferencia entre la promoción real y los deseos”.

Sobre la no participación de las grandes eléctricas, afirma que “las subastas no están pensadas para eléctricas que están integradas, siempre les será mucho más interesante conseguir un precio de transferencia con sus clientes que una subasta competitiva. Pensar que es una muestra de protesta o boicot no es real, nadie protesta perdiendo dinero”.

Si bien consideran que la horquilla de precios es normal para las tecnologías eólica y fotovoltaica, “es curioso que las propuestas de menos de 5 MW tengan unos precios ofertados que estén en la misma horquilla de los grandes tamaños, lo que podría significar que las grandes plantas podrían ofertar incluso más bajo del precio adjudicado”.

 

Anpier: “En Europa, ni estamos, ni se nos espera”

El director general de la Asociacion nacional de productores de energía fotovoltaica (Anpier), Rafael Barrera, ve como una buena señal “que no se hayan fraccionado proyectos”.

Dice que “para Anpier, que defendemos al pequeño y medio productor, el resultado de la subasta ha sido agridulce. El mecanismo de generación social no ha funcionado, ni tampoco el de rápida instalación, era implanteable. Subrayamos el buen gesto del ministerio al intentar hacer accesible la subasta a los pequeños productores, se echaba en falta. Pero advertíamos desde el principio que iba a haber barreras. Esperamos que en breve se plantee una nueva subasta con un nuevo cupo, superior, pero más ajustado a la realidad del pequeño productor”.

Explica que “el pequeño productor de generación distribuida de hasta 5 MW tiene muchas barreas”, y menciona el acceso a los puntos de evacuación y a las economías de escala. “Había poco tiempo entre la convocatoria y la subasta en sí”, añade.

“Cuando se hacen los cálculos, el precio de corte de la subasta se queda muy corto”, dice, y explica que “es muy difícil que salgan los números con precios por debajo de 42 €/MWh; hoy hay incrementos muy importantes en los costes (del panel y del acero)”. Concluye afirmando que “Europa dice que quiere poner al ciudadano en el centro, pero no estamos ni se nos espera. 42 €/MWh no es un precio alto, sobre todo si que considera que son ingresos que se quedan en el territorio, casi todo se absorbe en proximidad, son pymes, apenas hay costes de transporte”.

En cuanto a la ausencia de grandes eléctricas, afirma que “no creo que altere el rumbo para la penetración de las tecnologías renovables. Habrá otras empresas, y las subastas no son el único camino”.

 

Las empresas, orgullosas

Bruc compartió ayer sus resultados y la valoración de al subasta, al igual que Capital Energy, cuyo CEO afirma que “el apetito inversor [en españa] es muy elevado» y “los fundamentales del sector renovable español siguen siendo muy sólidos”, según publica El Mundo.

Tanto Forestalia como Enerland Group han querido compartir sus valoraciones. “Forestalia cumplirá las obligaciones derivadas de esta adjudicación como ha venido haciendo hasta el momento, con el mismo rigor y cumplimiento de plazos que en las subastas anteriores”, dice la compañía, que se ha adjudicado 777,90 MW en la subasta (562,40 MW eólicos y 215,50 MW fotovoltaicos).

“Forestalia confía en que, más allá de la actual coyuntura del precio de la electricidad, el mercado encontrará su equilibrio en el medio y largo plazo, donde las energías renovables están llamadas a jugar un importante papel de crecimiento socioeconómico sostenible y vertebración territorial”, dice.

Enerland Group, por su parte,  ha conseguido la adjudicación de 3 proyectos dentro del grupo de instalaciones fotovoltaicas locales, donde ha sido, junto con Blacksalt, uno de los dos únicos adjudicatarios.

“Nos enorgullece haber conseguido la adjudicación de los proyectos en una categoría en la que únicamente hay dos empresas. Trabajamos proyectos tanto de gran tamaño como de carácter local porque nos gusta apostar por nuestro territorio y dar valor al mismo promoviendo el desarrollo de la energía renovable”, dice la empresa zaragozana.

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, destacó que la subasta, planteada en un momento especialmente delicado del panorama energético europeo, “representa la consolidación de nuevos actores” y “el interés y confianza de los inversores”. El tiempo lo dirá.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.