EDP cierra casi todas sus centrales de carbón en la Península Ibérica

Share

La empresa energética portuguesa EDP ha anunciado el cierre de su planta de carbón de Sines, adelantando su clausura en dos años hasta el 2021. Esto significa el fin de la generación de carbón en Portugal dos años antes de lo esperado. También ha comunicado que solicitará el cierre de su central asturiana Soto de Ribera 3 ante el Ministerio para la Transición Ecológica.

Según afirma la compañía en un comunicado, Sines estaba parada desde el pasado mes de enero y, en mayo, el país alcanzó el récord de 52 días sin carbón. «Portugal ya había acelerado su renuncia al carbón de 2030 a 2023. El hecho de que se adelante una vez más al 2021 muestra lo rápido que un país puede limpiar su sistema energético cuando se compromete a adoptar medidas de energía limpia y climáticas», dijo Kathrin Gutmann, directora de la Campaña Europa Más Allá del Carbón.

No obstante, EDP mantendrá sus dos grupos térmicos de Gijón, Aboño 1 y 2. El primero, con 342 MW, está en fase de reconversión para la quema de gases siderúrgicos procedentes de las fábricas de Arcelor, que entrará en funcionamiento en 2022. Por su parte, Aboño 2 seguirá funcionando “como apoyo para cualquier indisponibilidad contribuyendo así a una economía circular”.

El grupo 3 de Soto de Ribera, de 346 MW, no produce electricidad desde hace un año, y, en su lugar, EDP planea “un proyecto innovador de almacenamiento de energía” del que no se han comunicado más detalles.

Portugal será el tercer país de la UE en cerrar sus centrales de carbón antes de tiempo, después de que Austria adelantara su retirada progresiva de 2025 a 2020, y Suecia hiciera lo mismo de 2022 a 2020. Cuando Pego y Sines cierren en 2021, Portugal se unirá a Bélgica, Suecia y Austria en la eliminación total del carbón en la producción de electricidad desde que se firmó el Acuerdo Climático de París de las Naciones Unidas. Se espera que cuatro países más sigan el ejemplo y eliminen el carbón para 2025 o antes, incluyendo a Francia (2022), el Reino Unido (2024), Irlanda (2025) e Italia (2025); y seis más para 2030 o antes: Grecia (2028), los Países Bajos (2029), Finlandia (2029), Hungría (2030), Eslovaquia (2030) y Dinamarca (2030).

En España, el carbón solo cubrió el 5% de la generación eléctrica en 2019, y Endesa presentó el 27 de diciembre la solicitud formal de cierre de las térmicas de carbón importado de As Pontes (A Coruña) y Litoral (Carboneras, Almería), que echarán el cierre dentro de año y medio, según se ha previsto.

En España peninsular solo quedarán activas entonces dos centrales de carbón: las de Aboño (de EDP), y la de los Barrios, en Cádiz (de Viesgo).

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.