Continúa el despliegue de solar + almacenamiento en Europa

Share

EDPR, la división renovable energética portuguesa EDP, ha puesto en marcha un sistema para el almacenamiento de energía en batería (BESS, según sus siglas en inglés) conectado al parque solar fotovoltaico de Bailesti, en Rumanía.

Aunque no se han hecho públicos más datos acerca del sistema, se trata de la primera planta de almacenamiento de energía asociada a un parque solar que pone en marcha la compañía; que previamente puso en marcha otra planta conectada a un parque eólico en el mismo país. El sistema permitirá que cuando haya un exceso de producción las baterías se carguen, y cuando la generación se encuentre por debajo de lo esperado utilicen la energía almacenada para proveer a los consumidores.

Según la EDPR, lo que hace diferente al sistema de almacenamiento de la planta de Bailesti es que está instalado directamente para una corriente continua (DC), de manera que se garantiza una menor pérdida de energía en el proceso de carga y se añaden nuevas funcionalidades que mejoran su rendimiento como la recuperación en cortes de suministro, o la captura de energía a niveles bajos de voltaje o en días nublados. “Para conseguirlo, EDPR ha instalado un sistema de conversión de energía novedoso que permite la conexión de paneles fotovoltaicos y de baterías de corriente continua con un transformador a corriente alterna (AC), junto con una batería Litio-ión, así como un sistema que permita un control total del sistema”, afirma la empresa.

Duarte Bello, COO de EDP Renováveis para Europa y Brasil, ha celebrado la extensión del uso de baterías con renovables calificándolo de “logro disruptivo en el mercado energético, ya que convierte a fuentes de energía renovables como la eólica o la solar en fuentes de energía constantes, y, por extensión, más eficientes y predecibles”.

La empresa anunció el mes pasado haber superado el 70% de los 7,0 GW que plantea su plan de negocio como objetivo de capacidad global para el periodo 2019-2022: se adjudicó 490 MW en la subasta de Colombia, y también adquirió el 50% de una cartera de tres plantas de energía solar con una capacidad instalada de 278 MW en Estados unidos.