La UE aprueba una nueva directiva y un reglamento para el paquete de energías limpias

Share

Tras dar luz verde a su paquete de energía limpia a finales de mayo, la Comisión Europea ha publicado dos importantes documentos en el Diario Oficial de la Unión Europea que serán cruciales para su aplicación, tras el lanzamiento del paquete a finales de 2016: la Directiva (UE) 2019/944 sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad y por la que se modifica la Directiva 2012/27/UE y el Reglamento (UE) 2019/943 sobre el mercado interior de la electricidad.

El primer documento, que establece normas generales para la creación de un nuevo mercado común de la electricidad en la UE, insta a todos los Estados miembros a que apoyen el comercio transfronterizo de electricidad, faciliten la participación de los consumidores, apoyen las inversiones en la generación flexible de energía -incluidos el almacenamiento y la electromovilidad- y mejoren las interconexiones entre los distintos sistemas energéticos nacionales. Las disposiciones también exigen, entre otras cosas, que los mercados de la electricidad sean competitivos y se centren en el consumidor, al tiempo que garantizan que los consumidores de electricidad tengan libertad para comprar la electricidad al proveedor de su elección. Los consumidores también pueden tener más de un contrato de suministro de electricidad al mismo tiempo, siempre que se establezcan las conexiones y los puntos de medición necesarios. Además, los consumidores deben tener libertad para comprar y comercializar servicios de electricidad independientemente de sus contratistas de suministro eléctrico.

El punto 16. menciona a España explícitamente cuando afirma “El Consejo Europeo de los días 23 y 24 de octubre de 2014 declaró en sus conclusiones que la Comisión, con el apoyo de los Estados miembros, debe adoptar medidas urgentes para garantizar el logro de un objetivo mínimo del 10 % de las interconexiones eléctricas existentes, con carácter de urgencia, y a más tardar en 2020, al menos para los Estados miembros que aún no hayan alcanzado un nivel mínimo de integración en el mercado interior de la energía, que son los Países Bálticos, Portugal y España, y para los Estados miembros que constituyen su principal punto de acceso al mercado interior de la energía”. Dicho objetivo asciende al 15% para 2030.

Además, se espera que los países miembros de la UE permitan a los productores de electricidad abastecer a los clientes de su territorio a través de líneas directas, sin estar sujetos a procedimientos o costes administrativos desproporcionados. La Comisión pide explícitamente a los Estados miembros que no introduzcan o mantengan requisitos, tasas administrativas, procedimientos y cargos para los clientes activos que participan en el mercado de la energía a través de sus propios generadores de energía distribuidos o a través del mercado de agregación, y se espera que las tasas de red reflejen los costes.

No obstante, se invita a los países de la UE a favorecer la creación de las denominadas comunidades energéticas y a asegurarse de que tienen acceso a todos los mercados de la electricidad, ya sea directamente o mediante agregadores, de forma no discriminatoria.

«Los Estados miembros velarán para que los gestores de redes de transporte y los gestores de redes de distribución, cuando adquieran servicios auxiliares, traten a los participantes del mercado que participan en la agregación de la respuesta a la demanda de forma no discriminatoria con los productores en función de sus capacidades técnicas», declara la Directiva.

En cuanto a la introducción de los contadores inteligentes, el documento pide a los países de la UE que garanticen que los clientes de la electricidad contribuyan a los costes asociados al despliegue de forma transparente y no discriminatoria, al tiempo que destaca los beneficios a largo plazo que podrían aportar a toda la cadena de valor.

El segundo documento, destinado a proporcionar los principios fundamentales del futuro mercado común de la electricidad, describe cómo debe llevarse a cabo un intercambio transfronterizo justo de electricidad, al tiempo que establece las normas básicas para fomentar la libre formación de precios y una generación y demanda más flexibles.

«Las reglas del mercado ofrecerán incentivos apropiados para la inversión en generación, en particular para las inversiones a largo plazo en un sistema de electricidad sostenible y sin emisiones de carbono, almacenamiento de energía, eficiencia energética y respuesta a la demanda para satisfacer las necesidades del mercado», dice el reglamento.

Los documentos también proporcionan indicaciones sobre el mercado de equilibrado, la negociación en los mercados diarios e intradiarios, el envío de la generación y la respuesta a la demanda, y la redistribución.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.