Enel inicia la construcción de sus primeras plantas fotovoltaicas en Extremadura

Share

La división española de energías renovables de Endesa, Enel Green Power España, ha iniciado la construcción de tres plantas solares con una capacidad total de cerca de 127 MW en Logrosán (Cáceres), las primeras de la compañía en Extremadura. Las tres instalaciones fotovoltaicas –Baylio, Dehesa de los Guadalupes y Furatena– tendrán una potencia de más de 42 MW cada una, y para su construcción se invertirán aproximadamente 100 millones de euros.

Está previsto que las tres primeras plantas fotovoltaicas de la filial renovable de Endesa entren en funcionamiento antes del 31 de diciembre de 2019. Una vez que estén totalmente operativas, las instalaciones, compuestas por alrededor de 372.000 módulos, tendrán capacidad para generar más de 240 GWh por año, evitando la emisión anual de aproximadamente 120.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

La construcción de los tres proyectos se basará en el modelo de “Sitio de Construcción Sostenible” de Enel Green Power, que incorpora el uso de energía renovable durante la construcción a través de un sistema fotovoltaico de 20 kW que atenderá las necesidades energéticas de cada sitio de construcción, así como otras iniciativas que impulsen la participación de la población local en la construcción del proyecto.

Según ha informado la empresa en un comunicado, utilizará algunos procesos de construcción y equipos innovadores en los tres emplazamientos, incluidos los aviones teledirigidos para el levantamiento topográfico, el seguimiento inteligente de ciertos componentes como paneles solares, transformadores principales y cables, así como plataformas digitales avanzadas y soluciones de software para supervisar el progreso y la calidad de la construcción y apoyar remotamente las actividades del emplazamiento y la puesta en marcha de las plantas. Estas prácticas y herramientas permitirán una recopilación de datos más rápida, precisa y fiable, mejorando la calidad de la construcción y facilitando la comunicación entre los equipos in situ y externos. Además, fomentará la contratación de mano de obra local en la construcción de las plantas y se encargá de formar a personal local.

Los parques forman parte de los siete proyectos que suman 339 MW solares adjudicados a Enel Green Power España tras la tercera subasta de energías renovables del gobierno español, en julio de 2017. De ellos, uno se ubica en Murcia (el parque de Totana que comenzó su construcción en septiembre), y los seis proyectos restantes se ubican en Extremadura (estos tres en la provincia de Cáceres, en el municipio de Logrosán, y otros tres en la provincia de Badajoz, en los municipios de Talarrubias y Casas de Don Pedro).

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, afirmó a principios de octubre que en los próximos dos años funcionarán en Extremadura nuevas plantas fotovoltaicas que generarán 2.000 MW y suponen una inversión de más de 1.200 millones de euros. Extremadura podría generar hasta el 30 % de la nueva capacidad solar hasta 2030.