Endesa fomentará la contratación de mano de obra local en la construcción de 3 plantas en Extremadura

Share

La construcción de las tres plantas fotovoltaicas que Endesa llevará a cabo en Extremadura a través de su filial renovable, Enel Green Energy, supondrán no solo la producción de energía de origen renovable, sino también un beneficio para las localidades de Logrosán, en la que se asentarán los parques Hernán Cortés, Zurbarán y Quijote, cuya construcción ha dado inicio a finales de septiembre, y Casas de Don Pedro y Talarrubias, donde se ubicarán los parques de Navalvillar, Valdecaballero y Castilblanco, cuya tramitación sigue en curso.

Así lo dio conocer Endesa el pasado viernes en un acto celebrado en la localidad cacereña de Guadalupe con la presencia de los alcaldes de Logrosán, de Casas de Don Pedro y de Talarrubias, así como los principales agentes sociales de estos municipios.

El equipo de ingeniería y construcción de Enel Green Power España ha presentado las principales magnitudes de los parques de Logrosán, que ya se encuentran en fase de construcción y ha dado a conocer el Plan de Creación de Valor Compartido que acompañará a los parques Hernán Cortes, Zurbarán y Quijote, focalizado en diversas actividades dirigidas a fomentar el desarrollo socioeconómico de la zona. Este Plan se replicará también para los parques que se construirán en Casas de Don Pedro y Talarrubias, una vez se termine su tramitación y empiece la fase de obra.

El Plan de Creación de Valor Compartido de Endesa fomentará la contratación de mano de obra local y la subcontratación de servicios de empresas extremeñas.

Además, la empresa impartirá cursos especializados de formación que beneficiarán a varios centenares de personas en los tres municipios y un curso sobre conocimientos en el campo fotovoltaico para personas que ya cuenten con cierto nivel formativo en energía o electricidad

También se llevarán a cabo diversas medidas de ingeniería sostenible que fomenten el uso de las energías renovables en la fase de construcción y en el futuro en el municipio, como la instalación de paneles fotovoltaicos en la obra, para sustituir el uso de grupos electrógenos, y que tras la construcción, serán donados al municipio para que se les dé un uso público. Además, la iluminación de la obra será de carácter eficiente, mitigando impactos medioambientales, y se donará a la población los tanques de agua que se hayan utilizado durante la fase de obra.

Endesa ha dado inicio a la construcción a finales de septiembre de las tres instalaciones fotovoltaicas de Logrosán -Hernán Cortés, Zurbarán y Quijote- que tendrán una potencia de 42,9 MW cada una. Para su construcción se invertirán aproximadamente 100 millones de euros. Está previsto que las tres primeras plantas fotovoltaicas de la filial renovable de Endesa en Extremadura entren en funcionamiento el 31 de diciembre de 2019. Una vez que esté totalmente operativa, las instalaciones solares, compuesta por 378.000 módulos, evitará la emisión anual de aproximadamente 175.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Además de los parques de Logrosán, Endesa está tramitando los permisos necesarios para construir otros tres parques fotovoltaicos en Extremadura, en la provincia de Badajoz, en los municipios de Talarrubias y Casas de Don Pedro. Estos parques son también fruto de la subasta del pasado año.