El Gobierno de Castilla-La Mancha agiliza los trámites para la implantación de fotovoltaica

Share

Castilla-La Mancha está a la cabeza del país en la instalación de empresas de energía fotovoltaica, según informa en un comunicado el Gobierno dela región. “La agilidad y rapidez de la Administración autonómica en la gestión de trámites, en algunos casos de menos de ocho meses, y las horas de sol en la región, han servido de atractivo para que las empresas energéticas hayan visto en la geografía regional un lugar idóneo para la instalación de fotovoltaicas”, afirma.

En relación con la subasta que se celebró en julio de 2017 por el Gobierno de España, el Gobierno de Castilla-La Mancha, de la mano de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo y en colaboración con las de Agricultura y Medioambiente y Fomento, ha conseguido tramitar por vía de urgencia 21 expedientes, lo que supone dar licencia a la instalación de 890 MW más. Esto supone tramitar más del 95 % de las peticiones que el Ejecutivo regional tenía sobre la mesa, de un total 23.

Con estos 890 MW, Castilla-La Mancha vuelve a ponerse a la cabeza en la generación de energía fotovoltaica en el país con un total de 3.600 MW: a los 923 MW existentes se suman los 890 de la última subasta y el resto que están en tramitación (que, según los datos de la pasada semana, ascendían a 5.100 MW: el Ejecutivo regional tiene en tramitación en este momento 119 proyectos que suman una potencia de 2.600 MW, más otros 2.500 MW que se tramitan desde Ministerio de Transición Ecológica).

Los 890 MW relacionados con la subasta de julio de 2017 conllevan una inversión de más de 750 millones de euros que, a su vez, generarán más de 2.000 puestos de trabajo durante la etapa de construcción de los parques fotovoltaicos, afirma la Consejería de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha.

La muestra más importante de ese interés sería, se lee en el comunicado, el número de avales depositados en la Caja General de Depósitos de Castilla-La Mancha: 130 millones de euros, que avalan la posible instalación de 13.000 MW fundamentalmente en fotovoltaica y en eólica.

El apoyo que realiza el Gobierno de Castilla-La Mancha a las energías renovables está orientado en dos grandes líneas de actuación. Primero, en la producción de energía eléctrica con grandes proyectos, por un lado, y apoyo a pequeños proyectos de autoconsumo, ahorro y eficiencia y reducción de emisiones, dirigidos a pymes, familias y ayuntamientos.

No es la única región española que aspira a potenciar las renovables: a principios de mes, el presidente de la Junta de Extremadura afirmó que la región podría generar hasta el 30 % de la nueva capacidad solar hasta 2030.