El ahorro en la factura eléctrica, el principal beneficio económico percibido por los autoconsumidores en España

Share

El proyecto de investigación PVP4Grid, financiado por la Unión Europea, ha presentado un primer análisis que contiene observaciones fundamentales sobre el uso individual y colectivo de la electricidad generada a partir de energía fotovoltaica en varios países.

El estudio, que ha examinado el marco de condiciones legales y políticas existentes en Bélgica, Alemania, Francia, Italia, Holanda, Austria, Portugal y España, diferencia entre tres conceptos de prosumidor, examinando el marco regulatorio de cada uno de ellos: autoconsumo individual, uso colectivo de un sistema fotovoltaico dentro de un edificio, y suministro de energía solar a nivel vecindario.

Según el estudio, en todos los países examinados es legalmente posible el autoconsumo individual, cuando el productor y el consumidor de electricidad son el mismo. Cinco de los ocho países permiten el uso compartido de un sistema fotovoltaico dentro de un mismo edificio, mientras que este sistema está expresamente prohibido en Bélgica, Italia y España.

En cambio, el suministro de energía solar en un vecindario con uso de la red energética pública, solo está legalmente permitido y es factible económicamente en Francia y Países Bajos.

Los informes pueden consultarse en www.pvp4grid.eu/pv-prosumer-concepts/

PV-Prosumers4Grid (PVP4Grid) es un proyecto financiado por la UE que cuenta con 12 socios de varios países europeos. Su principal objetivo es el de aumentar la cuota de mercado y el valor de la energía fotovoltaica, permitiendo que los consumidores se conviertan en autoconsumidores fotovoltaicos de una manera amigable con el sistema.

PVP4Grid busca conseguir una mayor integración de la energía fotovoltaica en el mercado energético. Para ello, analizará, mejorará, implementará y evaluará nuevos modelos de negocio y gestión que combinen fotovoltaica, almacenamiento, demanda flexible y otras tecnologías en un producto viable.

Además, desarrollará guías detalladas para Autoconsumidores y Operadores de Sistemas de Distribución (DSOs), así como recomendaciones para los reguladores nacionales y europeos sobre cómo alcanzar un marco regulatorio apropiado para el autoconsumo.