Los precios de la energía solar en EE.UU. duplican los costes europeos en medio de los problemas normativos

Share

De pv magazine 05/24

En los dos últimos años se ha producido un aumento de la producción de módulos fotovoltaicos. Clean Energy Associates (CEA) prevé un aumento del 15% en la capacidad de producción solar anual hasta mayo de 2025, frente a un 8% más de demanda.

Varios factores han contribuido a este desequilibrio. La perspectiva de nuevos derechos antidumping y compensatorios (AD/CVD) por parte del gobierno estadounidense, con nuevos países potencialmente afectados, complica aún más el panorama para los compradores de módulos solares.

Con unas elecciones previstas en Estados Unidos en noviembre de 2024, es posible que se produzcan nuevos trastornos políticos.

Cambios arancelarios
Los promotores han disfrutado de precios a la baja por primera vez en mucho tiempo, pero los nuevos aranceles podrían hacer subir los precios en Estados Unidos a pesar de la abundante oferta.

Los mayores fabricantes mundiales de módulos solares se están acomodando a las restricciones de la UFLPA para enviar más producto del previsto y la producción de módulos estadounidenses está en expansión. Los nuevos fabricantes con sede en Estados Unidos y otros países no afectados por los AD/CVD -como Turquía e Indonesia- tardarían en adaptarse a la nueva política comercial, como ocurrió tras la introducción de la UFLPA.

Los promotores de la energía solar podrían necesitar nuevos proveedores y tendrán que redoblar la garantía de calidad y las pruebas de aceptación en fábrica para garantizar la calidad.

Tecnología en transición
El sector se encuentra en plena transición de la célula trasera de emisor pasivado (PERC) a la energía solar de contacto pasivado de óxido de túnel (TOPCon). La energía solar de heterounión (HJT) está cambiando, incluso en los módulos PERC, con nuevos materiales que hacen que los paneles sean más resistentes a la intemperie. Históricamente, los promotores han tenido dificultades para contratar seguros para proyectos en zonas azotadas por el granizo, como Texas. Ahora se puede aplicar una película al vidrio del módulo fotovoltaico durante la producción para reforzar los productos. Sin embargo, estos cambios tecnológicos añaden un riesgo adicional a los acuerdos de suministro.

Condiciones favorables
Tras un mercado vendedor de 24 a 36 meses, un cambio de tendencia podría reabrir condiciones favorables para los compradores. Cuando los fabricantes tenían la sartén por el mango, a los promotores les costaba convencerles de que fueran importadores registrados y, por tanto, responsables de que los productos cruzaran las fronteras cumpliendo los requisitos de trazabilidad de la UFLPA de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de EE. UU. (CBP). Cuando los envíos son retenidos, el importador registrado es la parte responsable.

Si el comprador es el importador registrado, podría tener que pagar por los productos retenidos en la aduana. Si el responsable es el proveedor, los pagos no tienen que hacerse hasta que los paneles estén en el país.

El comprador podría integrar una cláusula de daños liquidados por retraso en el contrato de suministro para evitar esta situación. Si un envío se retrasa porque no ha superado los requisitos de la CBP en la frontera, el vendedor tendría que reembolsar al comprador los costes adicionales incurridos.

Los desarrolladores tienen que preguntarse: “Si decido fijar el precio, ¿estos módulos permanecerán en los almacenes mucho tiempo?”. Este es uno de los inconvenientes de la planificación previa y la compra a precios más bajos. Si un proyecto se retrasa, los módulos permanecen en almacenes donde pueden ser trasladados repetidamente en carretillas elevadoras, lo que puede causar daños. Sin embargo, los promotores pueden negociar condiciones que limiten el riesgo asociado al almacenamiento a largo plazo.

También existe el riesgo de que la tecnología se quede obsoleta. En el pasado, los promotores han aprendido por las malas que cuando han guardado muchos equipos -transformadores y módulos- a veces ha resultado que los proyectos se cancelaban o retrasaban lo suficiente como para que la tecnología evolucionara y su producto quedara obsoleto. Como resultado, los promotores han tenido que revender los equipos por una fracción del precio que pagaron por ellos.

Incertidumbre normativa
La incertidumbre normativa plantea otro reto. ¿Qué ocurrirá en las próximas elecciones presidenciales de EE.UU. y cómo afectará al suministro de equipos solares y a los niveles de producción? Los promotores tienen que planificar para esta incertidumbre, además de pensar en mantener el calendario de sus proyectos.

El actual aumento de la oferta se ha producido en un periodo de tiempo tan breve debido a los incentivos fiscales incorporados en la Ley estadounidense de Reducción de la Inflación (IRA) y a que los fabricantes están instalándose en Estados Unidos para evitar las restricciones a la importación.

El mundo de la construcción y el desarrollo de proyectos no avanza tan rápido como la producción y fabricación de energía solar. Incluso cuando aumentan los problemas en la fase de desarrollo -los proyectos se retrasan, la financiación no llega y los regímenes de planificación cambian-, los fabricantes siguen avanzando a toda velocidad.

La dinámica en Europa y en Estados Unidos es muy diferente en este momento debido a la UFLPA. En Europa aún no existe una restricción similar, por lo que el mercado continental está inundado de módulos de bajo coste. El entorno de precios es cambiante. En Europa, los precios han bajado hasta 0,11 dólares/W de capacidad de generación de paneles. En Estados Unidos siguen rondando los 0,24 dólares/W.

Esta diferencia de precios se debe a que muchos fabricantes de paneles aún no pueden exportar a Estados Unidos, ya que todavía están intentando resolver el proceso de importación de la UFLPA. El sector está creando una cadena de suministro norteamericana diferenciada.

Los productos pueden pasar por las mismas instalaciones, pero los proveedores separan cuidadosamente los que requieren una trazabilidad completa para ir a Estados Unidos. Muchos módulos almacenados en Europa carecen de la trazabilidad completa necesaria para su importación a Estados Unidos.

Sobre la autora: Engilla Draper es experta en compras y cadenas de suministro de Clean Energy Associates, que presta servicios de asesoramiento a promotores y fabricantes del sector de las energías renovables.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.