Fundación Renovables propone una Política Energética Común para Europa

Share

La Fundación Renovables ha publicado el informe “El futuro de Europa pasa por una política energética común – Hacia la soberanía energética de la Unión Europea”, en el que propone una serie de medidas y bases fundamentales para establecer una Política Energética Común (PEC) en la Unión Europea a la vez que presenta una serie de líneas estratégicas fundamentales para conseguirlo, desde la definición y cumplimiento de objetivos energéticos hasta la promoción de la movilidad sostenible y el desarrollo de energías renovables.

“Como las decisiones de política energética sobre el mix elegido por cada país miembro los hacen rehenes de esas decisiones durante años, desde la Fundación Renovables abogamos por una Política Energética Común que considere la energía como un bien esencial y básico de acceso universal”, explican.

Desde la Fundación reconocen la complejidad de la política europea, que “se refleja, especialmente, en el ámbito energético y en las múltiples salidas a las sucesivas crisis”, pero opinan que “la transición energética enfrenta riesgos y desafíos comunes, como limitar la dependencia de terceros en recursos fósiles y minerales críticos y garantizar la seguridad de suministro. La coordinación europea ante la crisis energética ha demostrado beneficios significativos, como las compras de gas agregadas”.

Para lograr una política energética cohesionada y coherente con los objetivos climáticos asumidos, desde la Fundación Renovables proponen las siguientes líneas estratégicas como elementos básicos de la PEC:

1) Definición, exigencia y control en el cumplimiento de objetivos energéticos, con un mínimo vinculante para cada país y un horizonte temporal fijado.

Establecer objetivos vinculantes para cada país, incluyendo la cobertura de la demanda con renovables, la eficiencia energética, la electrificación de la demanda y la erradicación gradual de los combustibles fósiles.

2) Desarrollo de instrumentos para cumplir los objetivos.

En ese sentido, proponen implantar políticas fiscales verdes, ayudas directas, programas industriales y un modelo de producción y consumo responsable basado en la economía circular.

3) Mayor exigencia en la transposición de directivas en tiempo y en alcance.

Reforzar el cumplimiento y la monitorización de las directivas energéticas, así como mejorar los procedimientos de autorización administrativa para desarrollos tecnológicos.

4) Creación de una Agencia de Energía Europea.

Se propone la formación de una agencia que coordine iniciativas y supervise el cumplimiento de los planes energéticos. Se encargará, además, del mantenimiento y la actualización de bases de datos, sobre todo para el análisis de estos, la definición de proyecciones, la identificación de medidas correctoras y el seguimiento regular del cumplimiento de los diferentes planes energéticos de cada Estado miembro.

5) La electricidad y los gases renovables, bases de la oferta energética europea.

Abogar por la electrificación de la demanda y el desarrollo de los gases renovables, como el hidrógeno verde y el biogás, para cubrir las necesidades energéticas.

La electrificación de la demanda implica iniciativas y objetivos respecto a:

  • El crecimiento de la demanda eléctrica y la consideración como sustitutiva de los procesos de combustión en los diferentes sectores.
  • El avance en la gestión de la demanda de electricidad con el objetivo de integrar las fuentes de energía renovables que tienen una gran variabilidad en origen.
  • El desarrollo y la automatización de redes eléctricas de transporte y de distribución para la conexión de nuevas iniciativas de generación.
  • La apuesta por el almacenamiento, tanto en sistemas ligados a la oferta como a la demanda (instalaciones de autoconsumo y vehículos eléctricos). La reducción del curtailment es obligada si queremos disponer de unos precios de la electricidad idóneos y reducir el sobredimensionamiento del parque de generación.
  • El cumplimiento de los compromisos adquiridos de interconexión entre los distintos países.
  • El desarrollo de modelos competitivos para la instalación de nueva potencia, basados en subastas adecuadas, aumentando la presencia de lo público en el desarrollo de iniciativas que deben llevar la señal de inversión social.

Respecto a los gases renovables, los países de la UE deben apostar por:

  • Hidrógeno verde. Siempre que sea producido por electrólisis del agua con electricidad de origen renovable y su uso se destine a cubrir aquellas demandas energéticas que no pueden ser electrificadas directamente.
  • Gases sintéticos. La utilización de hidrógeno para la producción de gases sintéticos debe estar vigilada por las diferentes comisiones sectoriales, para que no se convierta en una coartada para seguir utilizando gas natural en sectores de fácil electrificación como, por ejemplo, el transporte.
  • Biogás y biometano. La producción de biogás mediante digestión anaerobia en todas las instalaciones de tratamiento, o que generen residuos orgánicos, debe estar regulada por ley, priorizando el autoconsumo a la inyección a la red.
  • Aceites vegetales y biocombustibles líquidos de origen agrícola:En este caso, se debe explicitar el método de producción, las consecuencias medioambientales y el consumo de agua.

6) Gobernanza y transparencia.

Fortalecer organismos de control, limitar la influencia de lobbies energéticos, combatir el greenwashing y prohibición del fracking compromiso de eliminar gradualmente todas las importaciones de combustibles fósiles de países que vulneran derechos humanos  y la observancia del cumplimiento de las sanciones impuestas, así como la obligación de subsidiariedad de los propietarios de centrales e instalaciones contaminantes y radiactivas, asumiendo los costes ocasionados por el tratamiento de residuos, los sobrecostes y el desmantelamiento de instalaciones.

7) Aumentar la capacidad de actuación sobre los mercados energéticos.

Se propone reformar los mercados energéticos para garantizar un acceso justo y transparente a la energía, limitar la concentración de agentes y fomentar la competencia. Entre las líneas en las que hay que actuar están:

  • Abandonar el modelo marginalista, en su concepción aplicada en la actualidad.
  • Limitar la concentración de agentes y el modelo integrado verticalmente.
  • Establecer mercados de capacidad e incentivos para la gestionabilidad de la demanda y del sistema eléctrico.
  • Configurar un mercado justo del CO2 .
  • Comportamiento homogéneo en cuanto a la producción interior y a las importaciones.
  • Establecimiento de procedimientos de compras conjuntas de energía primaria.
  • Ampliar los mercados mediante las interconexiones.
  • Fomento de PPA ́s y CFD ́s.

8) Pilares básicos de la transición energética.

Enfatizar en la movilidad sostenible, la rehabilitación de edificios y el despliegue masivo de energías renovables como elementos clave de la transición.

La base de partida para configurar esta PEC debe ser el excelente desarrollo que han proporcionado las distintas directivas en los últimos años, pese a que sigan siendo propuestas de mínimos comunes al buscar el acuerdo total de los diferentes Estados. No obstante, en general, estas han respaldado el enfoque hacia el ahorro energético, la eficiencia y la promoción de un modelo 100% renovable y diversificado, con la electricidad como vector energético principal.

Para alcanzar estos objetivos, es crucial aumentar la exigencia y la ambición en la trasposición de las directivas, así como actualizar, ampliar y endurecer el control de sanciones a los países que no cumplan con estas regulaciones. Además, es esencial fomentar una nueva cultura energética basada en el uso racional de la energía y la cooperación entre áreas rurales y urbanas.

“En definitiva, la Fundación Renovables aboga por una PEC que promueva un modelo energético europeo inclusivo, justo, ambicioso y multidireccional, priorizando la sostenibilidad y el acceso universal a la energía para que Europa siga estando a la cabeza en la lucha contra el cambio climático y aproveche las oportunidades generadas”, concluyen.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.