Fortescue se asocia con Airbus y prometen un avión alimentado con hidrógeno en 2035

Share

 

De pv magazine Australia

Uno de los mayores fabricantes de aviones del mundo, la europea Airbus, y la mayor empresa australiana de hidrógeno verde, Fortescue Future Industries (FFI), han anunciado su asociación formal que, según dicen, acelerará la descarbonización de la industria de la aviación a través del hidrógeno verde.

La semana pasada, Airbus lanzó oficialmente su programa de demostración ZEROe, de varios años de duración, para probar diversas tecnologías de hidrógeno. Aunque el comunicado de prensa de la FFI no mencionaba específicamente la iniciativa ZEROe de Airbus, esta ha realizado una animación titulada «Presentación de la flota ZEROe de Airbus, impulsada por hidrógeno verde», con su logotipo en la parte inferior, lo que implica la participación de la empresa en el programa europeo.

Lo que sí han dicho FFI y Airbus es que ambos firmaron el martes un memorando de entendimiento en la sede de Airbus en Toulouse (Francia), que permitirá a ambas empresas colaborar estrechamente, «como un grupo de trabajo centrado», para implantar el hidrógeno verde como combustible en la industria de la aviación.

Ambas empresas tienen previsto «aprovechar sus respectivos conocimientos» para apoyar la entrada en servicio de un avión ecológico basado en el hidrógeno para 2035, según han declarado.

Según el acuerdo, FFI proporcionará perspectivas de costes y factores tecnológicos en toda la cadena de suministro y construirá escenarios de despliegue de infraestructuras para el suministro de hidrógeno verde a los aeropuertos seleccionados. Airbus proporcionará características sobre el uso de energía de la flota, escenarios de demanda de hidrógeno en la aviación, especificaciones de reabastecimiento de combustible y marco normativo de la aviación.

En noviembre, FFI también inició una asociación con Universal Hydrogen, con sede en Los Ángeles, para entrar en el sector de la aviación. En virtud de este acuerdo, FFI se encargó de la producción y el suministro de hidrógeno verde, mientras que Universal Hydrogen se encargó de la logística de entrega en los aeropuertos y de los servicios de combustible en los mismos.

 

Emisiones de la aviación

El sector de la aviación suele citar su contribución «fraccionada» a las emisiones de dióxido de carbono a nivel mundial, ya que representa alrededor del 2,5%. Sin embargo, el fundador y presidente de la FFI, Andrew «Twiggy» Forrest, señaló que las emisiones del sector a nivel mundial se han duplicado desde la década de 1980.

«La gente quiere viajar, reunirse con la familia y los amigos y explorar nuevos lugares sin verse obligada a contaminar el planeta», afirmó. «El problema no son los viajes, el problema es cómo alimentamos nuestros aviones y barcos: todo eso debe convertirse en libre de emisiones. Nada de maquillaje verde, nada de espejismos, solo 100% verde», ha dicho.

«El futuro del transporte aéreo es verde», añadió Glenn Llewellyn, Vicepresidente de Aviones de Emisión Cero de Airbus.

«Airbus ha identificado el hidrógeno verde como la opción más prometedora para la descarbonización y para hacer frente a nuestros retos medioambientales. Lo han oído aquí primero: Estamos iniciando la revolución de la aviación verde», dijo.

Fortescue también ha comenzado a desarrollar un tren eléctrico que se recarga por sí mismo utilizando la gravedad, tras adquirir la empresa británica de tecnología y servicios de ingeniería Williams Advanced Engineering.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.