Baleària construye el primer barco eléctrico con uso experimental de hidrógeno

Share

 

La naviera con sede en Denia Baleària ha presentado hoy en la Feria internacional de Turismo (FITUR) la construcción del primer ferry eléctrico de pasaje y carga libre de emisiones contaminantes en las estancias y aproximaciones a puerto. Se trata de un nuevo concepto de barco destinado a la ruta Ibiza-Formentera que contará también con un laboratorio de pruebas para el uso de hidrógeno verde.

Baleària afirma que el nuevo buque, que se está construyendo en los astilleros Armón de Vigo, será el primero con cero emisiones en las entradas, salidas y estancias en las dársenas de Ibiza y Formentera gracias a la instalación de baterías eléctricas que se recargarán durante la travesía. «Además de permitir el uso de baterías en puerto, el sistema de propulsión diésel-eléctrico permite mejorar el rendimiento de propulsión y reducir las emisiones y ruidos, a la vez que los mantenimientos», afirma la naviera. El ferry, que conectará las Pitiusas en una hora, permitirá reducir un 80% las emisiones de gases de efecto invernadero respecto al resto de barcos que operan esta ruta.

“Este barco supone un salto importante y para nosotros tiene un componente emocional, ya que a pesar de ser pequeño y sencillo aspira a ser el más sostenible de la flota, al ser eléctrico e incorporar la tecnología del hidrógeno de forma experimental”, ha destacado el presidente de Baleària Adolfo Utor, que también ha recordado que será un barco fundamental para suministrar los servicios esenciales a Formentera.

El buque tendrá 83 metros de eslora y 15 de manga, y podrá navegar a 12,5 nudos. Desde el punto de vista de los pasajeros, se está trabajando en un diseño que prime las acomodaciones exteriores, enfocado principalmente para el mercado de verano, con terrazas a distintos niveles donde se podrá disfrutar de las vistas al mar durante la travesía y con servicios enfocados al placer de viajar: zonas chill out, un gran bar con espacio para DJ y una zona de duchas para refrescarse. El ferry tendrá una capacidad para 350 pasajeros.

En cuanto al transporte de mercancías, la bodega podrá transportar hasta 14 camiones. El barco será double ended, es decir, operativo tanto por proa como por popa, lo que agilizará las operaciones de embarque y desembarque y las maniobras en puerto. Está previsto que empiece a operar el verano de 2023.

Laboratorio de hidrógeno verde

Además, el barco será un laboratorio de pruebas para el uso del hidrógeno verde. En él se instalará una celda de combustible de hidrógeno comprimido de 100 kW, la de mayor capacidad que existe actualmente, para llevar a cabo una experiencia piloto en el uso de esta energía que podría llegar a usarse para el consumo eléctrico de a bordo. “Nuestro objetivo es usar este barco como laboratorio de pruebas a pequeña escala para aprender sobre este combustible y aplicar estos conocimientos en el largo plazo, cuando se prevé que esté disponible un sistema de almacenaje más maduro y estable que el actual hidrógeno comprimido”, explica Adolfo Utor. La naviera participa también en el proyecto europeo Green Hysland, cuyo objetivo es convertir Mallorca en el primer hub de hidrógeno verde del suroeste de Europa.

Baleària ya fue pionera a nivel mundial en el uso de gas natural: en 2019 fue la primera en navegar con esta energía en el Mediterráneo y Canarias.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.