El nuevo Gobierno de Alemania prevé instalar 200 GW fotovoltaicos para 2030

Share

 

De pv magazine Alemania

El miércoles, en Alemania, los líderes del SPD, los Verdes y el FDP presentaron el resultado de semanas de negociaciones: un acuerdo de coalición de 177 páginas. Así, la Gran Coalición que aún gobierna será sustituida pronto por la llamada “coalición semáforo” (llamada así por los colores de los partidos que la conforman, el rojo del SPD, el amarillo de los liberales y el verde de los ecologistas). Esto también allanará el camino para una nueva política energética. La abreviatura «PV» aparece tres veces, y las palabras «fotovoltaica» y «plantas solares» se encuentran exactamente en dos lugares del acuerdo de coalición. Además, se menciona una vez más la «energía solar».

Si nos guiamos por el número de menciones, es una cifra bastante modesta, pero el SPD, los Verdes y el FDP han acordado algunas medidas importantes para marcar el rumbo, que se pueden encontrar en el capítulo de «Energías renovables». Por ejemplo, el nuevo gobierno pretende aumentar la cuota de las renovables en la demanda bruta de electricidad hasta el 80% en 2030, suponiendo un aumento de la demanda de entre 680 y 750 TWh anuales. Según el objetivo, la ampliación de la red debe planificarse y los volúmenes anuales de licitación deben ajustarse «dinámicamente».

Además de las subvenciones previstas en la Ley de Energías Renovables (EEG), los partidos de la coalición apuestan por una mayor expansión sin subvenciones, con instrumentos como los acuerdos de compra de energía a largo plazo (PPA) y el comercio de garantías de origen a escala europea, que deben reforzarse. También debería ser posible utilizar la electricidad de las plantas EEG subvencionadas de forma más regional.

 

200 GW para 2030

Según el acuerdo de la coalición, también debe acelerarse la futura expansión de la energía fotovoltaica. «Nuestro objetivo para la expansión de la energía fotovoltaica (FV) es de aproximadamente 200 GW para 2030», afirma el acuerdo de la coalición (a finales de septiembre, contaba con unos 56,5 GW fotovoltaicos instalados. En comparación, el PNIEC prevé una potencia total instalada de 39 GW fotovoltaicos en la misma fecha, de la que actualmente hay 11,75 GW). Anteriormente, el objetivo era una capacidad fotovoltaica instalada de unos 100 GW para 2030. La duplicación significa que habrá que añadir unos 140 GW de energía fotovoltaica en Alemania en los próximos nueve años. Esto correspondería a una adición anual de 15 GW y, por lo tanto, raya el límite inferior de los escenarios de expansión que los institutos de investigación y los grupos de reflexión vienen reclamando desde principios de año. «Para ello, estamos eliminando todos los obstáculos, entre otras cosas aceleraremos las conexiones a la red y la certificación, ajustaremos las tasas de retribución, examinaremos la obligación de licitación de los grandes sistemas sobre cubierta y los topes», anunciaron los dirigentes de la coalición del semáforo. «También reforzaremos la energía solar innovadora, como la fotovoltaica agrícola y la flotante, y permitiremos la coutilización». Esto se parece a la lista de deseos presentada repetidamente por las asociaciones de la industria solar en las últimas semanas y meses.

 

Solar, obligatoria

También se incluye la llamada “obligación solar”, que el SPD, los Verdes y el FDP ya habían acordado hace tiempo. «En el futuro, todas las superficies de tejado adecuadas se utilizarán para la energía solar. Esto será obligatorio para los nuevos edificios comerciales y se convertirá en la norma para los nuevos edificios privados», afirma el acuerdo de la coalición. «Desmantelaremos las trabas burocráticas y abriremos vías para evitar sobrecargar financiera y administrativamente a los constructores privados. También lo vemos como un programa de estímulo económico para las pequeñas y medianas empresas y el comercio especializado».

Además, los socios de la coalición anunciaron su intención de acelerar todos los procedimientos de planificación y aprobación de las energías renovables, ya que son de interés público y sirven para la seguridad del suministro. Hasta que se consiga la neutralidad climática, hay que mantener la prioridad de las energías renovables. El SPD, los Verdes y el FDP también quieren garantizar que los municipios puedan «beneficiarse adecuadamente desde el punto de vista financiero» de las plantas de energía eólica y de las plantas fotovoltaicas de mayor tamaño en su territorio. «Pondremos en marcha todas las medidas necesarias junto con el Gobierno federal, los estados federados y los municipios antes de que finalice el primer semestre de 2022 para organizar el objetivo común de una expansión acelerada de las energías renovables y la puesta a disposición de los terrenos necesarios para ello», continúan los partidos en su acuerdo de coalición.

 

Reforzar la «energía ciudadana”

Además, el acuerdo de coalición prevé otros elementos que también afectan a la fotovoltaica. Por ejemplo, la «energía ciudadana» debe reforzarse mejorando las condiciones marco dentro de los límites que contempla la legislación europea. Además, hay que aprovechar la normativa de minimis como contribución a la reducción de la burocracia. Mediante la modificación del sistema de impuestos, gravámenes y tasas, los futuros socios de la coalición quieren simplificar y reforzar la promoción de los conceptos de electricidad y vecindad de los inquilinos.

 

Eliminación del carbón para 2030

También se prevé una pronta eliminación del carbón. «Para cumplir los objetivos de protección del clima, es necesario acelerar la eliminación de la generación de energía con carbón. Lo ideal sería conseguirlo para 2030», dice el acuerdo. «La decisión del Tribunal Constitucional Federal, el endurecimiento del objetivo climático para 2030 y el próximo endurecimiento del comercio de emisiones de la UE, que apoyamos, restringen cada vez más el alcance. Esto requiere la expansión masiva de las energías renovables y la construcción de modernas centrales de gas por las que estamos luchando para satisfacer la creciente demanda de electricidad y energía en los próximos años a precios competitivos.» Para llevar a cabo estos objetivos, el SPD, los Verdes y el FDP quieren adelantar la etapa de revisión prevista para 2026 en la Ley de Eliminación del Carbón y modificarla a más tardar a finales de 2022.

 

«El gas natural es indispensable durante el periodo de transición»

Las nuevas centrales de gas también deberían construirse de forma que puedan convertirse en gases neutros para el clima, es decir, deben estar «preparadas para el H2». «El gas natural es indispensable para un periodo de transición», ya lo dijeron los partidos en la fase previa y ahora también está en el acuerdo de coalición. Pero a largo plazo, la coalición del semáforo espera que el hidrógeno sea verde. El objetivo es una rápida expansión del mercado, para lo cual se actualizará la estrategia del hidrógeno el año que viene. «El objetivo es una rápida expansión del mercado. La primera prioridad es la producción nacional basada en energías renovables. Para una rápida puesta en marcha y hasta que haya un suministro barato de hidrógeno verde, confiamos en un diseño tecnológico abierto de la regulación del hidrógeno», continúa. El objetivo es crear una capacidad de electrólisis de unos 10 GW para 2030. (nota: en España, la Hoja de Ruta del Hidrógeno contempla alcanzar, al amenos, 4 GW para esa misma fecha).

El acuerdo de coalición también prevé varias medidas para acelerar la expansión de otras energías renovables, como la eólica y la biomasa. La coalición del semáforo rechaza claramente que las centrales nucleares sigan funcionando más allá de la fecha prevista de retirada de 2022: «Una vez adoptada, aplicaremos la Directiva sobre energías renovables modificada de la forma más abierta y ambiciosa posible; al hacerlo, seguiremos excluyendo la energía nuclear».

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.