La cartera de proyectos de almacenamiento en Australia supera los 26 GW, según un nuevo estudio

Share

 

De pv magazine Australia

Hace menos de 12 meses, los analistas de Cornwall Insight Australia (CIA) cifraron los proyectos de almacenamiento de energía en baterías (BESS) de Australia en 7 GW, con una gran mayoría de esa proyección todavía en la fase de propuesta. Once meses más tarde, un nuevo estudio de la CIA muestra que la cartera de proyectos de almacenamiento ha crecido enormemente, con más de 26 GW anunciados. Además, la CIA cree que la vida técnica de los activos de BESS también ha aumentado en este tiempo.

Crecimiento de la cartera de proyectos

En el último año no han faltado anuncios y propuestas. EnergyAustralia está avanzando en sus planes para lo que llama la «mayor batería del mundo», el sistema de almacenamiento de energía Wooreen, una batería de 350 MW / 1. 4 GWh que se construirá en lugar de la central de carbón de Yallourn, en el valle de Latrobe (Victoria), aunque puede que no sea la más grande cuando se construya, si tenemos en cuenta que Neoen ha anunciado sus planes de construir una gran batería de 500 MW / 1 GWh al oeste de Sídney, y que Origin tiene previsto desarrollar un sistema de almacenamiento de 700 MW / 2,4 GWh en su planta térmica Eraring, en la región de Hunter (Nueva Gales del Sur).

Ayer mismo, Maoneng consiguió la aprobación de su proyecto de batería de 225 MWp / 450 MWh en Gould Creek, cerca de Adelaida (Australia Meridional), que se suma a la gran batería de 240 MWp / 480 MWh en la península de Mornington (Victoria) que la empresa anunció en julio.

El mes pasado, Genex Power, con sede en Sídney, firmó un acuerdo con Tesla para desarrollar el proyecto de baterías Bouldercombe de 50 MW / 100 MWh en Queensland (QLD). De hecho, el propio gobierno de QLD ha anunciado planes para instalar cinco baterías a gran escala, conectadas a la red, con una capacidad combinada de 40 MWh en regiones de todo el estado como parte de un ensayo de baterías comunitarias.

En Australia Occidental (WA), la empresa italiana New Horizons Ahead, especialista en almacenamiento de energía, se ha adjudicado el contrato para construir una batería de 100 MW / 200 MWh en el emplazamiento de la clausurada central eléctrica de Kwinana, cerca de Perth.

En septiembre, Edify Energy recibió la aprobación del Ayuntamiento de Townsville para un proyecto de hidrógeno y baterías de 1 GW, y en el mismo mes AGL obtuvo el visto bueno del gobierno del estado de Nueva Gales del Sur para su proyecto de baterías de 50 MW / 100 MWh en Broken Hill. Y el promotor de energías renovables Elliott Green Power recibió la aprobación para desarrollar una batería de 75 MW en su parque solar de Susan River, en la región de QLD.

El enorme crecimiento de los proyectos de BESS no debería ser una sorpresa. En el estudio “Battery Storage – The New, Clean Peaker”, publicado en abril, el Clean Energy Council (CEC) acumuló una batería de pruebas que demuestran que los BESS a gran escala se han convertido en la mejor solución para distribuir la energía generada por la energía solar y la eólica a lo largo de cualquier día, y para responder instantáneamente a las necesidades de energía en los picos del Mercado Nacional de Electricidad (NEM) de larga y corta duración.

 

Vida útil ampliada

Además de este aumento masivo en la proyección de CIA, también se está viendo que la vida técnica esperada de los activos BESS está aumentando, pasando de una vida útil de 10-15 años hace sólo unos años, a hasta 15-20 años en la actualidad.

Por ello, CIA también ha aumentado su previsión de precios de los servicios auxiliares de control de frecuencia (FCAS) de 15 a 20 años, alineándolos con el aumento de la vida útil de los activos BESS.

«Los FCAS constituyen actualmente una proporción significativa de la mayoría de los casos de negocio de almacenamiento», dijo el consultor principal de la CIA, Ben Cerini. «Comprender los factores que impulsan el precio de cada servicio y los cambios de precio previstos afectará al tamaño y la duración de la conexión de los proyectos futuros y al momento óptimo para la planificación de la renovación y la ampliación. La duración ampliada de las curvas permite a los promotores de nuevos proyectos comprender mejor las posibles obligaciones de costes futuros del FCAS para sus activos, durante una parte más significativa de su vida operativa, para reflejar mejor los costes futuros reales.»

 

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.