“Nos desangramos en gas, petróleo y gasóleos. Hay que electrificar”

Share

 

El Real Decreto-ley 7/2021 sobre sobre el cálculo de minoración del exceso de retribución del mercado eléctrico publicado el 14 de septiembre había hecho saltar luces de alarma en el sector de renovables. El precio de la electricidad ya había registrado el récord histórico de 188,18 €/MWh, más del triple que un año antes. Los consumidores y empresas se llevan las manos a la cabeza. La anhelada recuperación económica puede estar en peligro.

Ante esta situación, y a consulta de REE, el 20 de septiembre MITECO emite una respuesta aclaratoria en la que se especifica que la minoración debe aplicarse «en una cuantía proporcional al mayor ingreso obtenido por esas instalaciones como consecuencia de la incorporación a los precios de la electricidad en el mercado mayorista del valor del precio del gas natural». Esto quiere decir que se excluye total o parcialmente la energía de las instalaciones que no obtienen dicho ingreso adicional, siempre que tengan un PPA suscrito a fecha de 15 de septiembre de 2021 que cuenten con un precio total o parcialmente fijo, en el sentido de precio no indexado a mercado. Se aplica tanto a PPAs con entrega física como con liquidación financiera y se excluyen los PPAs con comercializadoras intragrupo.

pv magazine ha hablado con Jose María González Moya, director general de la Asociación de Empresas Productoras de Energía Renovable (APPA).

 

pv magazine: La organización a la que usted representa dijo que el Real Decreto-ley 7/2021 respondía a un “noble objetivo con consecuencias perniciosas” ¿Ha sido suficiente esta aclaración del Gobierno para apaciguar los ánimos?

Jose María González Moya : La nota es una respuesta al operador del sistema, no es una nota aclaratoria del decreto ley. No obstante, nos transmite una cierta tranquilidad en la mayoría de los casos en cuanto la gran problemática en la que se encontraban muchas instalaciones de energía renovables, parece que se va a atajar con esta interpretación de cómo calcular esas minoraciones. Nuestra gran preocupación principal, es que había mucha generación renovable dentro del ámbito de aplicación de este Real Decreto, ya fuera del régimen regulatorio y esquemas regulados, que se iba a ver afectado. La mayoría de las instalaciones tenía vendida su energía a plazos desde el año pasado o el anterior. Si ahora estas instalaciones en vez de cobrar 150 € cobran 50 € por el hecho de que la tenían asegurada, la entrada del mecanismo de minoración las hacía producir energía a pérdidas. La respuesta resuelve en gran medida las dudas en relación, no solo con las PPA físicos, que parecían salvados por la redacción del Decreto ley, sino porque había muchas dudas sobre PPAs, coberturas financieras, ventas de energía a medio y largo plazo, etc. Da cierta tranquilidad, si bien estamos a la espera de próximas actuaciones.

 

¿Cómo afecta esto a las instalaciones renovables en cuanto la seguridad jurídica?

Aunque compartimos el objetivo del gobierno de reducir los costes eléctricos de los consumidores, cualquier ruido en el sector, cualquier medida regulatoria no esperada tiene cierto impacto. Por un lado, en los analistas, financiadores, los inversores en materia de renovables lo primero que hacen es preguntar cómo incide esta medida sobre el negocio, qué riesgo le supone. Ahora mismo existe un riesgo sobre instalaciones, que no son muchas, que decidieron ir puramente a mercado porque ahora se les cercena una expectativa de cobro de precio.

Nos encontramos en una coyuntura de precios del mercado que nadie esperaba; no se veía venir una situación tan tensa de precios. Nosotros tenemos la esperanza de que esto no sea más que un episodio más dentro de esta transición energética que tiene que durar muchos años. Tenemos treinta años por delante para llevar a cabo esta transición y el interés en el sector se sigue manteniendo. Siempre está incertidumbre sobre estos inversores y financiadores. Pero gran parte de esta incertidumbre se ha eliminado con la publicación de esta nota.

 

¿Hay peligro para el sector fotovoltaico?

Quiero incidir en que hoy en el sector de renovables, en el sector fotovoltaico concretamente, es plenamente competitivo. Hay que tratar de aprovecharlo al máximo, y para ello hay que lanzar mensajes por la vía fiscal de las transformaciones energéticas.

Nos centramos mucho en el precio de la electricidad pero el verdadero problema que tenemos en este país es que nos desangramos en gas, en petróleo, en gasolina y gasóleos y es ahí donde hay que seguir incidiendo. Hay que darle solución y electrificar. Las buenas noticias son el alto nivel de competitividad y el acceso tanto de ciudadanos como de empresas al poder de generar, producir, comprar, vender, su propia energía renovable.

 

¿Trabaja APPA en alguna iniciativa para ayudar a paliar esta subida del precio de la energía?

Nosotros creemos que la incorporación de renovables, acelerada e inmediata, va a ser una medida de reducción efectiva del precio de la electricidad para los consumidores. Es más, tenemos un calendario del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima que como mínimo deberíamos cumplir y tratar de acelerar. Pero tenemos que ir trabajando en muchos problemas que tiene el sector.

Actualmente el sector tiene problemas muy fuertes en todo lo que son las autorizaciones, retrasos, los complejos procedimientos administrativos que estamos sufriendo. Ya no digo temas como la contestación social, que estamos trabajando desde la asociación y desde el sector en su conjunto, sino en hacer ver que esta transición es necesaria. Y si lo hacemos bien tendremos un coste de electricidad y un coste de energía más baratos.

Debemos trabajar en esa incorporación de renovables para reducir de forma efectiva el precio de la electricidad junto con la eliminación de todas esas barreras administrativas y complejos procesos que en algunos casos hacen que los proyectos se enquisten. Si no lo hacemos, nos podemos encontrar que, a medio y largo plazo, no tengamos suficientes proyectos para cubrir las necesidades o los objetivos que tenemos.

 

 

Otras consecuencias

Sin embargo, como reacción al decreto, Iberdrola habría decidido paralizar la inversión en renovables en España como reacción a este RDL. Según publica hoy El Economista, Iberdrola estaría enviando cartas a sus proveedores en las que les comunica que «ha decidido paralizar los procesos de licitación en curso de bienes y servicios asociados a la construcción de nuevos proyectos renovables en España, hasta haber llevado a cabo una evaluación en detalle de la viabilidad económica de dichos proyectos». Aunque, añaden fuentes de Iberdrola citadas por el periódico, no afectará a aquellas instalaciones que ya están en construcción o acogidas a un marco retributivo, ya que en este caso no les afectan los recortes aprobados.

Javier Revuelta, Senior Principal en AFRY Management Consulting, apuntaba a pv magazine que, además de consecuencias a corto plazo, «que confío plenamente en que pasarán en unos meses, queda también claro que tenemos que reflexionar sobre el mix y el marco regulatorio que necesitamos en el largo plazo. Tanto a nivel nacional, como con Europa».

Antonio Delgado Rigal, CEO AleaSoft, aseguraba a pv magazine que «los precios disparados del gas y la electricidad están ejerciendo una fuerte presión sobre la economía mundial, al tiempo que abren enormes oportunidades para la energía solar, las energías renovables y el hidrógeno verde».

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.