La italiana Falck Renewables defiende los beneficios de su proyecto de 110 MW en Chiva, al que se opone el Ayuntamiento

Share

 

La multinacional italiana Falck Renewables ha emitido hoy un comunicado de prensa sobre la puesta en marcha del parque fotovoltaico en Chiva (Valencia) que está, según la empresa, “generando cierta confusión entre su población con respecto al proyecto y las consecuencias que su puesta en marcha puede ocasionar en el municipio”.

La planta fotovoltaica Campos de Levante tendrá 110 MW de potencia instalada y contempla una superficie de implantación de 394 hectáreas y un área de ocupación prevista de 269 hectáreas. Falck Renewables ya cuenta con el aval del Ministerio, pero sus detractores afirman que “la instalación de la fotovoltaica convertiría en un mar de placas una amplia extensión de terreno a los pies de la sierra de Los Bosques, el paraje natural más grande de la provincia de Valencia”. No se trata de suelo agrícola, defienden, sino de paraje natural.

En su comunicado, Falck Renewables afirma que “la zona de Chiva está identificada con baja sensibilidad medioambiental y bajo rendimiento agrícola por lo que es óptima para la instalación de una planta de energías renovables”. En ese sentido, la compañía cuenta ya con 300 preacuerdos cerrados de las 350 parcelas necesarias para el proyecto “y se estima alcanzar el 100% de la aceptación en las próximas semanas”, dice.

Además, añade que la empresa “crea oportunidades de desarrollo local en las comunidades donde se implanta” y añade que “la implantación de esta planta fotovoltaica conllevará beneficios sociales, económicos y medioambientales para los habitantes de esta localidad con la implantación de programas de sostenibilidad enfocados al desarrollo cultural, formativo, ambiental y laboral”.

En ese sentido, subraya que la planta “supone un desembolso a favor del ayuntamiento de Chiva de más de 4 millones de euros en concepto de impuesto de instalaciones, construcciones y obras y durante los 35 años de vida útil se pagará en concepto de bienes inmuebles y actividades económicas 600 mil euros anuales. Este tipo de fondos suelen destinarse a partidas con elevadas necesidades como Bienestar y Vivienda Social, Eficiencia Energética, Educación y Empleo, si bien es decisión del consistorio”.

Entre otros datos, señala también que la población se puede involucrar de forma directa en el proyecto, ya que “hasta el 4% de la inversión está abierto a inversores locales con una rentabilidad asegurada y ningún compromiso de permanencia”.

Falck Renewables ha destacado que, de los siete proyectos que la compañía está desarrollando en España, cinco están ubicados en la Comunidad Valenciana, en una “clara apuesta” por la autonomía, y ha subrayado que invierte directamente en los proyectos que desarrolla y, una vez construidos, los opera durante toda su vida útil, hasta 35 años, “manteniendo una relación de colaboración de largo plazo con las comunidades locales en las que se implanta y creando valor a través de programas de desarrollo social, económico y medioambiental”.

Según su portal web, Falck Renewables cuenta con 1.196 MW desplegados en 7 países. Su matriz, el Grupo Falck, fue fundando en 1906, y la división de renovables se creó en 2002. La española Vector Renewables es parte del Grupo.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.