Arranca el proyecto europeo eCREW para establecer redes comunitarias de energía renovable

Share

La legislación europea ya concede a comunidades e individuos el derecho a generar, almacenar y vender su propia energía. Con el objetivo de facilitar y acelerar este cambio de paradigma nace el proyecto eCREW, financiado con más de 1,9 millones de euros por la Comisión Europea a través de su programa H2020, que celebró el pasado mes de mayo su reunión de lanzamiento. En ella, se dieron cita de forma telemática los diez socios de siete países europeos que componen el proyecto, entre los que se cuenta el Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE) por parte de España, además de EI-JKU, GREENPOCKET, SWH, ADEE, ACEA, UEAS, CIRCE, UNITO, IUE, AEGEA, para sentar las bases de los primeros pasos del eCREW.

El proyecto eCREW coordinará y apoyará, durante los próximos tres años, la puesta en marcha de un innovador plan de cooperación doméstica en la gestión de la energía. Se trata de las redes comunitarias de energía renovable, en las que los hogares explotan conjuntamente la capacidad de generación de electricidad y de almacenamiento de baterías a nivel doméstico y optimizan la eficiencia y los gastos energéticos. El propósito fundamental de las redes comunitarias de energía renovable es apoyar la transición de los consumidores pasivos a participantes activos en el sistema energético local mediante decisiones informadas y medidas colectivas.

Así, el proyecto eCREW trabajará para activar y fomentar las fuerzas inherentes -y hasta ahora infrautilizadas- de las iniciativas de acción colectiva impulsadas por la comunidad para caminar hacia un futuro sistema energético estable, seguro, eficiente y respetuoso con el medioambiente. Esto se conseguirá empoderando a los ciudadanos, suministrándoles las herramientas necesarias para producir, almacenar y consumir energía para su beneficio propio, para impulsar la prosperidad de la economía local y hacer frente al cambio climático.

La cooperación en el seno de eCREW se facilitará mediante el suministro de una galardonada aplicación de telefonía inteligente (PEAKapp), que explotará los datos de los medidores inteligentes para estimular el aumento de la eficiencia energética y la absorción de la generación local de electricidad renovable.

Fundación CIRCE actúa como socio español en el proyecto y liderará los trabajos de adaptación de los modelos de negocio y el indicador de impactos, así como desarrollando simulaciones de energía fotovoltaica y baterías en los hogares y evaluando el autoconsumo.