Los costes solares han caído en España un 81% desde 2010

Share

“Desde 2010, el costo de la energía ha disminuido un 82% para la energía solar fotovoltaica, un 47% para la energía termosolar de concentración (CSP), un 39% para la energía eólica terrestre y un 29% para la energía eólica marina”.

Esas notables caídas de precios son citadas por la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena) en su informe Costos de generación de energía renovable en 2019.

Las cifras fueron compiladas a partir de los costos y tarifas reportados para 17.000 licitaciones de proyectos de energía renovable el año pasado, que deberían sumar 1,7 GW de capacidad de generación de energía limpia.

Las reducciones de costos observadas en la última década se debieron a la mejora de la tecnología, las economías de escala, la competitividad de la cadena de suministro y la creciente experiencia de los desarrolladores, según Irena.

“La misma cantidad de dinero invertida en energía renovable está produciendo hoy en día mucha más capacidad nueva que hace diez años”, declaró la organización. En 2010, los 88 GW de capacidad de energías renovables instalados en todo el mundo requirieron el equivalente a 210.000 millones de dólares. El año pasado, se puso en servicio el doble de esa capacidad por 253.000 millones de dólares, es decir, alrededor de un 20% más de inversión.

Solar

Entre 2010 y 2019, la cantidad de capacidad solar mundial aumentó de 40 GW a 580 GW, según Irena, lo que implica un factor de crecimiento de 14. Durante el mismo período, los precios de los módulos cayeron un 90% y el costo del balance del sistema (BoS) también disminuyó, aunque de forma menos pronunciada.

El actual costo nivelado de la energía (LCOE) para la energía solar a gran escala es de 0,068 dólares por kWh, en comparación con los 0,378 dólares en 2010 y, solamente entre 2018 y el año pasado, el costo se redujo un 13,1%, según el informe de Irena.

El costo promedio ponderado a nivel nacional de la electricidad de la energía solar a gran escala cayó 85% en la India durante ese período, según Irena. Otras caídas notables fueron las de China, Italia y Corea del Sur, donde el precio de la electricidad solar retrocedió un 82%, así como las de España (81%), Australia (78%), Francia (77%), Alemania (73%) y Estados Unidos (66%). Los mercados emergentes también se han beneficiado de las caídas de precios. En Vietnam, por ejemplo, el costo de la energía solar ha caído un 55% desde 2016.

La mayor reducción del promedio ponderado de LCOE a nivel nacional entre 2010 y 2019 se produjo en la India, donde los costos disminuyeron en un 85%, hasta llegar a 0,045 dólares/kWh en 2019, un valor un 34% inferior al promedio ponderado mundial de ese año. China y España lograron los siguientes LCOE más competitivos en 2019, con valores medios ponderados de 0,054 dólares/kWh y 0,056 dólares/kWh respectivamente para 2019.

El informe de Irena también señala que el costo por kilovatio instalado de los proyectos solares a gran escala bajó por debajo de los 1.000 dólares por primera vez el año pasado, y alcanzó los 995 dólares, una cifra 18% menor que la de 2018 y 79% más barata que los costos de los proyectos hace una década.

Tejados fotovoltaicos

Los costos de la energía solar residencial, dice el informe, cayeron 47-80% entre 2010 y el año pasado, dependiendo de la región.

“Los nuevos proyectos para producir energía a partir de fuentes renovables son cada vez más baratos hoy en día en comparación con las centrales térmicas de carbón existentes”, afirma el estudio de Irena. “En promedio, es más barato poner en marcha nuevas instalaciones de energía fotovoltaica y eólica que mantener en funcionamiento muchas plantas de carbón”.

Casi el 56% de las plantas de energía renovable de gran escala puestas en marcha el año pasado producen electricidad más barata que las alternativas de combustibles fósiles de menor costo.

El panorama fue radicalmente diferente en 2010, según Irena, que dijo que la electricidad solar de los proyectos a gran escala en ese momento era 7,6 veces más costosa que la de las instalaciones de combustibles fósiles.

“El próximo año, podría ser más caro operar 1.200 GW de la capacidad existente en las centrales eléctricas de carbón que poner en servicio nuevas instalaciones solares fotovoltaicas a gran escala”, dijo el organismo de energías renovables, añadiendo que el mantenimiento o la instalación de nuevas centrales eléctricas de carbón no es económicamente viable.

Adquisiciones

Aunque se espera que la pandemia del Covid-19 reduzca este año el ritmo de despliegue de la energía solar y eólica, no parece que la crisis vaya a frenar la trayectoria de reducción de costos de las energías renovables, según Irena.

Las últimas licitaciones y acuerdos de comprabenta de energía (PPAs) indican que el precio de la electricidad solar podría promediar los 0,039 dólares/kWh para los proyectos que se pongan en marcha el próximo año. Esto representaría una caída del 42% con respecto al año pasado y correspondería a una quinta parte del costo de la electricidad de combustible fósil más barata, que sigue siendo la generada por las centrales eléctricas de carbón.

“Las cifras récord alcanzadas por la subasta de electricidad solar fotovoltaica en Abu Dhabi y Dubai (EAU), Chile, Etiopía, México, Perú y Arabia Saudita confirman que ya son posibles valores de sólo 0,03 dólares/kWh”, añadió Irena.