Propietarios, usuarios, investigadores y empresas del sector fotovoltaico unidos con el mismo objetivo

Share

En 2018 se puso en marcha el Proyecto GRECO del Programa H2020, un piloto de la Comisión Europea que que persigue demostrar cómo pueden aplicarse los conceptos de ciencia abierta para el desarrollo de productos innovadores socialmente responsables, ejemplificado en el ámbito de la investigación en energía fotovoltaica.

Coordinado por el Instituto de Energía Solar de la Universidad Politécnica de Madrid, y “a través de un proyecto multidisciplinar que aúna a todos los agentes de la cuádruple hélice de la innovación (industria, usuarios, academia y gobierno), el proyecto GRECO desarrollará seis innovadores productos en el ámbito de la energía fotovoltaica, teniendo en cuenta no solo las necesidades científicas en este campo y los retos que estas plantean, sino también, las demandas de los ciudadanos, gobiernos y empresas”, explica Ana Belén Cristobal, una de las investigadoras de la UPM que coordina el proyecto, junto con el también investigador UPM, Carlos del Cañizo.

Para lograrlo, desde 2018 y hasta su finalización el 31 de mayo de 2021, se pondrán en marcha herramientas que permitan la colaboración y el flujo de conocimiento de los distintos agentes en diversas localizaciones de Europa, África y Brasil.

Evitar doble financiación y abrir la ciencia al mundo

“A través de herramientas de Open Science tales como Open AccessOpen DataOpen EducationOpen NotebooksOpen Software y Open Peer-Reviewed la ciencia desarrollada por GRECO será más abierta al mundo. Esto sin duda permitirá que los conceptos científicos desarrollados puedan ser rápidamente reutilizados por terceros, la ciencia pueda avanzar de forma más transversal y no exista una doble financiación de las mismas investigaciones en distintas partes del mundo”, asegura del Cañizo.

Seis productos que marcarán la diferencia

A lo largo del proyecto, los investigadores que participan en GRECO diseñarán seis productos.

El primero es un procedimiento de reparación in-situ de módulos fotovoltaicos para no tener que reemplazar los mismos antes del fin de su vida útil, favoreciendo así el concepto de economía circular. Para ello, a partir de un procedimiento colaborativo en el que se recopilaran módulos dañados que se encuentren en instalaciones reales se elaborará un procedimiento que será analizado y aprobado por asociaciones de instaladores de tres países diferentes. Una vez validado, dicho procedimiento será puesto a disposición de la comunidad fotovoltaica mundial en abierto y de forma visual.

El segundo es un modelo de envejecimiento de los paneles solares que permita al sector económico-gubernamental un mejor conocimiento del comportamiento real de los mismos, y por tanto una financiación más adecuada de los proyectos de instalaciones solares.

El tercero se basa en soluciones energéticamente más sostenibles que permitan a las comunidades de regantes de la cuenca mediterránea ser más sostenibles. Lo novedoso es que no se ha definido el producto a desarrollar, sino que en un mecanismo de Open Innovation se analizarán las necesidades de los regantes y de los Gobiernos de estas zonas para una mejor gestión del agua de regadío, y en un proceso de co-diseño junto a los investigadores se abordará una solución ajustada a las necesidades de ambos.

Los tres restantes son productos destinados a mejorar la penetración de la fotovoltaica en el sistema eléctrico, para lo que se desarrollarán células solares más baratas y eficientes, un novedoso sistema de paneles solares capaces de cubrir por sí solos la demanda energética de edificios residenciales de hasta 8 plantas, y bombas de calor alimentadas con energía fotovoltaica.

Para llevar a cabo estas investigaciones se realizará consultas dirigidas a grupos de seis países diferentes con objeto de analizar los elementos facilitadores y las barreras a la penetración de esta energía en la red eléctrica. Asimismo, en un proceso de codiseño con la sociedad civil se pondrá en marcha una iniciativa de Citizen Science que permita obtener datos de la sociedad con objeto de poder impulsar las investigaciones en fotovoltaica.

Nueva App Generation Solar

En este caso, se ha llevado a cabo una serie de encuestas a las comunidades de regantes, las cuales pudieron elegir si se investigaba sobre el uso de energía solar para la desalinización, sobre la realización de instalaciones fotovoltaicas de mayor potencia o sobre el desarrollo de mejoras en las baterías. Finalmente, la opción que se está investigando es la de instalaciones fotovoltaicas de mayor potencia.

En el marco del proyecto, este mes de mayo se ha lanzado la nueva app de ciencia ciudadana sobre energía solar “Generation Solar”. Se trata de una aplicación que se puede descargar de manera gratuita para Android e iOS, cuyo proceso de desarrollo ha llevado a cabo el Centro de Estudios de Ciencia, Comunicación y Sociedad de la Universidad Pompeu Fabra. Su intención es crear una comunidad internacional de propietarios, usuarios, investigadores y empresas del sector fotovoltaico, promover el uso de la energía solar y ayudar a los investigadores a obtener datos precisos para generar modelos más adecuados y contribuir al desarrollo de esta tecnología.

El proyecto GRECO está financiado con 3 millones de euros, y el Consorcio, formado por 11 socios, cuenta con la participación de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid, la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad de Evora, el Laboratorio Central de Energía Solar de la Academia Búlgara de Ciencia, el Instituto Helmholtz de Berlín, el Instituto Reiner Lemoine de Berlín y la Universidad de San Paulo. Así mismo, están presentes en el Consorcio la Junta de Andalucía, la empresa suiza INSOLIGHT y la Asociación Euro-Mediterránea de Regantes.