El Coronavirus podría causar un aumento en el precio de los paneles solares

Share

La compañía de banca de inversión Roth Capital Partners ha anunciado que los precios de la energía solar, incluido el costo de los módulos fotovoltaicos, podrían aumentar a corto plazo, ya que el brote de coronavirus en China ha provocado una escasez de obleas solares y de vidrio para módulos.

Según Roth, las vacaciones del Año nuevo chino se han extendido hasta el domingo en ocho provincias del país para ayudar a lidiar con el virus, incluyendo las áreas clave donde se ubican numerosas factorías de compañías solares como Jiangsu, Zhejiang, Guangdong y Anhui.

“Las empresas que nos han contestado sobre el impacto del coronavirus han dicho que han estado trabajando durante las vacaciones”, afirma Roth. “Nos han dicho que la orden de ‘no volver al trabajo’, es decir, el paro laboral, puede no ser aplicable a las empresas que nunca despidieron a los empleados. Nuestra suposición es que, aunque la mayoría de las instalaciones han estado en funcionamiento, probablemente no han estado funcionando al 100% del personal.”

Baja tasa de producción

La Comisión Nacional de Salud de China dijo que el transporte se ha visto gravemente perturbado en muchas regiones, lo que ha afectado aún más a la fabricación. Dado que Pekín ha prolongado las vacaciones de año nuevo hasta el lunes, 3 de febrero, los gobiernos locales han añadido una semana más al paro y es probable que extiendan el descanso al menos otros siete días en un esfuerzo por contener la propagación del virus.

A esto se añade que los residentes de las zonas afectadas deben estar en cuarentena durante 14 días, por lo que se piensa que las tasas de utilización de la fábrica en todas las industrias en las zonas afectadas pueden haber caído.

Los grandes fabricantes solares chinos que han respondido a las preguntas de pv magazine sobre el impacto del coronavirus – bajo condición de anonimato – dijeron que sus fábricas están operando a tasas muy bajas y no prevén un retorno a la producción normal en el futuro inmediato.

Recuperación del tercer trimestre

La Administración Nacional de Energía y la Corporación Estatal de Red Eléctrica de China han advertido del riesgo que el coronavirus representa para la industria energética y la Asociación de la Industria Fotovoltaica de China (CPIA) ha instado al gobierno a que posponga los plazos de conexión para los proyectos solares de gran escala previstos para el 31 de marzo y el 30 de junio. En este momento, la finalización tardía de los proyectos afectará el monto de los subsidios recibidos.

El organismo comercial espera que la producción de la industria fotovoltaica sufra hasta mediados de año como consecuencia del brote. Si, como se espera, el virus se controla a finales de junio, la recuperación podría comenzar en el tercer trimestre, según la CPIA.

Un alto funcionario de un fabricante de energía fotovoltaica dijo a pv magazine que el brote ha provocado la prohibición de viajar a EE. UU. con fines comerciales. “Incluso los viajes de negocios a las sucursales en el extranjero son limitados y esto causará una menor eficiencia operativa”, dijo.

Se ha especulado con que las autoridades determinen nuevas políticas que ayuden a estimular de nuevo la industria solar para que se recupere en el segundo semestre, pero no se ha hecho ningún anuncio oficial.

Europa

El efecto del brote del virus será menos pronunciado fuera del mercado solar más grande del mundo, según la analista de Bloomberg New Energy Finance Jenny Chase.

“Si eres un desarrollador o EPC en Europa y tienes que cumplir una fecha límite próxima, o eres un fabricante europeo sin reservas de materia prima para cumplir con los pedidos, sí es un gran problema”, dijo Chase a pv magazine. “Pero no creo que se vean afectadas grandes cifras, eso es todo. Examinamos esto brevemente y llegamos a la conclusión de que, aunque se generarán inconvenientes para algunas empresas, los volúmenes involucrados son bastante pequeños y la gran mayoría de los proyectos pueden esperar unos meses hasta recibir los módulos. Creo que debería ser posible hacer la mayor parte del trabajo de preparación de las EPC”.