Arranca hoy en Vitoria el proyecto europeo SAFELiMOVE de desarrollo de baterías con electrolito sólido

Share

La sede de CIC energiGUNE, centro de investigación vasco referente en almacenamiento de energía electroquímica y térmica, acoge desde este jueves 30 de enero la reunión inicial del proyecto europeo SAFELiMOVE, que con un presupuesto cercano a los 8 millones de euros, aspira a desarrollar una batería de litio metálico con electrolito sólido para el vehículo eléctrico del futuro que garantice la máxima seguridad y eficiencia.

Durante dos jornadas, representantes de las 15 entidades consorciadas (14 europeas y una canadiense), prepararán en Álava el desarrollo de esta iniciativa, que ha sido incluida por la UE en su convocatoria de financiación de proyectos Horizonte 2020. Como líder del proyecto, CIC energiGUNE coordinará todo el proceso de investigación y se encargará, además, de desarrollar un innovador electrolito híbrido y de analizar el comportamiento de las interfases.

El proyecto está vinculado a las baterías de estado sólido, materia en la que CIC energiGUNE es, según afirma en un comunicado, el mayor referente continental. “Este posicionamiento se ha conseguido gracias a la labor de Michel Armand y su equipo”, escribe el centro vasco, y añade que Armand ha sido recientemente reconocido por la Universidad de Stanford como “el científico más importante del Estado en el ámbito de la energía y que comparte patentes e investigaciones con dos de los ganadores del Nobel de Química 2019, John Goodenough y Stanley Whittingham. De hecho, Armand es considerado por parte de la comunidad científica internacional como el ‘próximo gran padre de las baterías del futuro’”.

Otros dos miembros del BRTA (Basque Research & Technology Alliance), Cidetec e Ikerlan, participan también en el proyecto. El presupuesto global de los tres miembros del BRTA en este proyecto es de 1,9 millones de euros.

El resto de participantes conforma un amplio abanico de organizaciones, desde fabricantes de materiales industriales hasta centros de I+D, pasando por la propia industria automovilística -con la presencia destacada de Renault y Toyota-, lo que garantiza la cobertura de toda la cadena de valor y una mayor facilidad para transferir el conocimiento a la empresa. El listado lo completan las compañías Schott AG (Alemania), Umicore (Bélgica), Hydro-Québec (Canadá) y SAFT SAS (Francia), así como los centros de investigación CEA (Francia), Technische Universitaet Berlin (Alemania), RWTH Aachen University (Alemania), junto a Avesta battery & Energy Engineering (Bélgica), Life Cycle Engineering (Italia) y Uniresearch BV (Países Bajos).

Asimismo, SAFELiMOVE es una de las acciones impulsadas por Europa a medio plazo, bajo el paraguas del programa Horizon 2020, para conseguir que la industria europea se posicione en un mercado global de las baterías que va a generar 250 billones de euros al año, a nivel continental, a partir de 2025. CIC energiGUNE y el ecosistema vasco de investigación, a través de este tipo de iniciativas y su participación activa en Batteries Europe, se encuentran en un lugar privilegiado para afrontar los retos y las necesidades de la industria automovilística europea, que necesitará fábricas cercanas a sus plantas de producción con capacidad para atender una demanda de 400Gwh desarrollando y construyendo en Europa las baterías del futuro.

El proyecto 

El objetivo de SAFELiMOVE, que tiene un plazo de ejecución de 48 meses, es desarrollar una nueva tecnología basada en un electrolito en estado sólido que dé lugar a una batería de litio más segura, fiable y de altas prestaciones. SAFELiMOVE realizará innovaciones en cinco áreas tecnológicas principales: desarrollo de materiales activos para el cátodo basados en óxidos metálicos con alto contenido en níquel; optimización del ánodo mediante procesado de litio metálico con altas prestaciones y avanzados tratamientos superficiales; mejora de la conductividad iónica a temperatura ambiente de electrolitos sólidos mediante el desarrollo de innovadores híbridos orgánico-inorgánicos; implementación de técnicas de optimización y estudio de las diferentes interfaces para promover un transporte efectivo de litio; y creación de know-how en el ámbito del procesado y la producción a escala de baterías en estado sólido.

Gracias a estas innovaciones, las baterías desarrolladas en el marco del proyecto SAFELiMOVE ofrecerán una mayor densidad energética de 450 Wh / kg, una carga más rápida y una vida útil más larga. SAFELiMOVE tiene como meta principal dar respuesta a los requerimientos de los usuarios de los futuros vehículos eléctricos, lo que a su vez permitirá fomentar la electromovilidad y la descarbonización, con un impacto directo en los escenarios del cambio climático.

Esta iniciativa es uno de los cinco proyectos en los que participa CIC energiGUNE aprobados en la convocatoria 2019 del programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea, dentro del apartado “Nueva Generación de Baterías”. De ellos, dos están liderados por la entidad vasca y cuentan con un presupuesto conjunto para el Centro de Investigación Cooperativa superior a los 4 millones de euros.

El otro proyecto europeo, denominado HIGREEW, liderado también por el centro vasco CIC Energigune, aspira a desarrollar baterías orgánicas de flujo redox que sean medioambientalmente sostenibles, tengan gran densidad de energía y potencia, mayor eficiencia, una vida útil más larga y sean capaces de reducir los costes hasta alcanzar 0,05€/kWh/ciclo en el año 2030.