Kaiserwetter presenta su nueva plataforma business-to-government Aristoteles Sky – La Nube Energética para las Naciones

Share

Para cumplir de manera precisa y fiable los objetivos climáticos definidos, los países no solo necesitan más energía renovable, sino también una mayor capacidad de inteligencia para una transición eficaz. Por ejemplo, las capacidades de energía renovable de países como España y Alemania ya superan con creces su demanda interna: España tiene instalado el 117% de su pico de carga eléctrica y Alemania incluso el 191%. Pero ambos países están lejos de alcanzar sus objetivos climáticos.

Justo en este punto, la inteligencia artificial puede marcar la diferencia crucial, según la multinacional alemana de gestión de activos renovables Kaiserwetter: con la presentación de su nueva plataforma business-to-government (B2G) Aristoteles Sky – La Nube Energética para las Naciones, la empresa de IntelliTech explica cómo el Internet de las Cosas ayuda a los países a acelerar la transición energética y a mitigar los riesgos de la transición energética de los países y regiones.

La plataforma digital Aristoteles de Kaiserwetter ya existe en su versión para las empresas. Como explicaron a pv magazine Daniel Sánchez, director técnico, y Jorge Cunha, director financiero de Kaiserwetter España, “se trata de una plataforma que recoge todos los datos técnicos y financieros de todos los parques a nivel mundial y en tiempo real. Está pensada para la gestión de carteras de activos de energías renovables pertenecientes a distintas fuentes de energía, tales como eólica, solar, hidráulica, geotérmica, biomasa y gas natural. Esta plataforma de IoT, basada en la nube, usa Smart Data Analytics, Predictive Analytics y Machine Learning para minimizar los riesgos de las inversiones, maximizar el rendimiento de los activos y alcanzar un alto grado de transparencia en el sector”.

Ahora, la multinacional alemana vuelve a ser pionera lanzando una solución para los Estados: La inteligencia artificial incorporada en la nube proporciona a los gobiernos y autoridades nacionales e internacionales información detallada sobre su estado, así como del avance en el proceso de descarbonización de sus sistemas energéticos. Basada en datos de producción en tiempo real enriquecidos con datos geográficos, la Nube Energética para las Naciones permite una simulación del sistema energético nacional y regional, única en el mundo por su nivel de detalle en tiempo y espacio. La plataforma en la nube basada en IoT crea una correlación optimizada entre la generación de energía y la demanda a nivel regional, creando un nuevo futuro energético caracterizado por un enfoque más centrado en la demanda, en el que el suministro de energía siga unos perfiles de carga específicos. Esto mitiga los riesgos de la transición energética a medida que se alcanza una precisión sin precedentes en la planificación de nuevas capacidades, incluyendo la generación renovable, el almacenamiento, la expansión de la red y el cambio de carga a través de una producción y consumo flexibles. La Nube Energética para las Naciones permite acelerar la transición energética sin el riesgo de falsas decisiones y de inversiones fallidas.

“La IoT y la IA, combinadas con el Machine Learning, crean un nuevo nivel de transparencia de los datos en el mercado de la energía. Esta transparencia es esencial para una gobernanza eficaz del clima y para alcanzar con precisión los objetivos de París”, dice Hanno Schoklitsch, CEO de Kaiserwetter. “Con La Nube Energética para las Naciones – un producto derivado de la plataforma Aristoteles B2B – ofrecemos la plataforma B2G perfecta que ayuda a los gobiernos y a las autoridades a hacer frente a la creciente complejidad inherente a la transición energética. Especialmente para los países que aspiran a un papel pionero en la política climática pero temen las ramificaciones de la transición energética, Aristoteles Sky ofrece un gran beneficio para proceder con mayor vigor”.

“Aristoteles Sky permite una planificación y gestión de la transición energética orientadas hacia los objetivos: Es el mejor ejemplo de cómo el Internet de las Cosas y la Inteligencia Artificial se están convirtiendo en impulsores clave para una política climática eficaz y un cambio con bajos riesgos hacia una economía verde”, dice Schoklitsch.