Las granjas gallegas apuestan por el autoconsumo

Share

Numerosas granjas avícolas y ganaderas de las provincias de Lugo y Pontevedra se han apoyado en las ayudas ofrecidas por el Instituto Enerxético de Galicia para poder llevar a cabo instalaciones de autoconsumo fotovoltaico con el objetivo de reducir su factura eléctrica.

La empresa instaladora Efigalia informa en un comunicado que ha conseguido el 100% de las subvenciones solicitadas en las últimas ayudas para proyectos de energías renovables, destinados a empresas de producción agrícola primaria. En total, se han realizado, con el apoyo de la distribuidora fotovoltaica Krannich Solar, 27 instalaciones de autoconsumo que suman una potencia instalada de 288 kWp y una producción anual de más de 340 MWh. Entre ellas, cabe destacar la ejecución de un bombeo solar para abastecer a 70 invernaderos de Monforte de Lemos –donde el 80% del agua necesaria para el riego procede de la energía solar-, y una instalación aislada con baterías que cubre la práctica totalidad del consumo en una granja porcina de Rodeiro, siendo solo necesario el apoyo de un grupo electrógeno durante unas horas en los meses de invierno.

El ahorro generado por la energía solar varía según la actividad de la granja y sus hábitos diarios. En general, se obtiene una reducción del consumo eléctrico del 20-35% en las granjas ganaderas de ordeño manual, 25-35% en las granjas ganaderas de ordeño automático y 35-50% en las granjas avícolas.

La importancia del autoconsumo fotovoltaico en este tipo de sistemas no radica únicamente en el ahorro económico, sino también en su contribución con el desarrollo sostenible, evitando la emisión de 355 toneladas de CO² a la atmósfera, cada año. Esto equivaldría a plantar 1.172 árboles.

La distribuidora fotovoltaica Krannich Solar ha suministrado los equipos para llevar a cabo las instalaciones, en concreto, paneles solares Axitec e inversores fotovoltaicos SolarEdge.