La Universidad de Valencia se une al consorcio europeo EPKI, que pretende impulsar el desarrollo de perovskitas

Share

La Iniciativa Europea Perovskita (European Perovskite Initiative, EPKI) reúne a las principales instituciones europeas implicadas en la investigación de la energía solar, entre ellas el también consorcio Solliance, con sede en el Benelux; La Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) de Suiza; el Institut National de l’Energie Solaire de Francia; el Fraunhofer ISE de Alemania; el Consiglio Nazionale delle Ricerche de Italia; el especialista Oxford PV; la Universidad de Oxford; y la Universidad de Valencia.

La iniciativa está dirigida por Ronn Andriessen, director de Solliance, y Louis Huber, consultor de Greensquare, quien ha dicho a pv magazine que el primer objetivo de la red era escribir un libro blanco europeo sobre las perovskitas. “Cada instituto tiene su propio plan de trabajo para las perovskitas, pero nos gustaría transmitir lo esencial a través de un plan de trabajo común”, afirmó.

El nuevo organismo quiere apoyar todo tipo de iniciativas industriales fotovoltaicas de próxima generación mediante la creación de programas de investigación conjunta y la definición del mencionado libro blanco, que “podría estar listo en algún momento en junio o a mediados de julio”, según Huber.

El investigador añade que el mayor desafío para la perovskita es la profusión de temas de investigación paralelos, aunque los problemas de estabilidad son un problema recurrente.

Casi todos los miembros del consorcio ya han alcanzado récords de eficiencia en diferentes tipos de tecnología solar relacionada con la perovskita.

Solliance, por ejemplo, alcanzó una eficiencia del 21,5% para una célula CIGS perovskita, del 26,3% para una célula solar perovskita transparente combinada con una célula solar de silicio cristalino y una eficiencia de conversión del 14,5% para módulos de perovskita de gran superficie.

Imec, por su parte, obtuvo una eficiencia del 24,6% para una célula CIGS tándem basada en perovskita, del 27,1% para una célula tándem de perovskita-silicio, del 23,9% para un módulo tándem de perovskita-silicio de 4 cm² y del 12,4% para un módulo fotovoltaico basado en perovskita.

La EPFL ha desarrollado una célula tándem perovskita-silicio con una eficiencia del 25,2%, ha propuesto el desarrollo de medidas estándar para el envejecimiento de la perovskita y ha llevado a cabo investigaciones para estabilizar las células solares perovskitas con guanidinio.

El especialista alemán en perovskita Oxford PV alcanzó una eficiencia del 27,3% en una célula tándem de 1 cm² y la empresa, junto con la Universidad de Oxford, anunció en septiembre una hoja de ruta para alcanzar una eficiencia de la célula perovskita de alrededor del 37%, así como para mejorar la estabilidad a largo plazo.

En cuanto a las previsiones acerca de la fabricación de pervoskitas con usos comerciales, Huber admitió a pv magazine que es complicado hacer una estimación fiable. “Podría darse en tres, cuatro o cinco años”, dijo. “Hay que tener en cuenta que la madurez del proceso, la preparación del mercado y la aceptación son tres pasos diferentes, y algunos son difíciles de predecir”, añadió.