Abierto el plazo de recepción de propuestas de planificación para la red de transporte que posibilite la transición energética

Share

El Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) publicó este viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la Orden Ministerial que da inicio al proceso de elaboración de la nueva planificación  de infraestructuras de la red de transporte de energía eléctrica con horizonte 2021-2026. Esta nueva planificación será un instrumento de especial relevancia en la consecución de los objetivos establecidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030, enviado para su tramitación a la Comisión Europea y cuya aprobación se producirá el 1 de enero de 2020.

Dicho PNIEC constituye la hoja de ruta hasta 2030 de la estrategia definida por la Comisión Europea en materia de energía y cambio climático, con el objetivo puesto en 2050 de una sociedad europea descarbonizada y con un suministro energético basado en su totalidad en las energías renovables.

Esta planificación también será un instrumento fundamental para el logro del Mercado Interior de la Energía en Europa mediante la puesta en servicio de nuevas interconexiones internacionales.

Tras la publicación de la Orden TEC/212/2019, del 25 febrero, por la que se inicia el procedimiento para efectuar propuestas de desarrollo de la red de transporte de energía eléctrica con Horizonte 2026, Red Eléctrica de España tiene un plazo de tres meses para recibir las propuestas de desarrollo de la red de transporte remitidas por los sujetos del sector eléctrico, las comunidades autónomas, las ciudades autónomas de Ceuta y de Melilla y los promotores de nuevos proyectos de generación eléctrica.

Entre los principios definidos para la elaboración de la nueva planificación destacan el cumplimiento de los compromisos en materia de energía y clima que se concreten a nivel nacional en el PNIEC 2021-2030, así como maximizar la integración de energías renovables en el sistema eléctrico y posibilitar su evacuación en zonas con alto potencial de desarrollo de las mismas y siempre que sea medioambientalmente posible. Además, será prioritario la mejora y actualización de la red existente y la utilización de nuevas tecnologías. Por último, se tendrá en cuenta la eficiencia económica, la reducción de restricciones técnicas y las pérdidas de la red; y todo ello garantizando la seguridad de suministro.

La propuesta inicial de desarrollo de la red de transporte incluirá para cada una de las nuevas infraestructuras una memoria justificativa de su contribución a los principios definidos para la planificación, alternativas de desarrollo y las razones que avalan la opción elegida como óptima para el sistema eléctrico. Por ello, no podrá llevarse a cabo ninguna instalación que no presente un análisis costo/beneficio positivo.