Endesa cerrará a partir del 1 de enero sus dos centrales de carbón

Share

Endesa ha comunicado oficialmente al Ministerio de Transición Ecológica su intención de cerrar de manera inmediata las centrales térmicas de Andorra (Teruel) y de Compostilla en Cubillos del Sil (León), según ha adelantado El Confidencial y ha confirmado EL PERIÓDICO de fuentes oficiales. Las mismas fuentes apuntan que la eléctrica española ha decidido no invertir más en las plantas de carbón para adaptarlas a los nuevos estándares medioambientales exigidos por la Unión Europea. Dicha adaptación supondría una inversión de cerca de 400 millones de euros.

El plan acaba de ser aprobado por el consejo de administración de la compañía eléctrica, controlada en un 70 % por la italiana Enel, y será comunicado a los inversores el próximo 21 de noviembre, en la presentación de su nuevo plan estratégico.

No obstante, la empresa habría comunicado la decisión al Gobierno ya porque apagar las dos centrales requiere de un periodo de tiempo que oscila entre los 12 y los 18 meses. Por ello, la eléctrica contaba con hasta el 31 de diciembre de plazo máximo para dar la orden.

El cierre efectivo se produciría el 30 de junio del 2020.

Según recogen algunos medios locales, el plan de cierre de Endesa de la térmica de Cubillos del Sil lleva años en marcha, y la eléctrica habría dotado en sus cuentas, ya en 2014, de medios para cerrar y desmantelar la central.