La UE se lanza a la extracción de materias primas

Share

De pv magazine 06/24

La Ley de Materias Primas Críticas (CRMA) de la UE entró en vigor a principios de mayo de 2024. En un intento de diversificar el suministro de materias primas estratégicas, la CRMA establece puntos de referencia para las capacidades nacionales de producción de estos materiales.

El reglamento establece que la capacidad nacional de extracción de la UE debe poder extraer las menas, minerales o concentrados necesarios para producir al menos el 10% del consumo anual de materias primas estratégicas, “en la medida en que las reservas de la unión lo permitan”. También estipula que la capacidad nacional de transformación, incluidas todas las fases intermedias de transformación, debe poder producir al menos el 40% del consumo anual de materias primas estratégicas de la UE. Además, según el reglamento, la capacidad de reciclado de la UE, incluidas todas las fases intermedias de reciclado, debe poder producir al menos el 25% del consumo anual nacional.

Es importante destacar que el CRMA también establece que, para 2030, no más del 65% del consumo anual de la UE de cada materia prima estratégica en cualquier etapa relevante de procesamiento puede provenir de un solo tercer país. Cabe señalar que los objetivos mencionados no son jurídicamente vinculantes, lo que significa que los Estados miembros no pueden ser llevados a los tribunales por incumplimiento.

Entre las materias primas consideradas estratégicas están el aluminio, el cobalto, el cobre, el galio, el litio, el grafito, el níquel, el silicio metálico y los elementos de tierras raras para imanes.

La agilización de los permisos también es clave. En virtud de la CRMA, los proyectos de extracción recibirán sus permisos en un plazo máximo de 27 meses, mientras que los proyectos de reciclado y transformación deberán obtenerlos en 15 meses.

La entrada en vigor de la CRMA se produce en un frágil contexto geopolítico. Tras aprobar la CRMA en una votación plenaria en diciembre de 2023, el Parlamento Europeo señaló en una declaración que “desde la guerra rusa contra Ucrania y una política comercial e industrial china cada vez más agresiva, el cobalto, el litio y otras materias primas se han convertido también en un factor geopolítico”.

Las materias primas críticas se obtienen en su mayoría fuera de la Unión Europea y, para algunas de ellas, la Unión Europea depende únicamente de un país. Según la Comisión Europea, China suministra a la UE el 100% de los elementos pesados de tierras raras, Türkiye el 98% del boro y Sudáfrica el 71% del platino.

La Comisión tiene previsto elaborar una lista de proyectos estratégicos que contribuyan significativamente a la seguridad del abastecimiento antes de diciembre de 2024. Según los planes, estos proyectos se beneficiarán de una autorización más rápida y un acceso más fácil a la financiación.

El acceso a la financiación de proyectos mineros sigue siendo difícil, como han señalado algunos políticos de la UE. La eurodiputada griega Anna-Michelle Asimakopoulou calificó la CRMA de “primer paso importante”, pero añadió que el sector privado necesita más incentivos para invertir. Kerstin Jorna, Directora General de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pequeñas y Medianas Empresas de la Comisión Europea, destacó lo que calificó de “gran manipulación” del actual mercado del níquel.

Jorna añadió que la CRMA abre la puerta a la agregación conjunta de la demanda y a la compra conjunta de materias primas, similar al sistema de compra conjunta de gas natural ya establecido. El reglamento también obliga a las empresas a examinar detenidamente su seguridad de suministro de materias primas.

“Y si nos fijamos en la Ley de la Industria Net Zero [NZIA], en realidad dice a los Estados miembros que cuando se subasta… o se hace una contratación o se dan algunas subvenciones, se pueden imponer algunos criterios no relacionados con el precio, como ese níquel verde en la batería que se compra para el sistema de almacenamiento de energía”, añadió Jorna.

La NZIA, en el centro de la escena
La NZIA, estrechamente vinculada a la CRMA, fue aprobada por el Parlamento Europeo en sesión plenaria en abril de 2024. Su aprobación formal por el Consejo de la Unión Europea está prevista para el verano de 2024.

La NZIA establece el objetivo de que Europa produzca el 40% de sus necesidades anuales de despliegue utilizando tecnologías de balance neto cero para 2030, basándose en los Planes Nacionales de Energía y Clima (NECP), y capte el 15% del valor del mercado mundial de estas tecnologías. Como en el caso de la CRMA, estos objetivos no son vinculantes para los Estados miembros.

Entre las tecnologías subvencionables figuran sistemas de energías renovables como la solar, el hidrógeno, la eólica terrestre y marina y el almacenamiento de energía. También incluye la captura de carbono y la energía nuclear.

El reglamento pretende simplificar el proceso de concesión de permisos, fijando plazos máximos para la autorización de los proyectos. Para los proyectos estratégicos Net Zero, la duración del proceso de concesión de permisos no debe exceder de 12 meses para las instalaciones con una producción anual igual o superior a 1 GW, y de nueve meses para las que tengan una producción anual inferior a 1 GW.

Por lo que respecta específicamente a la energía solar, la NZIA se ha fijado el objetivo de alcanzar al menos 30 GW de capacidad operativa de producción solar para 2030 en toda la cadena de valor fotovoltaica, en línea con los objetivos establecidos por la Alianza Europea de la Industria Solar Fotovoltaica. Actualmente, el 97% de los paneles solares importados por la Unión Europea proceden de China, según la Comisión Europea. Los Estados miembros también deben establecer programas nacionales para apoyar el despliegue masivo de energía solar en tejados, según el reglamento de la NZIA.

Déficit de financiación
En cuanto a la financiación, la NZIA afirma que varios programas de financiación de la UE -como el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, InvestEU, los programas de la política de cohesión y el Fondo de Innovación- están disponibles para financiar inversiones en proyectos de fabricación de tecnología neta cero.

El Fondo de Innovación ha concedido hasta ahora 400 millones de euros (434,8 millones de dólares) en dos años para apoyar nuevas inversiones en proyectos de fabricación de energía solar. En enero de 2024, por ejemplo, la fábrica de producción de módulos y células de heterounión “3Sun” de Enel Green Power obtuvo un paquete financiero de 560 millones de euros para respaldar la ampliación de su capacidad de producción. Situada en Catania (Sicilia), la actual capacidad de producción de 3Sun, de unos 200 MW anuales, se ampliará a 3 GW a finales de 2024, convirtiéndose así en la mayor fábrica solar de Europa.

La financiación es posible gracias al apoyo de un consorcio de bancos italianos cuyo compromiso cuenta con el respaldo de la agencia italiana de crédito a la exportación SACE, y a la financiación directa del Banco Europeo de Inversiones (BEI) respaldada por el programa InvestEU. El préstamo del BEI asciende a 47,5 millones de euros. Sin embargo, la financiación del BEI también incluye préstamos intermediados a prestamistas comerciales, por valor de 118 millones de euros, que podrían incrementarse hasta 342 millones de euros en 2024, con lo que el apoyo total del BEI a 3Sun ascendería a 389,5 millones de euros.

Sin embargo, la financiación facilitada hasta ahora es una gota de agua en el océano comparada con la enorme inversión necesaria para ampliar la producción minera y de tecnologías verdes en Europa. En este sentido, los observadores del sector afirman que la NZIA y la CRMA se quedan cortas como respuesta a la Ley estadounidense de Reducción de la Inflación (IRA), que ofrece incentivos fiscales, entre otras medidas.

“[La] NZIA es menos eficaz que la IRA porque la UE no puede utilizar la fiscalidad como instrumento para el reembolso y la UE depende, hasta cierto punto, de las subvenciones industriales ecológicas que aportan los Estados miembros con cargo a sus propios presupuestos”, declaró Louise van Schaik, jefa de unidad e investigadora principal del Instituto Clingendael de La Haya.

En cualquier caso, los objetivos de la CRMA y la NZIA se consideran ambiciosos y serán difíciles de alcanzar. “En el caso de las materias primas críticas, seguirá siendo difícil abrir minas en Europa porque no goza de popularidad entre los votantes, y en el momento en que la industria de la UE se traslade al extranjero existe el riesgo de que se la acuse de neoimperialista o colonialista climática, aparte de que su sector privado no tiene conocimientos de minería y procesamiento”, dijo Van Schaik. “Pero las asociaciones de materias primas con Kazajstán, Canadá, Chile y otros países son un buen comienzo”.

Opinión externa
En un discurso pronunciado en el Colegio de Europa de Brujas en abril de 2024, Fatih Birol, director ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), dijo que si el carbón es el rey, “la energía solar es la reina porque es la ganadora”. Pero planteó la cuestión de la excesiva dependencia de los paneles solares chinos.

“Fueron Alemania, España e Italia quienes, hace unos 25 años, iniciaron la aventura solar en el mundo”, dijo Birol. “La energía solar empezó en Europa. Éramos los líderes, los fabricantes. Pero al cabo de unos años, los gobiernos dejaron caer la pelota y China tomó el relevo. Y ahora China domina el juego en todo el mundo, a lo grande. Así que, en mi opinión, fue un gran error que no tuviéramos políticas coherentes para la energía solar y ahora hemos perdido una gran oportunidad”.

Preguntado por su opinión sobre la NZIA, Birol dijo que era un paso en la dirección correcta, pero añadió que las políticas tienen que ser mucho más fuertes, con incentivos claros y un papel mucho más importante para las fuentes públicas. “No podemos dejarlo todo en manos de los mercados”, dijo Birol, reiterando su petición de una estrategia industrial.

Desglose de las políticas de la UE

Algunas de las políticas de la UE adoptadas recientemente (o que se adoptarán en breve) tendrán probablemente un impacto en el despliegue de la energía solar en Europa.

Ley de Materias Primas Críticas/Ley de Industria Neto Cero: Establece objetivos de abastecimiento nacional de materias primas y tecnologías limpias y abre la puerta a una autorización más rápida de los proyectos.

Diseño del mercado eléctrico (reglamento y directiva): Esta política pretende impulsar el mercado de los acuerdos de compra de electricidad (PPA) y los contratos bidireccionales por diferencia (CfD). El plan es reducir el papel del gas como combustible fijador de precios.

Reglamento sobre los mercados interiores de los gases renovables y naturales y del hidrógeno (“Paquete Gas”): Establece las normas del mercado del hidrógeno y crea la Red Europea de Gestores de Redes de Hidrógeno (ENNOH) como gestor independiente de la red de transporte para coordinar la planificación, el desarrollo y el funcionamiento de la infraestructura de hidrógeno de la UE.

Reforma del mercado de carbono de la UE/Mecanismo de Ajuste en la Frontera del Carbono (CBAM): La reforma del Régimen Comunitario de Comercio de Derechos de Emisión (RCCDE) implica la supresión gradual de los derechos de emisión gratuitos para la industria pesada y la restricción de la oferta de derechos en los mercados. Se espera que esto conduzca a un aumento de los precios de los derechos de emisión de carbono de la UE, lo que beneficiará a las energías renovables, incluida la solar. En virtud de la CBAM, los importadores de cemento, hierro y acero, aluminio, fertilizantes, electricidad y productos derivados del hidrógeno procedentes de países no pertenecientes a la UE estarán sujetos a precios del carbono similares a los del RCCDE.

Directiva sobre energías renovables (revisada): Eleva el objetivo de cuota de energías renovables en el consumo final de energía de la UE al 42,5% para 2030 (frente al 32% anterior), con un suplemento indicativo del 2,5% para alcanzar el 45%. También establece medidas para acelerar la concesión de permisos para proyectos de energías renovables.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

Luz verde a 125 MW de Ignis y construcción de 85,74 MW de Acciona en la Comunitat Valenciana
17 julio 2024 Ignis ha obtenido la autorización administrativa de construcción de Limonero Solar, 125 MW; y Acciona Energía construye los proyectos Ayora I, II y II...