Los costes de fabricación de tecnologías renovables son hasta un 200% más bajos en China, según WoodMac

Share

 

Los costes de fabricación para los fabricantes de renovables con sede en China son hasta un 200% más bajos que los de los actores occidentales en los principales mercados competidores, según un nuevo informe de Wood Mackenzie.

La consultora afirma en Looking overseas que la rápida disminución de los precios, junto con las cadenas de suministro integradas y un “alto nivel de rendimiento”, han permitido a los fabricantes de energías renovables del país asiático abastecer a más del 65% de la demanda mundial total. Añade que los precios de los productos no chinos duplican los de los equipos comparables fabricados en China.

“Al beneficiarse de una sólida cadena de suministro nacional, los equipos producidos por fabricantes chinos en el extranjero siguen siendo competitivos en precio, a pesar de la subida debida a la incertidumbre inflacionista y al aumento de los costes de producción”, afirmó Xiaoyang Li, director de investigación sobre energía y renovables en APAC de Wood Mackenzie.

La consultora añade que los fabricantes chinos buscan activamente oportunidades de negocio a escala mundial, y están apuntando a los mercados de ultramar con requisitos de contenido local para convertirse en centros de fabricación regionales. Entre 2019 y 2023, las exportaciones chinas de productos renovables crecieron un 35%, lo que Wood Mackenzie atribuyó a “precios competitivos y dominio de la capacidad de producción.” Los inversores en energías renovables tienden a invertir en mercados con alta demanda de energía, entornos empresariales estables y flujos de ingresos predecibles.

Durante el mismo período de tiempo, la inversión en proyectos eólicos y solares aumentó un 23%, mientras que las baterías de energía superaron a los módulos solares para convertirse en la principal exportación de productos básicos de energía renovable de China.

Según el informe, el interés de las empresas chinas por invertir en proyectos de energías renovables en el extranjero está aumentando, pero los avances son lentos debido a los elevados riesgos de desarrollo y a la incertidumbre de los flujos de ingresos. Según Wood Mackenzie, las empresas chinas de energías renovables tienden a invertir en mercados con una elevada demanda de energía, entornos empresariales estables y flujos de ingresos previsibles.

“Respaldados por las sólidas cadenas de suministro de equipos de los fabricantes chinos, los inversores chinos en energía solar y almacenamiento prefieren la inversión en nuevas instalaciones cuando buscan oportunidades en el extranjero”, dijo Li.

En noviembre, Wood Mackenzie publicó un informe en el que afirmaba que el enorme aumento de la capacidad de producción de módulos solares y de instalaciones fotovoltaicas de China le ha permitido mantener unos precios de la energía relativamente bajos y estables en comparación con Europa y Estados Unidos.

La capacidad fotovoltaica instalada en China superó los 670 GW en abril, gracias a unos 60,5 GW de nuevas instalaciones solares desde principios de año.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.