Ofrecen en España “calderas solares” con tecnología termosolar y Heat Purchase Agreement para procesos industriales

Share

 

Grupo Dominguis Energy Services (GDES) amplía su cartera de servicios en eficiencia energética con la entrada en la startup tecnológica Solatom. A partir de ahora, su filial GDES Efficiency, especializada en optimización de recursos energéticos, incluirá la energía termosolar como solución para la industria, complementaria a las instalaciones fotovoltaicas.

Nacida en 2016 como una pequeña empresa de ingeniería, la valenciana Solatom ha pasado por varias aceleradoras europeas. La empresa ha patentado su propia tecnología de “calderas solares” con el objetivo de desarrollar una alternativa renovable a las calderas convencionales de combustible fósil que se utilizan actualmente en los procesos industriales. Para ello, utiliza CSP (Concentrated Solar Power) en una solución patentada en versión modular para la industria, apropiada para generación de calor de alta temperatura.

El primer prototipo se ensambló en un garaje en la localidad valenciana de Oliva y desde entonces han implementado su tecnología en multinacionales Unilever y Heineken, para quien desarrolló la planta termosolar Fresnel de uso industrial más grande del mundo en su instalaciones en Quart de Poblet (Valencia). El proyecto está compuesto por 6.000 m2 de espejos y 182 módulos Fresnel con una potencia pico de 3.5 MW térmicos, capaces de cubrir el 10% de la demanda de vapor de esta fábrica.

Los sistemas de concentración solar reflejan la luz mediante espejos, y la concentran para poder alcanzar alta temperatura. La compañía valenciana va un paso más allá en el uso de esta tecnología, con un diseño modular, ligero, transportable y de bajo coste, capaz de dar respuesta a la gran demanda de calor en la industria actual.

Las calderas solares de Solatom son capaces de alcanzar hasta 450 ºC temperatura, y 30 bares de presión, lo que les permite operar en las mismas condiciones que las calderas convencionales usadas en la mayoría de las fábricas. Además, con un peso de tan sólo 25 kg/m2, permiten también su instalación en cubiertas ligeras. El calor se genera en forma de vapor, aceite térmico, agua o aire, siendo un complemento perfecto a las instalaciones de autoconsumo energético industrial, ya que permiten ahorrar entre un 35% y un 63% del consumo energético de las calderas convencionales.

La demanda de calor en la industria representa 2/3 del consumo energético total de este sector. Solo en España, la energía solar para calor industrial tiene un potencial de instalación de 68,2 GW, según los datos compartidos por Solatom.

En 2020 la plataforma internacional Mission Innovation estimó el potencial de reducción de emisiones a largo plazo de la tecnología Solatom en 68 millones de toneladas de CO2 al año, lo que, según la empresa, les posicionó como primera solución española y 6.ª mundial en su ranking de innovaciones contra el cambio climático.

La generación de calor industrial mediante energía solar, sin consumo de combustible fósil, supone tanto un ahorro económico como una mejora ambiental. Actualmente, según la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) el 78% de las calderas industriales en España utiliza combustibles fósiles.

Al entrar a formar parte de la compañía, GDES ampliará su porfolio de servicios incorporando a la venta de energía eléctrica, en formato EPC y PPA), la venta de calor renovable, en formato HPA (Heat Purchase Agreement), además de soluciones para la industria de autoconsumo eléctrico y calor que completan los servicios de su firma para la eficiencia energética industrial GDES Efficiency.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.