“Con 540 MW, Elche alcanzará el balance cero eléctrico”

Share

 

“Se dan los requisitos básicos y únicos para convertir el término municipal de Elche en un referente nacional e internacional en el desarrollo e implantación de tecnologías y recursos de energía solar fotovoltaica”, asegura a pv magazine Demetrio López Sánchez, gerente de la empresa de ingeniería fotovoltaica Demesol y principal mentor de la iniciativa Elche Solar, cuya tercera jornada tendrá lugar este 2024.

“La idea de Elche Solar tiene 10 años, pero nadie nos había escuchado hasta estos años. Se acaba de dar el momento propicio”, decía ya en 2022 a este medio el promotor de la iniciativa que llevará a Elche, ciudad de 238.293 habitantes según el Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2023, a ser una de las primeras en el mundo en autoabastecerse de la energía eléctrica que requiere solo a base de instalaciones solares fotovoltaicas.

Para ello, desde Demesol han calculado que habría que instalar 540 MW. “Habría que multiplicar esta cantidad por tres para incluir la descarbonización del transporte, pero incluso ese escenario es factible”, concreta López Sánchez. Como indica este experto, ingeniero fotovoltaico y profesor de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, “gracias a estas jornadas y al consenso, conocimiento y sensibilización que están generando en la ciudanía y todos los actos clave, Elche está poniendo las bases para ser una de las primeras ciudades en el mundo que pueda autoabastecerse (ya no solo de la energía eléctrica, sino también de la energía base que requiere) tan solo mediante instalaciones solares fotovoltaicas”.

Demesol está convencida de que se está en el momento adecuado para alcanzar este objetivo al coincidir varios hechos cruciales: el abaratamiento de las instalaciones fotovoltaicas, la existencia de una normativa facilitadora, el alto coste de la energía que se adquiere de otros países, la existencia de ayudas desde Europa y la coincidencia en Elche de una voluntad común de todos los actores necesarios. Por todo ello, según el gerente de Demesol, “no cabe duda que Elche puede vivir literalmente del sol que le ‘cae’ encima, y generar riqueza, conocimiento y empleo con ello”.

 

El proyecto: presente y futuro

El objetivo es ser una ciudad enteramente solar, y hacer partícipe a toda la ciudadanía de la posible hoja de ruta para lograrlo. Según apunta Demetrio López, “tenemos todos los datos ya disponibles, y sabemos las barreras que hay que superar para conseguirlo.

 Lo más importante ahora es hacer llegar al conjunto de los ciudadanos toda esta información, las posibilidades que ofrece esta ciudad al respecto, todo lo que podemos ganar si seguimos ese camino de generación solar, a qué debemos enfrentarnos y hacia dónde debemos dirigir nuestros esfuerzos para conseguirlo”. La hoja de ruta para convertir a Elche en una ciudad solar asume que toda la energía consumida en la ciudad puede ser generada por el sol incidente en la misma, con el aprovechamiento de las cubiertas existentes, así como el uso de un 5% del suelo del término municipal.

Para poder acometer estas instalaciones se necesita una legislación específica ilicitana (especialmente por la singularidad que representa el Camp d’Elx), para las instalaciones en suelo (de hecho, se está en conversaciones con el Ayuntamiento para poder proponer una Ordenanza propia al respecto), así como también para los techos y cubiertas. Por ahora están estudiando la instalación de autoconsumos, plantas en suelo y sistemas de bombeo y aire comprimido, pero los planes, “que están muy avanzados”, combinan además la solar con agricultura. “En Elche, la agricultura está muy presente, pero no hay relevo generacional para esta actividad, que no motiva a la gente joven.

En cambio, combinada con instalaciones fotovoltaicas, sí despierta el interés de los jóvenes”, dice el gerente de Demesol. Quien no disponga de tejado ni de terreno, podrá participar en comunidades energéticas. La idea es que todos los vecinos que lo deseen puedan ser propietarios de algún modo. Junto a esto, se pretende explorar la posibilidad, hasta ahora no desarrollada, de construir fotolineras, esto es, cargadores de vehículos eléctricos alimentados directamente por la luz del sol. Elche podría convertirse también en una de las ciudades pioneras a nivel mundial en este ámbito, dejando de depender de terceros, y consiguiendo así quedarse con las rentas que produce esa generación de energía destinada a la movilidad, siendo además respetuosos con el medio ambiente. “Todo esto es tan solo un ejemplo de todo el potencial que tenemos al alcance de nuestras manos”, asegura Demetrio López.

Para exponer todas estas propuestas y tratar de avanzar en su puesta en práctica, resulta esencial aunar en un mismo foro a todos los actores e interesados, una función que ejercen las jornadas que anualmente se llevan a cabo coincidiendo con el día del año que se disfruta de más horas de luz solar (el 21 de junio). Por el momento, se han llevado a cabo dos jornadas, con una clara tendencia de crecimiento, tanto en asistentes como en relevancia de los ponentes. Además, Demesol trabaja por ampliar el “efecto llamada” y promover el conocimiento de este proyecto también entre personas de municipios limítrofes con Elche, donde se estima que viven cerca de un millón de personas que podrían beneficiarse de la iniciativa.

 

Obstáculos

Elche Solar ha contado desde el principio con el interés de varias instituciones, especialmente universidades arraigadas en la provincia (UMH, Universidad de Alicante…), asociaciones de vecinos y del sector agrícola, empresas instaladoras, organi- zaciones empresariales y particulares; igualmente, el impacto mediático ha sido enorme, lo que ha ayudado a su difusión a nivel local y regional.

No obstante, en la primera Jornada Elche Solar (celebrada el 21 de junio de 2022), este interés no se materializó en aportaciones concretas, por lo que la reunión se realizó únicamente con la financiación efectuada por Demesol. En la segunda edición se escaló un peldaño más en la representatividad y trascendencia de los ponentes, y se abrió el abanico a asociaciones e instituciones profesionales de todo tipo y de consolidada trayectoria en este ámbito; y, además de un mayor interés y participación, se obtuvo cierta contribución económica externa a la empresa organizadora.

“Y ya tenemos listado inicial de aportaciones para este próximo año, en el que se confirma un incremento real en el interés por financiar, participar activamente y asistir como oyentes en la Jornada, lo que sugiere también que vamos a tener aún una mayor repercusión en la ciudadanía”, indican fuentes de la organización de este evento.

Según concluye Demetrio López, “todavía queda mucho trabajo por hacer desde el punto de vista de la concienciación y de la información, por lo que nos comprometemos a seguir aclarando dudas y abordar nuevos temas. Hemos conseguido que los ciudadanos ilicitanos, en general, tomen conciencia de que se puede vivir con y de la energía fotovoltaica. Este es un proyecto que surge desde Demesol pero que trasciende nuestros objetivos empresariales y que pretende ser un motor para potenciar en nuestra zona el empleo generalizado, y accesible para todo el mundo, de la energía solar fotovoltaica, y prueba de ello es que existe un interés permanente por el proyecto y se espera con expectación la próxima edición de la jornada”.

Ya se está trabajando en la tercera edición, que espera abordar nuevos temas y seguir creciendo. La cita será el 4 de junio de 2024 en el Palacio de Congresos de Elche.

 

Nota modificada el 26 de febrero para actualizar la nueva fecha del evento.

Este artículo forma parte de la edición especial de pv magazine para Genera 2024.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

“Para evitar incendios como el de la planta fotovoltaica Talaván en Cáceres, hay que endurecer las pruebas durante la fabricación de equipos”
23 julio 2024 Se cree que el incendio de la planta propiedad de Ellomay se originó en el fallo de un conductor eléctrico. Asier Ukar, director de la consultora Kiwa...