La Comisión Europea lanza una llamada de interés para la primera licitación fotovoltaica comunitaria

Share

 

Los Estados miembros de la UE tienen hasta el 15 de marzo para decidir si quieren participar en el programa de subastas de energías renovables de la Comisión Europea para todo el bloque.

Según los términos del mecanismo de financiación de las energías renovables aprobado en septiembre de 2020, los Estados miembros pueden participar como «contribuyentes» al sistema, que pagarán a un bote central para financiar proyectos de energías renovables, o como naciones «anfitrionas», que aceptan que los proyectos se pongan en marcha en su territorio.

En concreto, los Estados «contribuyentes» invierten en proyectos de energías renovables en otro país. Esto les permite apoyar proyectos que son más rentables que el despliegue de la misma tecnología en el país, e invertir en tecnologías que no son posibles en la práctica en casa – por ejemplo, los parques eólicos marinos para los Estados miembros sin litoral, o la energía solar para los países con menos horas de sol. Para los Estados miembros «anfitriones», los proyectos de energía renovable financiados colectivamente se despliegan en su territorio. Esto les beneficia en términos de abastecimiento energético nacional, modernización del sistema energético, inversión local y puestos de trabajo, y mejora de la calidad del aire y la seguridad energética.

Subastas anuales

Cada año, la Comisión instará a los Estados miembros a manifestar su interés en participar como Estado miembro contribuyente o de acogida en los procedimientos de concesión de subvenciones organizados por el mecanismo y compartirá con los Estados miembros un calendario indicativo en el que figurarán los pasos del procedimiento desde la manifestación de interés en las convocatorias de propuestas, así como una indicación del momento en el que la Comisión proponga organizar la siguiente convocatoria de manifestaciones de interés.

Los Estados miembros de acogida confirmarán a la Comisión su compromiso irrevocable e incondicional (y vinculante) de participar en el mecanismo con miras a permitir que las instalaciones situadas en su territorio reciban ayuda – no reembolsable en forma de subvenciones– en el marco del mecanismo.

La Comisión se propone reunir el dinero recaudado y convocar una licitación de energías renovables en toda la UE entre las naciones anfitrionas interesadas, con los precios de subvención más competitivos ofrecidos para garantizar el desarrollo de los proyectos en los países correspondientes. Se aceptan las contribuciones del sector privado al fondo central – realizadas por las empresas para garantizar las garantías de origen de la energía renovable para alinearse con los compromisos climáticos de las empresas – pero los proyectos de energía limpia privados y financiados por la UE tendrían su producción de energía contada solo para los objetivos climáticos del bloque, no para los de los Estados miembros en los que se alojan.

Primera licitación, este año

Sobre la base del interés expresado, la Comisión ajustará las preferencias y redactará las condiciones de la primera licitación de la historia de la UE para proyectos de energía renovable.

Los promotores de proyectos podrán presentar sus solicitudes a finales de 2022, y las propuestas seleccionadas recibirán una subvención del mecanismo para ejecutar los proyectos.

La energía solar es una de las tecnologías de energía renovable a las que se puede asignar capacidad de generación en virtud del plan, junto con la energía eólica; la geotérmica; la de las olas y los océanos; la hidroeléctrica; la biomasa; el gas de vertedero; el biogás; el gas de las plantas de tratamiento de aguas residuales; y los proyectos de energía ambiental, que incluyen energía térmica de origen natural, como las aguas termales.

 

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.