Capital Energy propone cambios en su planta de 200 MW en Granada, a la que se oponen regantes, agricultores, vecinos y ayuntamientos

Share

 

La compañía española de renovables Capital Energy está manteniendo conversaciones con diversos colectivos de los municipios de Caniles y Baza en torno al proyecto fotovoltaico Ququima, que salió a información pública el pasado mes de marzo.

Esta instalación prevista en la provincia de Granada dispondrá de una potencia de 200 MW y su construcción, que está previsto dure alrededor de 18 meses, implicará la inversión de más de casi 97 millones de euros. Los más de 568.500 paneles de esta planta solar serán capaces de suministrar más de 425.000 MWh de energía limpia al año.

Numerosos vecinos de la zona han mostrado su oposición a la instalación de una infraestructura que invade 700 hectáreas de terrenos agrícolas y que supone la expropiación forzosa de terrenos de más de un centenar de propietarios.

También la sede en Granada de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) ha anunciado que planteará a la Administración central la paralización del Decreto de Declaración de Utilidad Pública y un pacto con los agricultores que desean mantener su modo de vida y no están de acuerdo con ceder sus tierras. A la Junta de Andalucía, a través de la delegación provincial en Granada, le ha propuesto que no recurra a la vía de la expropiación para la puesta en marcha de los proyectos fotovoltaicos previstos en la provincia. «Asaja Granda nada tiene en contra de la producción de energía a partir de fuentes renovables, entendiendo que es una apuesta de la Agenda 2030 con el fin de alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible previstos a nivel mundial mediante la sustitución de las energías fósiles por otras alternativas. Eso no obsta a que se pueda compatibilizar con el desarrollo de la actividad agroganadera y a que se respeten los derechos de los agricultores y ganaderos a continuar ejerciendo su profesión, algo que incumple el proyecto de Placas Solares Ququima que actualmente tramita la Administración central, haciendo la vista gorda a los inconvenientes de todo tipo que genera», explica. 

En este sentido, Capital Energy afirma que está negociando, tanto con algunos propietarios de los terrenos en los que se levantará esta planta solar como con varias asociaciones de regantes, la introducción de determinadas modificaciones que, sin perjudicar la viabilidad del proyecto, sean beneficiosas para los vecinos y el desarrollo socioeconómico de la comarca.

Asimismo, la compañía va a organizar unas jornadas informativas en las que aclarará que no se van a expropiar las más de 600 hectáreas, de las alrededor de 700 hectáreas de los municipios de Caniles y Baza en las que se levantará Ququima, que ya han firmado un acuerdo de arrendamiento y que multiplicarán por 10 la renta que están percibiendo por la actividad que albergan en la actualidad.

La construcción de la planta fotovoltaica se encuentra actualmente en un periodo de alegaciones abierto por el Ministerio de Industria hasta mañana, 29 de abril.

 

Argumentos de la promotora: Puestos de trabajo e ingresos para los ayuntamientos

En la defensa de su proyecto, Capital Energy usa los mismos argumentos que otras empresas en situación similar: Ququima va a propiciar la creación de más de 700 puestos de trabajo directos durante los periodos punta de su construcción, y va a tener un impacto económico anual en las arcas locales (IBI e IAE, principalmente), así como a través de los contratos de arrendamiento, de alrededor de 1 millón de euros.

La italiana Falck Renewables defiende los mismos argumentos de cara al desarrollo la su planta solar de 110 MW en Chiva, a la que se oponen ayuntamiento y algunos vecinos.

Capital Energy impulsa 23 proyectos de energías renovables en Andalucía, 16 eólicos y siete solares, que superan una potencia conjunta de 1.550 MW. En la actualidad, cuenta en la Península Ibérica con una cartera de proyectos eólicos y solares que ronda los 38 GW de potencia, de los que más de 8,5 GW ya disponen de los permisos de acceso a la red concedidos. En la subasta del pasado mes de enero se adjudicó 620 MW eólicos.

Gracias al lanzamiento de su comercializadora, en el último trimestre de 2020, Capital Energy ha culminado su objetivo estratégico de estar presente a lo largo de toda la cadena de valor de la generación renovable: desde la promoción, donde la compañía tiene una posición consolidada dada su trayectoria de casi 20 años, hasta la construcción, producción, almacenamiento, operación y el suministro.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.