El primer reactor de membranas a escala industrial del mundo se fabrica en Euskadi y producirá hasta 4 000 kg de hidrógeno al día

Share

Hace casi exactamente un año, el 9 de marzo de 2020, el centro de investigación y desarrollo tecnológico Tecnalia, la Universidad de Eindhoven y la francesa Engie anunciaron la creación de la startup industrial H2SITE, ubicada en Bizkaia, para fomentar la producción in situ de hidrógeno de alta calidad. En concreto, pensaron desarrollar una tecnología más eficiente y rentable para la generación distribuida de hidrógeno a pequeña y mediana escala, de elevada pureza y bajo coste, mediante reactores avanzados de membrana.

Actualmente, H2SITE está construyendo su propia planta de fabricación de membranas en Loiu (Bizkaia) que dará empleo a 50 personas en los próximos 5 años. Se trata de una planta única en el mundo que permitirá industrializar la producción de membranas, utilizadas en la fabricación de los reactores de producción de hidrógeno. Estos reactores son una alternativa a la electrólisis y proponen un hidrógeno renovable a un precio competitivo, utilizando tecnología desarrollada en Europa y construida en Euskadi. Estos reactores «utilizan muy poca potencia eléctrica, solo algunas decenas de kW, ya que no nos servimos de la electricidad para obtener el hidrógeno, como es el caso de la electrólisis», ha dicho a pv magazine Andrés Galnares, CEO de H2SITE. «En cuanto a capacidad de producción de hidrógeno, nuestra intención es diseñar sistemas que vayan hasta 4 000 kg por día», añade.

El primero de estos reactores ya está en marcha: se trata del primer reactor a escala industrial para la generación de hidrógeno para pequeños y medianos consumidores, de elevada pureza y bajo coste. La tecnología ha sido desarrollada por Tecnalia y TUe, y se basa en la intensificación de procesos, a través de reactores avanzados de membrana logrando maximizar la eficiencia del proceso de producción de hidrógeno y minimizando los recursos necesarios (energía, espacio, materias primas, etc.).

Andrés Galnares explica que este primer reactor inaugurado ayer en Markina «está construido para ser un producto comercial. Dispone de todas las certificaciones necesarias para ser utilizado comercialmente para producir hidrógeno en Europa. Este reactor será utilizado en los próximos meses para distintos fines, para los cuales ya está comprometido: se instalará en una estación de digestión de biogás para producir hidrógeno y unos meses después se convertirá después para funcionar y producir hidrógeno a partir de amoniaco. El objetivo del hidrógeno producido es alimentar procesos industriales».

Galanares añade que “Se trata de un hito que materializa el resultado de más de 10 años de colaboración entre la TUe y Tecnalia en el ámbito de los reactores de membranas, que ahora traducen los equipos de H2SITE en un producto industrial único, capaz de producir hidrógeno verde in situ. El reto ahora es producir suficientes membranas para satisfacer la demanda de nuestros clientes, acompañándolos en la reducción de su huella de carbono”, ha asegurado.

La nueva empresa, apoyada desde su inicio por la Diputación Foral de Bizkaia, proporcionará hidrógeno distribuido a pequeña y mediana escala, de gran pureza y bajo coste, tanto para aplicaciones estacionarias (usos industriales y generación de electricidad), como para áreas aisladas que requieran energía (islas, áreas sin acceso a red eléctrica…) y en movilidad.

En este sentido, H2SITE va a facilitar el despliegue de la movilidad 100% eléctrica verde, abriendo la posibilidad a sistemas embarcados, dentro de los propios vehículos, de generación de hidrógeno. El CEO de HsSITE ha explicado el proyecto a pv magazine: «En transporte marítimo, pensamos que el hidrógeno comprimido o bien licuado será logísticamente complejo de gestionar. Sin embargo, los buques pueden transportar metanol, o bien amoniaco, que contienen mucho hidrógeno. Proponemos instalar nuestros reactores a bordo de los buques para generar el hidrógeno a bordo y alimentar pilas de combustible, bien sea para la propulsión o para la alimentación de auxiliares. Pensamos que esto se podría aplicar también en ferroviario, aunque nos parece más lejano».

En el transporte terrestre, H2SITE trabaja en distintos frentes: reactores para hidrolineras (fijos), y sistemas de generación embarcados en camiones, «donde desplazaríamos los reactores para hacer frente a las necesidades de producción de hidrógeno locales».

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.