Pregunta del mes: Los precios negativos llegan a España/2

Share

La presidenta de OMIE, Carmen Becerril, afirmó recientemente que, en las próximas semanas, se eliminarán los actuales topes máximos y mínimos de los precios del mercado mayorista de la luz. Esto permitirá, por primera vez, los generadores eléctricos proponer ofertas a precio negativo en España.

¿Qué riesgos y oportunidades ofrecen los precios negativos para las tecnologías renovables? 

Todo lo que tenga que ver con integración, armonización y transposición de regulación europea es buena noticia. En este caso, además, es adecuado y necesario. Desde hace años, la Unión Europea marca todo su conjunto normativo con el concepto de buscar mejor las señales del mercado, tanto para generadores como para consumidores. Hay que recordar que esta modificación no solo permitirá precios negativos, sino que incrementará también los topes máximos de los precios horarios del mercado. Ambos extremos justifican el desarrollo del almacenamiento energético por esas señales del mercado.

Desde un punto de vista teórico, la nueva amplitud de rango destapa dos riesgos.

-1 para aquellas tecnologías a las que una parada o reducción de carga supone un coste en sí mismo; son las que ofertarían precios negativos;

-2 para aquellas tecnologías que no tengan flexibilidad para gestionar sus programas horarios; son las que enfrentarían altos costes de desvío.

Para la mayor parte de las instalaciones renovables el primer riesgo es acotado, puesto que una vez alcanzado al umbral de su bajo coste variable pueden detener la generación y evitar ventas en negativo, es decir pagar por vender. Lo que sí se espera es una gran oportunidad para añadir sistemas de almacenamiento ya que, no solo se aprovechan esos vertidos causados por precios cercanos a cero, sino que además se aprovecharían vertidos derivados por otras restricciones técnicas o excedentes con precios negativos (cobras por almacenar la energía) producidos por esas tecnologías afectadas, como la nuclear y la hidroeléctrica en periodos de alto recurso hidráulico.

Por su parte, el segundo riesgo desaparece al incorporar almacenamiento energético en las instalaciones de generación y pasa a ser un elemento más de justificación de la implantación de los sistemas de almacenamiento: la flexibilidad y seguridad que se aporta al sistema eléctrico.

En definitiva, con este cambio, se habilitan las señales del mercado necesarias para que los sistemas de almacenamiento energético sean rentables económicamente. Sin embargo, a corto plazo, no será suficiente para acometer la inversión necesaria y serían bienvenidos mecanismo adicionales que reconozcan esos servicios adicionales del almacenamiento.

Yann Dumont. Presidente de ASEALEN

Imagen: ASEALEN

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

BOE: se autoriza 1 GW, con hibridación de eólica y fotovoltaica, y una planta de 347,5 MW de Iberdrola
16 julio 2024 El Boletín Oficial del Estado de la última semana recoge anuncios correspondientes a proyectos por 1 GW, entre ellos dos plantas de 93 MW y 63 MW de V...