SEAT invertirá 5.000 millones de euros para fabricar coches eléctricos en España a partir de 2025

Share

SEAT invertirá 5.000 millones de euros entre 2020 y 2025 en nuevos proyectos de I+D para el desarrollo de vehículos en el Centro Técnico de SEAT, en particular para electrificar la gama, y a equipos e instalaciones en las plantas de Martorell, Barcelona y Componentes. Con esta inversión, SEAT se está preparando para desarrollar nuevos modelos y asumir la producción de nuevos proyectos para asegurar el empleo e impulsar el futuro de la compañía, según ha informado en una rueda de prensa celebrada en la recientemente inaugurada CASA SEAT para presentar la estrategia de futuro de la compañía.

Carsten Isensee, presidente de SEAT, ha subrayado que “este plan de inversión es nuestra forma de afrontar el futuro con determinación y optimismo para ser una compañía más fuerte, innovadora y eficiente. Nuestra intención es que Martorell fabrique automóviles eléctricos a partir de 2025, cuando el mercado del vehículo eléctrico haya crecido”.

El presidente de SEAT ha señalado también que “Nuestro objetivo es impulsar la transformación del sector de la automoción en España. Para garantizar el futuro de la industria del automóvil en España, necesitamos la colaboración de la Administración central, autonómica y local. No podemos hacerlo solos. En este sentido, el plan presentado por el Gobierno español va en la línea correcta para seguir desarrollando el sector del automóvil”.

El vicepresidente Comercial y de Marketing y CEO de CUPRA, Wayne Griffiths ha señalado que “SEAT y CUPRA son imprescindibles para el desarrollo de la compañía. Cada marca tiene un rol definido, su propia personalidad y sus propios atributos, y se dirigen a perfiles de clientes diferentes. En este sentido, ambas marcas se complementan y no pueden sustituirse. SEAT es la puerta de entrada al Grupo Volkswagen al tener los clientes más jóvenes -de media, 10 años más jóvenes- y muchos de ellos son clientes que realizan su primera compra. CUPRA, por otra parte, apunta a un segmento de mercado que está entre el mercado masivo y el premium tradicional. Estamos seguros de que contamos con un amplio potencial de crecimiento entre clientes que buscan el carácter único de CUPRA”.

La capacidad inversora para ambas marcas radica en la estructura de SEAT, así como otros activos como sus más de 15.000 empleados y tres sedes de producción: SEAT Martorell, SEAT Barcelona y SEAT Componentes. La sede de la empresa, de igual manera que el potencial creativo y tecnológico de la misma, reunidos en el Centro Técnico y el Centro de Diseño, se encuentran también en Martorell bajo dicha estructura. Y, muy cerca, en Barcelona, se hallan CASA SEAT y SEAT:CODE, el centro de desarrollo de software de SEAT.

En el mismo evento de este miércoles, la compañía ha anunciado que SEAT:CODE tendrá una nueva oficina en el corazón de la Rambla de Barcelona, con un equipo de más de 150 desarrolladores de software dedicados a liderar la transformación digital de la compañía y crear aplicaciones y soluciones digitales para impulsar SEAT y CUPRA, además de definir soluciones digitales para el Grupo Volkswagen. SEAT ya ha incorporado 20 personas a SEAT:CODE y contratará a 100 profesionales más en los próximos meses.

Desde el punto de vista industrial, la planta de SEAT en Martorell ha recuperado casi por completo el ritmo de producción previo al coronavirus y, a día de hoy, ya fabrica alrededor de 1.900 vehículos, y las plantas de Barcelona y Componentes están cerca de regresar a los volúmenes previos al coronavirus. La planta de Martorell afronta ahora una segunda mitad del año que estará marcada por el inicio de la producción del nuevo Formentor, el primer modelo 100% CUPRA, y del nuevo León híbrido enchufable. Ambos vehículos se fabricarán en la línea 2 de la planta de Martorell, que este año ha estrenado la cuarta generación del León.